Diabetes tipo 2: nueva terapia sin insulina

- Por
pandalabs

Un grupo de científicos probó exitosamente en un pequeño número de voluntarios una nueva y prometedora terapia para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Esta técnica, llamada rejuvenecimiento de la mucosa duodenal (DMR), podría llevar a que varios pacientes dejen de administrarse insulina.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

Según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) es una enfermedad crónica que afecta a la manera en la cual el cuerpo metaboliza la glucosa en sangre.

Normalmente, las concentraciones de glucemia aumentan, dentro de ciertos valores, principalmente gracias al aporte de los alimentos que se ingieren. La insulina permite el ingreso de la glucosa a las células para poder utilizarla como energía. 

Pero en el caso de las personas con diabetes tipo 2, el páncreas no produce suficiente cantidad de insulina o sus células no responden adecuadamente a esta hormona (resistencia a la insulina).

Si bien se desconoce la causa por la cual esto sucede, parece que existen factores genéticos y ambientales involucrados que contribuyen a su aparición, como el sobrepeso, la inactividad, haber padecido diabetes gestacional y la edad, entre otros.

La DM2 solía ser conocida como diabetes del adulto, pero, hoy en día, cada vez más niños están siendo diagnosticados con esta patología, probablemente debido al incremento de la obesidad infantil.

Según información del Instituto Nacional de Salud Pública de México, el 14 % de los adultos son diabéticos y se estima que al menos 80 000 personas mueren al año debido a esta patología.

¿Qué tan grave es la diabetes tipo 2?

Si bien no existe cura para la diabetes tipo 2, perder peso, tener una dieta saludable y hacer ejercicio puede ayudar a controlar la enfermedad. Si estas medidas no son suficientes, se pueden requerir medicamentos hipoglucemiantes orales o tratamiento con insulina, que puede administrarse en forma de inyecciones, bolígrafos, bombas o inhaladores.

Sin embargo, la percepción que tienen los pacientes en relación con los efectos secundarios de la terapia con insulina puede ser desfavorable. Como resultado, es menos probable que los médicos receten insulina y, cuando lo hacen, es posible que las personas no se la apliquen con regularidad, lo que puede ocasionar graves complicaciones en la diabetes descompensada.

Entre las complicaciones de la DM2 están la enfermedad cardíaca y renal, retinopatía diabética con discapacidad visual y pérdida de sensibilidad en las extremidades. Cuanto mayor sean los niveles de glucemia y se mantengan en el tiempo, más grande será el riesgo de estas complicaciones.

Rejuvenecimiento de la mucosa duodenal

Para minimizar los efectos secundarios de la insulina, los investigadores detrás del presente estudio utilizaron una técnica novedosa, la cual fue usada en humanos por primera vez en 2016. Según esos resultados preliminares, parecía prometedora.

La técnica se llama rejuvenecimiento de la mucosa duodenal (DMR), que implica levantar la capa mucosa del duodeno (primera porción del intestino delgado) para permitir la ablación (extirpación) del área, en un proceso que elimina las células en esa zona.

Los investigadores que desarrollaron la DMR intentaban replicar el efecto positivo que tiene la cirugía bariátrica (bypass gástrico) al reducir los niveles de glucemia, pero con una técnica menos invasiva. Estos estudios han concluido que existe un efecto directo del duodeno sobre la glucemia, además de la pérdida de peso que resulta de la cirugía en sí.

La DMR puede realizarse de forma ambulatoria y es mínimamente invasiva. Implica el empleo de un catéter de endoscopio para acceder al duodeno.

El efecto directo del intestino delgado sobre el control de la glucemia parece provenir de la presencia de linfocitos T intraepiteliales. 

Estos linfocitos se encuentran entre las células L intestinales involucradas en la absorción de nutrientes de los alimentos, donde actúan reduciendo los niveles de una hormona intestinal llamada péptido, similar al glucagón tipo 1 (GLP-1). La función fisiológica del GLP-1 es estimular la producción de insulina y disminuir la síntesis de glucagón.

En estudios con ratones desprovistos de estas células se observó que están protegidos contra la obesidad y las enfermedades cardíacas, incluso cuando consumen una dieta alta en grasas.

Resultados prometedores en humanos

En el estudio actual se involucró a 16 participantes con diabetes tipo 2 que recibieron tratamiento con insulina. Los investigadores agregaron, el día 14, dosis regulares de un agonista de GLP-1 llamado liraglutida. El objetivo era contrarrestar la cantidad reducida de la insulina. 

Los participantes del estudio también recibieron asesoramiento sobre estilo de vida para ayudar a reducir sus niveles de glucemia.

De los voluntarios que recibieron la terapia DMR con liraglutida se observó:

  • La mayoría respondió al tratamiento; 12 (75 %) de ellos pudieron dejar de usar insulina y mantener el control de glucemia después de 6 meses.
  • Los niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c) de los participantes, que muestra el control de glucosa de una persona en un lapso de tres meses, se había reducido a menos del 7,5 %. Después de 12 meses, esto llegó al 6,7 %.
  • Aquellos que respondieron al tratamiento redujeron su índice de masa corporal de un promedio de 29,8 a 25,5 a los 12 meses después del estudio. 
  • La grasa hepática de los participantes se redujo del 8,1 % al 4,6 % después de 6 meses.
  • Para los participantes que todavía necesitaban insulina, la cantidad requerida se redujo de un promedio de 35 unidades/día a 17 unidades/ día después de 12 meses.

Los autores de la investigación presentaron sus hallazgos en la UEG Week Virtual 2020, una conferencia organizada por United European Gastroenterology, una organización profesional sin fines de lucro de especialistas en salud digestiva.

Importancia del estudio

Según la doctora Suzanne Meiring, «una sola ablación endoscópica de DMR con medicamentos GLP-1 y asesoramiento sobre el estilo de vida puede llevar a la interrupción de la terapia con insulina en un subconjunto de pacientes con diabetes tipo 2, al tiempo que mejora su control de glucemia y su salud metabólica en general».

Además, «muchos pacientes con diabetes tipo 2 están muy contentos de poder interrumpir la terapia con insulina, ya que conlleva aumento de peso y eventos hipoglucémicos». Aún no se disponen de detalles de los efectos secundarios de los dos tratamientos (DMR y agonista de GLP-1) que, si bien son prometedores, requieren de más ensayos para confirmar los resultados.

«Basado en los resultados de este estudio, un gran ensayo internacional controlado y aleatorio, llamado Revita T2Di Pivotal, pronto comenzará a investigar más a fondo su efectividad en mayor número», agregó Meiring, investigadora del Centro Médico de la universidad de Ámsterdam y codirectora del estudio.

pandalabs