¿El sueño perdido se recupera con facilidad?

- Por

Actualmente, la rutina semanal de muchas personas implica dormir poco durante ciertos días a lo largo de la semana. Dormir bien es beneficioso y necesario, pero muchas personas optan por priorizar otras actividades. Si bien, algunos logran adaptarse hasta cierto grado al ritmo. La verdad es que algunos aspectos del cuerpo, como el ciclo circadiano (ciclo mejor conocido como reloj biológico), no llegan a adaptarse por completo al estilo de vida ajetreado. Lo que a la larga es perjudicial para la salud.

En algunos casos, para tratar de recuperar el sueño “perdido”, algunos duermen de más el fin de semana. A causa de la conducta tan común en muchas personas, era necesario hacer algún estudio. Recientemente, investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder estudiaron el impacto de la conducta.

Importancia de dormir bien

Dormir va más allá de sentirse descansado. Ya que el descanso permite que varias funciones del cuerpo se desempeñen adecuadamente, por ejemplo en el sistema inmune y funciones cognitivas. En lo que respecta a corto plazo, un buen descanso permite estar alerta, mejorar el aprendizaje y tener mejor capacidad física.

Además de lo ya mencionado, el descanso deficiente tiene un impacto grave en la salud. Ya que a la larga es un factor de riesgo para desarrollar problemas cardiovasculares o enfermedades crónicas como diabetes.

Aunque las horas de sueño necesarias varían según la edad. Para un adulto sano, lo recomendable son de siete a ocho horas de sueño.

¿Se puede “recuperar” el sueño descansando más el fin de semana?

Para responder la pregunta, el investigador Kenneth Wright y sus colegas diseñaron un estudio. Para ello, tomaron tres grupos de voluntarios. El primer grupo era el control, es decir, todos los días podían dormir hasta nueve horas. El segundo grupo consistía en individuos que podían dormir un máximo de cinco horas, sin posibilidad de descanso extra durante fines de semana. Por último, el tercer grupo podía dormir cinco horas como máximo de lunes a viernes, pero con la posibilidad de descansar más en fines de semana.

Al final del estudio, los investigadores encontraron desvalances en el metabolismo de los participantes del segundo y tercer grupo. El tercer grupo había incrementado su resistencia a la insulina un 13% (La alta resistencia a la insulina es un indicador usual de diabetes). Si bien el deterioro de la salud en el tercer grupo no era sorpresa, los resultados del segundo grupo llamaron a atención de los académicos. La resistencia a la insulina había aumentado entre un 9% y 27% en los voluntarios del segundo grupo. Lo que indica un desvalance como en el tercer grupo.

Cuidar las horas de sueño es la mejor opción

Los resultados mostraron desvalances en el metabolismo de los grupos que no se les permitía dormir bien. Sin embargo, la explicación va más allá del descanso. Los grupos dos y tres no lograron seguir el ciclo circadiano. Y en el caso del segundo grupo alterar las horas de sueño perturbó aún más el ciclo.

A final de cuentas, el estudio concluye que a la larga, la estrategia de suplir las horas de sueño en fines de descanso no es tan buena estrategia. Ya que llevar un horario ordenado para dormir y respetar las ocho horas son realmente la mejor opción.

Artículo original publicado en la revista Current Biology. Con información de Medical News Today, National Heart, Lung and Blood Institute (NHLBI) y del National Health Service (NHS).