Cómo estudiar y tratar la crisis mental en los niños debido al COVID-19 | Nación Farma

Cómo estudiar y tratar la crisis mental en los niños debido al COVID-19

- Por

Los psicólogos infantiles se ven enfrentados a nuevos desafíos en cuanto a la salud mental de estos vulnerables grupos. Pero cómo estudiar y tratar la crisis mental en los niños por la pandemia surge como un experimento natural en medio de este brote.

Esto constituye un acontecimiento que se está estudiando junto con el resurgimiento de comportamientos xenófobos ante los ciudadanos asiáticos, dado el origen de esta pandemia.

Algunos sucesos trágicos recientes, como el 11 de septiembre, el huracán Katrina y el terremoto de 2008 en Sichuan, China, han servido a los psicólogos para observar la reacción de los jóvenes durante una crisis. 

Video donde varios psicólogos hablan del impacto potencial de la pandemia sobre los niños y formas para aminorar sus efectos.

“Experimento natural” en Toronto

Para algunos investigadores, esta pandemia significa una oportunidad inesperada para realizar «experimentos naturales», como en Toronto, donde se monitorizarán las emociones y los comportamientos de niños y de adolescentes a través de esta pandemia. Los hallazgos que aquí se logren servirán para enseñar a los padres a ayudar a los niños.

Esto ha llevado a que algunos científicos sociales reestructuren los estudios existentes para aprovechar los datos que ya recopilaron. Su objetivo es observar cómo el SARS-CoV-2 está cambiando los acontecimientos y las conductas. 

Dillon Browne, psicólogo infantil de la universidad de Waterloo, estaba estudiando el bienestar emocional de los niños en los programas extracurriculares en Toronto. Entonces, la situación se tornó crítica: primero, los maestros fueron a huelga y cerraron los programas de forma intermitente. Posteriormente, la pandemia los terminó de cerrar.

En una primera instancia, esto parecía un verdadero desastre, pero ahora, su equipo lo transformó en un estudio de cómo estos cambios dramáticos afectan a un grupo de 235 niños. 

Baltimore y la xenofobia

La mayoría de los estudios sobre los efectos del racismo en la identidad, la resiliencia y la socialización de los padres se han centrado en la discriminación entre adolescentes y adultos. Pero este novedoso estudio interdisciplinario indagará en la comprensión del riesgo y de la resiliencia en respuesta al estrés social agudo. Se analizarán familias con niños chinos y coreanos en los Estados Unidos que enfrentan la discriminación racial. Ellos estarán divididos en tres grupos etarios diferentes: infancia temprana (4-7 años), infancia media (8-11 años) y adolescencia precoz-media (12-15 años). 

Se focalizará en cómo los padres socializan con sus hijos sobre temas de raza y de identidad en reacción a este evento.

La profesora Charissa Cheah y su equipo están encuestando a varios cientos de familias, a las cuales vienen estudiando desde hace 5 años. Pertenecen a la universidad de Maryland, condado de Baltimore.

Además, se analizará una enorme cantidad de publicaciones en redes sociales (Twitter) relacionada con los brotes. Se estudiará cómo la opinión pública, la ansiedad y las actitudes discriminatorias van cambiando acorde con el pico pandémico y con la disminución de los casos. Estos datos proporcionan indicadores objetivos sobre el clima social público de un grupo más amplio y durante todo el año. 

El objetivo de su estudio es saber cómo los padres y los niños están respondiendo ante la discriminación anti-asiática que ha surgido con este patógeno, sumado a las lecciones que pueden obtenerse de estas dinámicas.

La investigación busca conocer los procesos sociales claves, que influyen en la génesis de las identidades de los padres y de los hijos de las minorías raciales. Para esto, se estudiarán múltiples formas de discriminación racial de COVID-19 y el posterior impacto en el desarrollo de la identidad.

Conclusiones e importancia

Su importancia radica en cómo estudiar y tratar la crisis mental en los niños debido a la COVID-19. Además, analiza la influencia de una amenaza aguda pero prolongada de sus identidades sociales, culturales y étnicas como resultado del brote de COVID-19. También puede proporcionar una idea de la naturaleza general de este proceso y cómo repercute en la totalidad de la sociedad. 

Dado que su enorme impacto negativo sobre la salud psicológica y social es poco estudiado, los hallazgos de esta investigación pueden ayudar a conocer las conductas que sirvan para promover el bienestar de los niños y de sus familias. Esto busca aplicarse no solo en grupos minoritarios y marginados específicos, sino también entre el público en general durante futuros eventos de similares características.