Sarampión, una enfermedad vírica contagiosa con nuevos brotes en Estados Unidos | Nación Farma

Sarampión, una enfermedad vírica contagiosa con nuevos brotes en Estados Unidos

- Por

El sarampión es una enfermedad infecciosa causada por un virus. Se contagia de forma sencilla de persona a persona a través de estornudos o tos. El virus puede vivir en el aire hasta por dos horas. Si una persona no inmune lo respira o tiene contacto con una superficie infectada es muy probable que desarrolle el padecimiento.

De acuerdo con los especialistas, el sarampión es una de las enfermedades más contagiosas hasta ahora conocidas. Cada que alguien lo adquiere, el 90% de sus contactos cercanos se vuelven susceptibles de desarrollarla.

El sarampión se manifiesta como una combinación de fiebre alta (hasta 40 grados centígrados), tos, conjuntivitis u ojos rosas, y rinitis.

Al inicio, parece similar a otras enfermedades, pero el desarrollo es completamente diferente. Además, el sarampión presenta erupciones cutáneas que comienzan en el cuero cabelludo y después bajan de la cabeza a los pies.

Los individuos con sarampión tienen una apariencia realmente enferma. Aunque se recuperan entre 2 y 3 semanas, el virus puede causar complicaciones graves como: ceguera; encefalitis; diarrea intensa; infecciones de oído; neumonía, e incluso la muerte.

Durante las últimas semana, se han identificado nuevos brotes en diversas comunidades de Estados Unidos. Tal ha sido el impacto que Washington declaró estado de emergencia la semana pasada; además, durante 2018, Nueva York reportó su segundo brote más largo en las últimas dos décadas.

En ese país, se sabe que son los no vacunados quienes suelen contraer sarampión cuando viajan a otros países. El problema aumenta cuando, a su regreso, contagian a otros.

La mejor solución ante esta enfermedad es la vacunación; sin embargo, la reciente ola de anti vacunas está poniendo en riesgo la vida de los más pequeños y de los adultos.

Según datos de las agencias de salud, en 2017, los casos de sarampión comenzaron a aumentar. A pesar de los altos porcentajes de vacunados, no se acerca al 95% de personas vacunadas como para detener un virus infeccioso.

Ante esto, es necesario saber que la vacuna en realidad brinda protección contra el sarampión hasta la edad adulta.

La vacuna es altamente efectiva. Se recomienda vacunar a los niños entre los 12 y 15 meses de edad; y nuevamente de los 4 a los 6 años.

Esas dos dosis de vacunas, protegen el 97% de las probabilidades de contraer sarampión. Los especialistas recomiendan a las mujeres en planes de quedar embarazadas hablar sobre los planes de vacunación.

Es importante tener en cuenta que las personas vacunadas contra el sarampión que lleguen a contraer la enfermedad presentan síntomas más leves y con un curso mucho más tranquilo y fácil de sanar. Además, se consideran inmunes a contraer la enfermedad por segunda vez.

Por ahora, respecto a los brotes de sarampión recientes, las autoridades invitan a hacer conciencia de este virus y otros; y atenderse a tiempo para evitar complicaciones en la salud y futuras epidemias.

Con información de CNN