Semana Mundial de la Inmunización: la OMS alerta sobre el peligro de no vacunarse

- Por

La OMS enfatiza que la vacunación es un medida de salud pública muy efectiva, que sirve para prevenir enfermedades infecto contagiosas, evitar discapacidades y muertes debidas a patologías prevenibles, incluyendo difteria, Haemophilus influenzae, Virus del Papiloma Humano, hepatitis B, sarampión, paperas, tos ferina, neumonía y enfermedades neumocócicas, poliomielitis, diarrea por rotavirus, rubéola, fiebre amarilla, meningitis A y tétanos.

Semana Mundial de la Inmunización

La OMS y sus socios internacionales conmemoran la Semana Mundial de la Inmunización durante la última semana de abril de cada año. Su objetivo apunta al fomento del empleo de vacunas como un medio para proteger a las personas de todas las edades contra las enfermedades contagiosas prevenibles.

La  campaña del 2018 tiene por lema: “Protegidos colectivamente, las vacunas funcionan”, busca incentivar a nivel mundial una mayor acción en materia de inmunización, especialmente por parte de los países desarrollados, para que inviertan más esfuerzos en colaborar con los países más desfavorecidos para alcanzar un mejor nivel de inmunización en sus poblaciones, puesto que la cobertura mundial de vacunación ha sufrido un estancamiento en los últimos años.

Cobertura mundial y desafíos pendientes

Los datos indican que la cobertura de la vacunación a nivel mundial se ha estancado en un 86%, sin evidenciar cambios importantes durante el transcurso del año pasado.

Un dato en el que pone énfasis la OMS y que es clave en la estrategia para la erradicación de las enfermedades, es que uno de cada 10 niños nunca llega a recibir una vacuna, y probablemente, nunca haya tenido contacto con los sistemas sanitarios

Durante el 2016, un 86% de los bebés de todo el mundo (116,5 millones) recibieron 3 dosis de vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP3), lo que dejó una cifra aproximada del 90% de cobertura de la vacuna DTP3 en 130 países.

Se calcula que en este mismo año, unos 19,5 millones de niños en todo el mundo no recibieron la inmunización de rutina, como la vacuna DTP3. Alrededor del 60% de estos niños viven en 10 países que son: Angola, Brasil, la República Democrática del Congo, Etiopía, India, Indonesia, Iraq, Nigeria, Pakistán y Sudáfrica.

Estas pobres cifras han movilizado a la OMS con diversos países y socios para mejorar la cobertura mundial de vacunación, especialmente en aquellos más vulnerables.

Bosnia y Herzegovina: un llamativo estudio de caso

Las tasas de inmunización en la Federación de Bosnia y Herzegovina llegan en algunas áreas a ser tan bajas como del 40%, lo que incrementa el riesgo de grandes brotes de enfermedades potencialmente fatales.

Para ilustrar esta situación, en el 2016, solo el 78% de los niños de Bosnia y Herzegovina recibió la tercera dosis de vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP); el 79% recibió la tercera dosis de polio y el 83% la primera dosis de la vacuna contra el sarampión.

En la última década ha habido grandes brotes de sarampión, paperas y rubéola, en parte debido a la interrupción de los programas de inmunización durante la guerra ocurrida a principios de la década del noventa.

Las causas de este grave problema en aumento- si bien se desconocen con exactitud- son atribuidas a la creciente desinformación en las redes sociales, la falta de confianza en el sistema de salud- que lleva a dudar sobre si vacunarse o no- la escasez de personal sanitario y los problemas de suministro de insumos básicos.

En base al trabajo con un enfoque de investigación estructurada- el Programa de Adaptación de Inmunización (TIP) de la OMS, que se completó en el 2017- el país comenzó a trabajar para identificar las áreas donde se necesitaban más investigaciones, analizando las actitudes de los trabajadores de salud hacia la inmunización, a fin de desarrollar más capacitaciones y herramientas que les permitan manejar situaciones complicadas. También se encuentran estudiando las características particulares de los pacientes para desarrollar estrategias de inmunización que permitan mejorar la confianza de sus beneficiarios e incrementen el acceso a este servicio.

Este plan se enmarca en la labor que viene haciendo la OMS con 11 países del sudeste europeo, cuyo objetivo es acelerar el progreso en el logro de los objetivos estratégicos del Plan de Acción Europeo Sobre Vacunas 2015-2020 (EVAP).

El Plan de acción mundial sobre vacunas

La Asamblea Mundial de la Salud del 2012 aprobó el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas (GVAP), pensado para evitar millones de muertes a través de la inmunización, hasta el año 2020.

Aunque se han logrado grandes progresos, aún existen importantes retrasos en las metas establecidas, como es el caso de la erradicación de enfermedades como el sarampión, la rubéola, o el tétanos materno y neonatal, entre otras, por lo que aquellos países que tienen la capacidad para cumplir con las metas deberán duplicar el esfuerzo realizado e incrementar las inmunizaciones, según sus requerimientos específicos.

Para fortalecer esta medida y alcanzar las metas de GVAP, en mayo del 2017, los Ministros de Salud pertenecientes a 194 países aprobaron una nueva resolución que insta a los países a fortalecer los programas nacionales de inmunización y a mejorar los sistemas de monitoreo y vigilancia epidemiológica, a fin de contar con datos actualizados que favorezcan la toma de decisiones políticas y presupuestarias que optimicen el rendimiento y el impacto positivo sobre la salud de sus habitantes.

A fin de mejorar los planes de inmunización ya instaurados en los  correspondientes países, el GVAP hace un llamado para que se amplíen estos servicios de inmunización más allá de la etapa de la infancia.

Además, solicitan a la Secretaría de la OMS que siga con su apoyo a los países para alcanzar los objetivos de vacunación regionales y mundiales, así como una mayor concientización sobre la importancia y efectividad de las vacunas.

La Secretaría se comprometió a informar sobre sus avances respecto a los objetivos establecidos en torno a la GVAP a la Asamblea de la Salud en los años 2018, 2020 y 2022.