Kratom, la medicina herbal que la FDA ha declarado opiáceo

- Por

El remedio herbal conocido como Kratom fue clasificado esta semana por las autoridades estadounidenses como un opioide, es decir, una sustancia que tiene que tiene características similares a las de la morfina, sin provenir del opio.

El martes pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos, (FDA, por sus siglas en inglés), informó que hay nueva evidencia científica que muestra como esta planta y sus derivados actúan en el cerebro igual que los opioides.

En un comunicado, el comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, sostiene que han documentado 44 casos en los que el kratom ha causado, al menos parcialmente, la muerte de varias personas, principalmente jóvenes saludables.

Esta planta y sus derivados se utilizan como un remedio herbal y casero para tratar el síndrome de abstinencia causado cuando se intenta dejar el consumo de opioides, incluso, también se utiliza con fines recreativos.

Sin embargo, las autoridades advirtieron que el consumo de esta planta y sus derivados se está tomando a la ligera y sin que haya evidencia de que se trate de un consumo seguro sólo por tratarse de una planta.

“El kratom no se debería ser usado para tratar condiciones médicas ni como sustituto de los opioides. No hay evidencia que índice que el kratom es seguro o efectivo para usos médicos”, señaló Gottlieb en el comunicado.

El kratom es una planta originaria de Asia, que se encuentra principalmente en  Tailandia, Bali y Malasia, se trata de un árbol que puede llegar hasta los 15 metros de alto.

Su uso se ha vuelto popular principalmente por la promoción que se le ha dado en redes sociales por parte de personas que la cultivan para su autoconsumo.

En México, el kratom se comercializa en internet con un precio de entre 130 y 170 pesos por 20 gramos de hojas molidas. Pero también se puede comprar una planta completa por alrededor de 1,700 pesos, principalmente en tiendas que venden productos relacionados con la marihuana.

A partir de la aprobación de la marihuana para uso medicinal y científico, en México se ha abierto un debate respecto al uso de remedios tradicionales y herbolaria por parte de autoridades y consumidores.

El caso más reciente ocurrió a finales del año pasado, cuando la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) propuso a la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que analizara la inclusión del autocultivo de marihuana para que pudiera ser utilizada como tratamiento casero.

Para argumentar su sugerencia, la Cofemer mostró evidencia médica de cómo el uso de remedios basados en la herbolaria podrían traer beneficios y una alternativa para quien busca estas opciones.

Sin embargo, el planteamiento fue desechado por la Cofepris y quedó fuera de la reglamentación del uso medicinal y científico de la marihuna, bajo el argumento de que el autocultivo no está previsto en la ley.

En Estados Unidos, la FDA afirma que uno de los principales riesgos del kratom y de los remedios herbolarios es que no se han llevado a cabo estudios clínicos para asegurar que su consumo es seguro, mientras que hay evidencia documental de casos en los que el kratom ha causado la muerte de personas.