OMS: el sarampión se ha vuelto una emergencia global | Nación Farma
OMS

OMS: el sarampión se ha vuelto una emergencia global

- Por

El sarampión es una infección virósica altamente contagiosa, que ataca a la población infantil, pudiendo ser muy grave e incluso llegar a ser mortal para los más pequeños. Además, dentro de sus complicaciones, puede ocasionar ceguera, sordera o daño cerebral.  Si bien las tasas de mortalidad se han reducido dramáticamente en todo el mundo a medida que se amplió el alcance de la vacuna contra el sarampión a un mayor número de niños, la enfermedad aún mata a más de 100,000 personas cada año, siendo en su mayoría menores de 5 años de edad.

La enfermedad se puede prevenir casi por completo mediante dos dosis de una vacuna que se considera segura y eficaz. La inmunidad se logra a través de una vacunación inicial- que generalmente se administra al año de edad- seguido después de varios meses por una inyección de refuerzo. Sin embargo, durante varios años, la cobertura mundial con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión se ha estancado en un 85%- siendo necesario ampliar la cobertura al 95% para prevenir brotes- pues deja a muchas personas en situación de riesgo. Por su parte, la cobertura de la segunda dosis, si bien ha ido aumentando con el tiempo, se sitúa apenas en el 67%.

Advertencia de la OMS: sarampión en el mundo

Los casos de sarampión a nivel mundial se cuadruplicaron durante los tres primeros meses de este año, comparativamente con el mismo periodo del año pasado, advirtió la OMS, mientras que en África este aumento fue del 700%.

El sarampión actualmente se está propagando en muchas partes del mundo, alcanzando incluso países como los Estados Unidos, Filipinas y Tailandia.

Esta enfermedad se puede prevenir con dos dosis de una vacuna efectiva, para erradicar los reservorios de personas no vacunadas, que actúan como focos contagiosos. Al no existir un tratamiento antiviral específico para tratar el sarampión, la vacunación es la única forma de prevenirlo y controlarlo, puesto que se ha observado que mayoría de los casos se han presentado en personas no vacunadas.

La OMS indicó que a pesar de que esta región tuvo la cobertura más alta para la segunda dosis de vacunación antisarampionosa en el 2017, que alcanzó un 90%, algunos países han sufrido inconvenientes en cuanto a la disminución o el estancamiento de la cobertura vacunatoria, resultando en que los casos de sarampión se cuadruplicaron en el primer trimestre de 2019.

Este es un aumento de 60 casos desde la semana anterior. Esta es la mayor cantidad de casos notificados en los E.E.U.U. desde que se había eliminado el sarampión en el 2000.
La OMS pidió a las autoridades sanitarias nacionales de la región que centren sus esfuerzos en garantizar que todos los grupos de la población tengan acceso a las vacunas y refuerzos, punto clave para eliminar los reservorios y prevenir los brotes. Los brotes de sarampión han aumentado en todo el mundo, atribuyéndose en parte al movimiento antivacunación.

Brotes en Estados Unidos

Como resultado de las altas tasas de vacunación en la población general no se había extendido el sarampión en los Estados Unidos durante más de una década. Entre el 2000-2010 la casuística de sarampión promediaba los 60 casos anuales, pero esta cantidad se vio incrementada a 205 casos por año en estos últimos períodos. La mayoría de estos contagios tuvieron su origen fuera del país, entre aquellas personas no vacunadas o que no recordaban con seguridad si se habían inoculado.

En los Estados Unidos, donde los brotes más grandes han afectado a las comunidades judías ortodoxas que viven en Nueva York, más de 700 casos de sarampión se han registrado en lo que va del año, más que en cualquier año completo desde 1994.

Entre el 1 de enero y el 3 de mayo de este año se han confirmado 764 casos de sarampión en 23 estados, siendo los con más casos notificados a los CDC: Arizona, California, Colorado, Connecticut, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Michigan, Misuri, Nevada, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Pennsylvania, Texas, Tennessee y Washington.

Europa debe vacunarse

En el transcurso de los primeros dos meses del 2019 unas 34,300 personas contrajeron sarampión en 42 países de la región europea, con la gran mayoría de los casos concentrados en Ucrania, que reportó a más de 25,000 personas infectadas. De los 34,300 casos reportados, hubo un total de 13 muertos, tanto en Ucrania como en Rumania y Albania -según informes de la Organización Mundial de la Salud- que ha instado a las autoridades a asegurar que los grupos vulnerables se vacunen, donde existe el riesgo de que los brotes se multipliquen, advirtió la OMS.

El plan estratégico de la OMS para la Región de Europa

Antes de la introducción de la vacuna contra el sarampión en la década del sesenta, gran parte de la población contraía el sarampión durante la niñez. Se estima que ocasionaba unos 130 millones de casos y más de 2,5 millones de defunciones anuales en el mundo.

El inicio de las campañas de vacunación- que se pusieron en marcha inicialmente en los países desarrollados- cambió de manera dramática, donde la reducción de la morbimortalidad fue tan espectacular que 3 años después de la vacunación sistemática se planteó la posibilidad de su erradicación mundial a través de la inmunización universal.

Un reporte realizado por el Fondo de los niños de las Naciones Unidas (Unicef) del mes pasado, informó que más de 20 millones de niños al año no recibieron las vacunas contra el sarampión a nivel mundial en los últimos ocho años, que sirvió de base para la aparición de brotes peligrosos.

Algunas medidas en Europa

Alemania se había comprometido a erradicar el sarampión para el 2015, pero los estudios realizados el Instituto Robert Koch, mostraron que solo el 93% de los alumnos de primer grado tenían suficiente inmunidad contra la enfermedad en 2017.

En este año se han registrado unos 300 casos de sarampión, después de haber tenido más de 500 casos en el 2018. Los brotes recientes de sarampión se han dado en varios estados, entre ellos Baviera, Baden-Wurtemberg y Renania del Norte-Westfalia, mayoritariamente concentrados en las escuelas. 

Como parte de los esfuerzos para combatir esta enfermedad en aumento, el ministro de salud de Alemania -Jens Spahn- presentó un proyecto de ley que  busca multar hasta con 2,500 euros (unos US 2,800) a aquellos padres que se niegan a vacunar contra el sarampión a sus hijos en edad escolar.

Según la propuesta, en el caso de los niños pequeños de Alemania que no han sido vacunados se les negará el ingreso al preescolar, pero como la ley alemana exige que la asistencia a la escuela se inicie a los 6 años, en el caso de los padres cuyos hijos no hayan recibido las vacunas del programa oficial de vacunación se enfrentan a esta multa y se extenderá la exigencia de vacunación a los adultos que trabajen en escuelas, hospitales y otras instituciones públicas.