Adolescentes: la falta de actividad física es más frecuente en las mujeres | Nación Farma
OMS

Adolescentes: la falta de actividad física es más frecuente en las mujeres

- Por

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que el 80% de los adolescentes a nivel mundial desconocen las recomendaciones sobre la actividad física diaria que deberían realizar.

Además, hay una notoria diferencia entre la actividad física de niñas y niños.

El estudio cuenta con información de 1.6 millones de adolescentes de entre 11 y 17 años; pertenecientes a 146 países.

Los datos fueron recabados entre 2001 y 2016. En ellos se observó que las niñas eran menos activas que los niños, en especial en lugares como Samia, Afganistán y Zambia.

La diferencias entre mujeres y hombres adolescentes fue de 10% en uno de cada tres países, y en los que destacan Estados Unidos e Irlanda.

Falta de compromiso por desconocimiento

Los beneficios de la salud física se han evidenciado en múltiples investigaciones. Entre los más destacados se encuentran:

  • Mejor función cardiorrespiratoria y muscular.
  • Huesos sanos y mayor desempeño cardiometabólico.
  • Reduce el sobrepeso y la obesidad.

Asimismo, existe evidencia acerca del impacto positivo en el desarrollo cognitivo y la socialización; que continúan hasta la etapa adulta.

La actividad recomendada para adolescentes puede ir de moderada a vigorosa con ejercicios como caminata, ciclismo, deportes recreativos y acondicionamiento físico.

A pesar de que esa información existe, los adolescentes la desconocen y, por lo tanto, no la llevan a cabo.

El problema es que, al no realizar ejercicio, los efectos negativos en la salud aparecen y se mantienen incluso en la etapa adulta.

Es por ello que la OMS sugiere dos acciones fundamentales para incrementar la actividad física en adolescentes:

  • Creación de políticas públicas y programas.
  • Ofrecer oportunidades, a nivel multisectorial, para que los y las adolescentes se involucren en temas de educación y planeación urbana, por ejemplo.

La promoción que se haga sobre la importancia de la actividad física entre la población en general, con especial énfasis en los adolescentes, requiere de varios niveles de la sociedad; así como de líderes locales, regionales y nacionales, señalaron en el comunicado.

El reporte resalta el derecho de los y las niñas a jugar que debería ser promovido como una oportunidad para darse cuenta de la importancia de la actividad física y de una buena salud.

Niñas sin actividad física

Este estudio estima, por primera vez, cómo las tendencias han cambiado de 2001 a 2016.

A nivel mundial, la prevalencia en la falta de actividad física bajó en los niños; sin embargo, en las niñas se mantuvo intacta.

Los países con más actividad física en niños fueron: Bangladesh, Singapur, Tailandia, Bénin, Irlanda, y Estados Unidos. Solo en Singapur y Afganistán se registró un decremento del 2% en la inactividad física de niñas.

Los especialistas anotan que, si esta tendencia continúa, se llegará a una insuficiente actividad física en el 70% de los adolescentes para 2030. Como resultado, no alcanzarían la reducción del 15% como se acordó en la World Health Assembly en 2018.

El tema no es nuevo, ya en 2016, habían registrado que Filipinas fue el país con la menor actividad física entre los niños (93%), mientras que Corea del Sur mostró los niveles más altos entre las niñas con un 97%.

Por su parte, Bangladesh mostró mayor actividad física en ambos géneros, al igual que India y Estados Unidos. Los investigadores notaron que eso se deba probablemente a la atención puesta en los deportes nacionales.

Ahora bien, en países como India, si bien los adolescentes hombres tienen mayor actividad física, las mujeres no, lo que puede explicarse por factores sociales.

Un tema pendiente

La diferencia entre la actividad física entre niñas y niños es preocupantes; razón por la que la OMS invita a trabajar en la generación de más oportunidades para satisfacer las necesidades e intereses de las niñas; con el objetivo de atraer y mantener su atención en el ejercicio físico y mantenerlo hasta la adultez.

De igual manera, hace hincapié en que, desde el gobierno, deben identificarse y tratarse las causas, inquietudes (sociales,económicas, culturales y tecnológicas) que mantienen las diferencias entre niños y niñas.

Una vez identificado lo anterior, y con el trabajo conjunto de padres de familia, escuelas, proveedores de deportes y recreación, urbanistas y líderes; se podrán desarrollar y actualizar las políticas y recursos necesarios para hacer frente a un problema como la inactividad física.

La investigación utilizada para el reporte de la OMS se publicó en la revista The Lancet Child & Adolescent Health.

Con información del comunicado “New WHO-led study says majority of adolescents worldwide are not sufficiently physically active, putting their current and future health at risk”.