¿Las investigaciones sobre el colesterol y el huevo son engañosas?

- Por

Durante varios años, la información sobre el impacto del colesterol en la salud ha sido diversa. Algunos datos se han centrado en los huevos, alimento rico en colesterol que podría conducir a niveles elevados de este componente si se come con poca moderación. Sin embargo, algunos expertos han demostrado su preocupación de que la investigación financiada por empresas esté sesgando los resultados.

El colesterol es una sustancia cerosa esencial para la buena salud, ya que es un componente estructural de las paredes celulares.

El hígado produce todo el colesterol que necesitamos. Sin embargo, también está presenta en los productos animales que consumimos.

Existen dos tipos de colesterol, el de lipoproteínas de alta densidad (HDL), considerado el “bueno”, y el de lipoproteínas de baja densidad (LDL), el “malo”.

La diferencia entre esos tipos de colesterol radica en el curso que siguen dentro del organismo. Es decir, mientras el HDL puede ser eliminado por el hígado, el LDL aumenta el riesgo de aterosclerosis o de acumulación de placas grasas en las paredes de los vasos sanguíneos.

Las consecuencias de la aterosclerosis es que incrementa el riesgo de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y enfermedad arterial periférica.

La influencia de la industria

Según una nueva revisión publicada en el American Journal of Lifestyle Medicine, en los últimos años, la industria del huevo ha trabajado a través de programas administrados por el gobierno federal de Estados Unidos. Dicho financiamiento puede influir en las decisiones políticas nutricionales, por lo cual es un asunto que necesita atención.

Para comprender si la proporción de estudios financiados por la industria está creciendo, los autores analizaron 211 artículos. Gracias a eso, observaron un aumento significativo en las investigaciones financiadas. Por ejemplo, en las décadas de 1950 y 1960, no hubo financiamiento. Sin embargo, de 2010 a 2019, el 60 % de los estudios contó con el respaldo de la industria.

¿Sesgos de información?

De acuerdo con los especialistas, el colesterol LDL debe ser inferior a 100 miligramos por decilitro (mg/dl) para que un adulto se considere sano. Así, un incremento de 115 mg/dl es un aumento del 15 %.

A pesar de lo anterior, existen estudios financiados por la industria, en los cuales esos cambios en los niveles no se muestran dentro de la estadística ni se consideran como una afectación negativa.

Para los autores del nuevo análisis, habría sido apropiado que se informaran aquellos incrementos que pudieron deberse al azar, en lugar de asegurar que no ocurrieron. En otras palabras, se debe anunciar tanto una diferencia estadística como la ausencia de una diferencia.

Para los expertos, lo más importante es dar el consejo correcto al público en general, en lugar de sesgar los resultados para “mejorar” la imagen de un alimento como los huevos.

Con información del artículo “Eggs and cholesterol: Is industry funded research misleading?”, de Tim Newman, publicado en Medical News Today.