Texas en alerta ante un posible brote de paperas

La alerta sobre la posible aparición de un brote de paperas por parte de los funcionarios de salud de Texas se está haciendo masiva, ya que están advirtiendo a miles de personas que asistieron a una competencia nacional de porristas en dicho estado el mes pasado, que estén atentos a la aparición de signos y síntomas de esta enfermedad.

Una persona infectada con el virus asistió al multitudinario evento, realizado en el National Cheerleaders Association All-Star National Championship in Fort Worth, que contó con la presencia de público perteneciente a 39 estados, realizado entre el 23  y el 25 de febrero, ya que cualquiera que estuvo presente durante ese tiempo pudo haber estado expuesto, según un comunicado emitido por el Departamento de Salud de Texas

Si bien hasta el día martes recién pasado no  se había informado a ningún residente de Texas sobre la enfermedad, según el Dallas News, después de esta exposición potencial, no se han informado casos hasta la fecha, aunque los síntomas pueden tardar en aparecer por un largo período de tiempo.

 

Aspectos básicos sobre las paperas

Las paperas es una enfermedad viral tan contagiosa como la influenza y la rubéola, pero en menor grado que el sarampión o la varicela, al diseminarse a través del aire por las minúsculas gotitas de saliva que contienen al virus. Además puede ser objeto de contagio al menos 3-5 días antes que se haga evidente la característica inflamación facial.

 

Signos y síntomas

Algunas personas no llegan a experimentan síntoma alguno, aunque la gran mayoría de los afectados pueden tener manifestaciones poco específicas como fiebre ligera, fatiga, mialgia, padecer de cefalea y/o anorexia.

El tiempo desde la infección con el virus hasta la aparición de los síntomas es habitualmente de 14 a 18 días, aunque puede extenderse hasta 25 días.

En el período de estado el dato clínico fundamental es la inflamación de la glándula parótida uni o bilateral. Puede darse que ambos lados sean afectados de manera simultánea o bien, con varios días de diferencia. La inflamación bilateral ocurre en la mayoría de los pacientes- con un 75% de los casos- mientras que el 25% presenta evidencia este signo unilateralmente.

 

Cómo se propaga el virus

Las paperas se diseminan por la saliva o los gérmenes que se diseminan en el aire a través de la tos o el estornudo, así como a través de objetos compartidos que estén contaminados, como vasos, cigarrillos u otros utensilios variados.

Los entornos grupales, como un gimnasio, un aula o un dormitorio universitario son lugares comunes para que ocurran estos brotes.

Según informes de CDC :”En los últimos años, ha habido un aumento en el número de casos informados, de 229 casos en 2012 a 6,366 casos en 2016“. En enero, por lo menos 130 personas en 25 estados informaron haber padecido de paperas.

 

Diagnóstico y posibles complicaciones

Las paperas se diagnostica basándose en los síntomas clínicos y luego se confirma tras el hallazgo del virus con la realización de un análisis de sangre o a partir de una muestra obtenida por un hisopo oral. En caso de sospecharse de meningitis o encefalitis, se recurre a una punción lumbar para el análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR).

La complicación más común es la orquitis, que puede provocar esterilidad. Otras complicaciones que se observaron con mayor frecuencia antes de la aparición de la vacuna triple o SPR, incluían pancreatitis, sordera e incluso la muerte.

 

Prevención y tratamiento

La mayoría de los niños reciben la vacuna SPR contra el sarampión, las paperas y la rubéola, entre 12 y 15 meses de edad y una dosis de refuerzo unos años más tarde, en algún momento entre los 4 y 6 años, según el  Texas Department of State Health Services (DSHS) de Texas.

El CDC dice que la vacuna SPR aplicada previa a la exposición al virus es “muy segura” y tiene un 88% de efectividad tras la aplicación de las dos dosis, además de prevenir las complicaciones secundarias a un cuadro de parotiditis.

Según datos extraídos de la web del CDC de E.E.U.U.: “Antes de que el programa estadounidense de vacunación contra las paperas comenzara en 1967, las paperas eran una enfermedad universal de la infancia“,”Desde la era anterior a la vacunación, ha habido una disminución de más del 99% en los casos de paperas en los Estados Unidos“.

Si bien no existe un tratamiento específico para las paperas, al ser una enfermedad autolimitada, la mayoría de las personas infectadas con el virus, que no presentaron complicaciones, generalmente se recuperan en dos semanas.

Los pacientes pueden usar acetaminofeno (Paracetamol) para controlar la fiebre y disminuir el dolor, así como una compresa tibia local para aliviar la hinchazón facial.

 

Discusión