Evidencian qué hemisferios cerebrales se activan en los procesos creativos | Nación Farma

Evidencian qué hemisferios cerebrales se activan en los procesos creativos

- Por

Científicos de la universidad de Drexler evidencian esta teoría al estudiar a guitarristas de jazz durante la improvisación. Observaron que el hemisferio derecho es más activo en músicos inexpertos, mientras que el izquierdo lo es en aquellos con mayor experiencia.

Según una creencia popular, la creatividad es un producto del hemisferio derecho del cerebro. Esto afirma que las personas innovadoras son pensadores del «cerebro derecho», mientras que las que emplean el «cerebro izquierdo» son analíticas y lógicas. 

Sin embargo, los neurocientíficos han argumentado que no hay evidencia suficiente para apoyar esta idea, dado que una habilidad tan compleja como lo es la creatividad humana debe emplear varias áreas de ambos hemisferios cerebrales

Creatividad musical

Un estudio realizado por el Laboratorio de Investigación de Creatividad de la universidad de Drexel, publicado recientemente en la revista NeuroImage, aporta información sobre la actividad cerebral durante los procesos creativos.

El estudio fue dirigido por David Rosen, junto a John Kounios, profesor de psicología en la Facultad de Artes y Ciencias de Drexel.

El equipo grabó electroencefalogramas de alta densidad (EEG) de 32 guitarristas de jazz, con distinto grado de experiencia en cuanto a actuación e improvisación musical. Para ello, cada músico improvisó seis canciones de jazz, con acompañamiento de batería programada, bajo y piano. 

Estas 192 improvisaciones de jazz resultantes fueron grabadas y, posteriormente, se reprodujeron para que cuatro expertos en jazz pudieran calificar individualmente a cada uno de los músicos. Debían considerar su creatividad y otras cualidades musicales.

Los investigadores compararon los EEG grabados durante actuaciones altamente calificadas con aquellas que fueron consideradas como menos creativas. 

Para aquellas improvisaciones de alta calidad, en comparación con las actuaciones menos creativas, hubo una mayor actividad en las áreas posteriores del hemisferio cerebral izquierdo. Por el contrario, para actuaciones con calificaciones más bajas, fue más activo el hemisferio derecho, mayoritariamente en su región frontal.

Los científicos analizaron los resultados en relación con la experiencia musical, considerando que algunos de estos músicos habían dado muchas presentaciones públicas durante décadas. Por el contrario, otros participantes habían realizado un número muy pequeño de actuaciones en público.

¿Con cuál hemisferio improvisamos?

Los resultados obtenidos evidencian qué hemisferios cerebrales se activan en los procesos creativos. La creatividad es realizada principalmente por el hemisferio derecho, en aquellos músicos con escasa experiencia en la improvisación. Por otro lado, los músicos que llevan tocando más tiempo dependen principalmente de su hemisferio izquierdo. 

En resumen: la creatividad frente a una situación desconocida sería una «capacidad del cerebro derecho», pero aquella basada en rutinas bien aprendidas, derivada de la experiencia por realizar alguna tarea, se procesaría en el hemisferio izquierdo.

Por su parte, las intervenciones de los músicos principiantes tienden a estar bajo control consciente y deliberado. Esto implicaría que están más receptivos para hacer ajustes o correcciones en base a indicaciones o a sugerencias dadas por un profesor. 

Pero cuando los investigadores analizaron los EEG para obtener datos estadísticos en base al nivel de experiencia de los músicos surgió un patrón muy diferente. En este caso, observaron que todas las diferencias de actividad cerebral entre actuaciones, aun con distinto grado de creatividad, tuvieron su foco principal en la región frontal del hemisferio derecho.

Importancia del estudio

Este nuevo estudio sirve para revelar las áreas cerebrales que participan en la improvisación musical creativa, lo que diferencia a aquellos artistas altamente experimentados de sus contrapartes con menor experiencia.

Al conocer cómo cambia la actividad cerebral con la experiencia, esta investigación puede ayudar a desarrollar nuevos métodos para mejorar la capacidad creativa de las personas.

Por otra parte, las grabaciones de la actividad cerebral podrían revelar el momento en el que un artista está en condiciones de liberar cierto grado de control consciente y de confiar en rutinas bien aprendidas. 

Por otro lado, liberar el control consciente de manera prematura puede hacer que el artista perpetúe malos hábitos o técnicas defectuosas.

Como concluye Kounios: «Si la creatividad se define en términos de la calidad de un producto, como una canción, invención, poema o pintura, entonces el hemisferio izquierdo juega un papel clave. Sin embargo, si se entiende la creatividad como la capacidad de una persona para lidiar con situaciones nuevas y desconocidas, como es el caso de los improvisadores novatos, entonces el hemisferio derecho juega el papel principal».