El estrés como un factor de riesgo para trastornos hipertensivos en el embarazo | Nación Farma

El estrés como un factor de riesgo para trastornos hipertensivos en el embarazo

- Por

Científicos de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) del área Académica de Medicina y Epidemiología Molecular realizó un estudio en mujeres del estado mexicano para conocer los efectos del estrés o angustia materna en el desarrollo de trastornos hipertensivos durante el embarazo.

El estrés es un estado alterado en el organismo ocasionado por tensiones físicas o emocionales que puede llegar a convertirse en una patología. En mujeres embarazadas es detectable a través de la identificación de síntomas como falta de apetito, pensamientos de suicidio, falta de atención y concentración, entre muchos otros.

Siendo un tema de salud importante en todas las etapas de la vida, durante el embarazo el estrés tiene grandes efectos directos y en la generación de otros problemas de salud. Tan solo en 2015 diariamente murieron alrededor de 800 mujeres por complicaciones en el embarazo y parto causadas por ejemplo por trastornos hipertensivos.

De acuerdo a los científicos de la UAZ el estrés juega un papel muy importante en el desarrollo de  trastornos hipertensivos por lo que se dieron a la tarea de realizar una investigación que aclarara las consecuencias de no tratar o identificar el estrés como un elemento importante de considerar.

Fuente: Conacyt Prensa

Para esto se contó con la participación de 321 mujeres que se encontraban en la semana 20 de su gestación. Este estudio fue realizado a través de cuestionarios que buscaban conocer los factores de riesgo demográficos y clínicos, síntomas somáticos, disfunción social, ansiedad e insomnio. Dichos elementos permitieron a los investigadores otorgar un diagnóstico a las pacientes sobre su estado de estrés.

Las mujeres participantes fueron pacientes del Centro de Salud José Castro Villagrana y afiliadas al sistema de salud nacional Seguro Popular para el seguimiento de control prenatal entre noviembre de 2011 y enero de 2014. Ninguna de las pacientes consideradas para el estudio presentó otro tipo de enfermedades.

Algunas de las características identificadas en las pacientes sujetas al estudio fue que el 19.3% de ellas eran solteras y jefas de familia y para el 45% se trataba de su primer embarazo.

Los resultados arrojaron información que indica que el estrés en las mujeres incrementa en hasta un 26.4% su probabilidad para desarrollar un trastorno hipertensivo durante la etapa de maternidad.  Dentro del total de embarazos sanos solo un 6.6% se presentó bajo condiciones estresantes mientras que en el grupo de mujeres con complicaciones el 50% de ellas desarrolló su embarazo con factores de estrés.

Con estos datos los investigadores buscan promover la importancia de considerar los factores psicológicos, en este caso el estrés, durante el seguimiento y atención prenatal de las mujeres embarazadas. Es el primer estudio de su tipo cuyos resultados podrán ser tomados como evidencia en México  para lograr que la comunidad médica y procedimientos de hospitales y centros de salud consideren la asociación de la salud mental y física en el desarrollo del embarazo.

En anteriores ocasiones la UAZ se ha interesado por estudiar el embarazo a través del análisis de biomarcadores de la preeclampsia pero en esta ocasión decidieron considerar los factores psicológicos y sociales del proceso.

Entender e identificar los factores psicológicos que se presentan durante el embarazo permitirían predecir posibles trastornos hipertensivos y en consecuencia prevenir complicaciones maternas e incluso muertes.

Esto fue realizado por científicos de las Unidades Académicas de Medicina Humana y Ciencias de la Salud (Uamhycs), Ciencias Químicas (UACQ) y Enfermería (UAE) de la UAZ junto con el Departamento de Genética de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) financiado por el Fondo Sectorial d Investigación en Salud y Seguridad Social 2010 y 2012 que otorga el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Dicha investigación fue publicada en el Journal of Obstetrics and Gynaecology  bajo el título de Maternal distress and the development of hypertensive disorders of pregnancy y se encuentra disponible para su consulta.