¿Los antibióticos aumentan el riesgo de artritis reumatoide? | Nación Farma

¿Los antibióticos aumentan el riesgo de artritis reumatoide?

- Por

La artritis reumatoide es una enfermedad que inflama las articulaciones y sus tejidos circundantes.

Se trata de un padecimiento autoinmune, es decir, una reacción del cuerpo en el que el mismo organismo ataca los tejidos sanos.

La artritis se puede presentar a cualquier edad, aunque es común en las personas mayores. De acuerdo con Medical News Today, hay alrededor de 1.3 millones de personas con artritis reumatoide solo en Estados Unidos.

Según la AMEPAR, en México, el 14% de la población presenta algún tipo de enfermedad reumática.

Hasta ahora no se sabe la causa exacta; sin embargo, se sospecha que una combinación de factores genéticos y ambientales —por ejemplo: cambios hormonales, exposición a ciertos tipos de polvo o fibras; así como algunas infecciones virales o bacterianas— podrían ser el móvil de la afección.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Keele University publicó en la revista BMC Medicine que el uso de antibióticos y su impacto en la microbiota intestinal podrían provocar artritis reumatoide.

La inquietud por el tema comenzó tras revisar investigaciones donde los antibióticos, en especial durante la infancia, mostraron ser responsables del aumento en el riesgo de infecciones y dolencias inflamatorias del intestino.

Además, análisis recientes, han sugerido que los antibióticos pueden aumentar el riesgo de desórdenes autoinmunes como diabetes tipo 1, enfermedad hepática y artritis idiopática juvenil.

Artritis y antibióticos

Los autores del nuevo estudio señalaron que, en otras pruebas, se ha demostrado que los roedores libres de gérmenes no desarrollan artritis inflamatoria.

En los humanos sucede lo contrario: se han encontrado diferencias en la composición de la microbiota entre personas con y sin problemas de articulaciones.

Lo anterior sugiere que la microbiota juega un papel importante en el desarrollo de la artritis; por ello, el equipo decidió investigar la asociación entre las recetas de antibióticos y el inicio de la artritis.

Para lograrlo, se basaron en los datos del Clinical Practices Research Datalink. Hallaron 22 mil 677 casos de artritis reumatoide; los cuales se compararon con más de 90 mil controles sanos.

Los investigadores siguieron a los individuos durante 10 años antes de recibir el diagnóstico de artritis.

El análisis reveló que, en promedio, las probabilidades de desarrollar artritis fueron 60% más altas para las personas que habían recibido antibióticos.

En específico, quienes recibieron una receta para tratamiento con antibióticos tenían un 40% más de probabilidades de desarrollar artritis; los que tomaron más de dos tratamientos tenían 66% de probabilidades.

Aquellos que habían usado antibióticos recientemente, hace 1 o 2 años, tenían un 80% de probabilidades de presentar la afección.

En otras palabras, entre más tratamientos, mayores eran las probabilidades de desarrollar artritis.

Por otro lado, se dieron cuenta también de que el tipo de infección para el que habían tomado antibióticos influyó en la probabilidad de desarrollar artritis reumatoide.

Las más relacionadas fueron las enfermedades del tracto respiratorio; pero solo en los casos tratados con antibióticos.

Los expertos concluyeron que el desarrollo de artritis reumatoide puede deberse a alteraciones de la microbiota o infecciones subyacentes.

Este trabajo, señalaron los especialistas, ofrece otra visión para comprender la artritis reumatoide.

De igual manera, gracias a los nuevos conocimientos sobre el microbioma y el impacto de los antibióticos en los ecosistemas de bacterias, más se sabe de cómo se puede alterar la salud.

El desafío, concluyeron, es eliminar los mecanismos que vinculan a los microbios con diferentes condiciones —incluida de la artritis reumatoide—, para desarrollar nuevas y mejores terapias.

Con información de Medical News Today.