Apendicitis: síntomas, causas y tratamiento

- Por

Muchos hemos oído sobre la apendicitis pero pocos realmente saben de qué se trata y especialmente cuáles son los síntomas que debemos tener en consideración para saber si estamos en peligro y buscar ayuda médica lo más pronto posible. Recuerda que muchos síntomas podrían parecer apendicitis pero pueden deberse a alguna otra condición o enfermedad, lo mejor es que consultes a un médico para que te diagnostique correctamente.

¿Qué es?

La apendicitis es la inflamación del apéndice el cual se llena de pus. El apéndice mide aproximadamente 10 centímetros y se sitúa a la derecha, en la parte baja del abdomen. Cuando esto sucede provoca un fuerte dolor abdominal que requiere una intervención quirúrgica para remover el apéndice inflamado. Generalmente ocurre durante la adolescencia y durante los veintitantos años. Sin embargo, puede suceder en cualquier etapa de la vida. En los Estados Unidos se realizan 250 mil apendicectomías al año aproximadamente.

¿Cuáles son los síntomas?

Dolor abdominal fuerte es generalmente el primer síntoma que provoca la apendicitis. El dolor se sitúa cerca del ombligo, pero entre más pasa el tiempo se acerca más a la parte baja del abdomen. Durante las siguientes horas es mucho más intenso, si en algún momento toses, respiras profundo o estornudas también vas a notar que se hace más fuerte.

Otros síntomas también pueden ser: náuseas, vómito, falta de apetito, constipación, fiebre ligera, escalofríos e inflamación estomacal. Sin embargo, la posibilidad de tener uno de estos síntomas es solo del 50 por ciento. Algunos incluso han reportado haber sentido un leve dolor de estómago. Los niños y los infantes son el grupo que tiene menos posibilidades de sufrir dolor estomacal intenso.

Síntomas en mujeres embarazadas

En el caso de las embarazadas e incluso adultos mayores, el dolor podría ser menos específico e intenso, e incluso estar acompañado de náusea, vómito y fiebre. En el embarazo, el dolor podría sentirse en el cuadrante superior derecho, en vez del inferior.

Otros padecimientos con síntomas similares

Recuerda que si sientes dolor estomacal agudo no necesariamente se trata de apendicitis. Otras enfermedades que podrían confundirse son: lesiones estomacales, enfermedades inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa.

Enfermedades como gastroenteritis, embarazo ectópico, infección de las vías urinarias y piedras en el riñón, parásitos o materia que pueda estar causando una obstrucción en el apéndice y lesiones en el abdomen que causen dolor. Recuerda que es mejor consultar a tu médico si tienes dolor muy agudo o que ha sido constante.

Tratamiento

Tu doctor posiblemente tenga que realizar algunos análisis para establecer y darte un diagnóstico adecuado, estos pueden ser desde un análisis de orina o de sangre, hasta un ultrasonido. Sin embargo, si el profesional considera riesgoso esperar por los resultados del análisis y tiene suficientes pruebas para pensar que es apendicitis, podría canalizarte directamente a cirugía.

La cirugía puede ser abierta si el apéndice ya se rompió y hay infección en esa área, pacientes embarazadas también pueden recibir este tipo de cirugía. Si no, se puede realizar una laparoscopía en la que solo se realiza una pequeña incisión e inserta un tubo el cual tiene luz y una cámara. Se puede remover el apéndice mediante pequeños instrumentos que el cirujano coordina al mirar un monitor. El tiempo de recuperación es menor y prácticamente no hay pérdida de sangre.

Generalmente el paciente se encontrará mejor en un periodo de 2 semanas, pero tiene que esperar hasta 2 meses para realizar actividades pesadas o que requieran mucho esfuerzo.

Con información de Medical News Today.