El cáncer de mama es una enfermedad que también afecta a hombres | Nación Farma

El cáncer de mama es una enfermedad que también afecta a hombres

- Por

El cáncer de mama es el más frecuente en mujeres; por ello, los esfuerzos de prevención se han enfocado en su mayor parte a la población femenina. Sin embargo, las mujeres no son las únicas que pueden sufrir esa enfermedad; pues también se da en hombres.

El cáncer de mama en hombres es una condición poco común (solo el 1% de los casos de cáncer son de este tipo); aunque, de acuerdo con algunos especialistas, su prevalencia ha ido incrementando en las últimas décadas.

Por esa razón, varios estudios han evaluado los factores asociados a su desarrollo. De hecho, algunos de los hallazgos encontrados han sido diferencias entre la biología del tumor entre hombres y mujeres.

El cáncer de seno masculino, por ejemplo, tiende a aparecer en etapas más avanzadas de la vida; además, se mueve más hacia los ganglios linfáticos, por lo que resulta más difícil de tratar.

Los hombres no están exentos

El cáncer de seno en hombres, al igual que en las mujeres, comienza en el tejido mamario; la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos señala que algunos factores de riesgo son:

  • exposición a la radiación;
  • mayores niveles de estrógeno por uso excesivo de alcohol, cirrosis, obesidad o medicamentos para tratar el cáncer de próstata;
  • herencia;
  • tejido mamario excesivo.

Según la Secretaría de Salud, en México, el 1.8% de los hombres entre 60 y 70 años lo padecen. A pesar de que las causas aún no son claras, la obesidad y el sobrepeso son factores que lo podrían desencadenar.

En una reciente investigación, científicos de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, accedieron a datos de la National Cancer Database de Estados Unidos para analizar los registros de hombres diagnosticados con cáncer de seno en etapas de la 1 a la 3, entre 2004 y 2014.

La examinación incluyó información de 10 mil 873 hombres.

A mayor edad, mayor riesgo

En el análisis, observaron que la edad promedio de diagnóstico fue de 64 años; y 51% de los pacientes se enteraron de su enfermedad entre los 50 y los 69 años de edad. Solo un 15% recibió el diagnóstico antes de los 50 años.

Asimismo, descubrieron que el 24% de los hombres se sometieron a cirugía para conservar el seno y, de ellos, 70% recibieron radioterapia.

Por otro lado, 44% de los hombres con cáncer de mama recibieron quimioterapia; y el 62% que presentaron tumores con el receptor de estrógeno expresado recibieron terapia antiestrógenos.

A lo largo de los 10 años de información, notaron un aumento en los casos de mastectomía total y mastectomía profiláctica contralateral; es decir, la extirpación de un seno bueno como medida preventiva.

Del mismo modo, midieron un aumento en las pruebas genómicas en tumores y en el uso de terapia antiestrógeno.

Disparidades raciales

Los autores hallaron que el pronóstico resultó peor para los pacientes negros, de edad avanzada o con problemas de salud distintos al cáncer. Incluso quienes se sometieron a una mastectomía completa tuvieron peores resultados.

Los expertos indicaron que eso podría deberse a la sobre representación de pacientes con tumores más grandes o enfermedad con ganglios linfáticos positivos.

Por el otro lado, quienes tuvieron pronósticos más positivos fueron los hombres de ingresos altos, cuyos tumores portaban el receptor de progesterona; así como aquellos que recibieron alguna terapia antiestrógenos, radiación o quimioterapia.

Conforme a lo señalado por los investigadores, las disparidades raciales, económicas y de salud que encontraron podrían encaminar los esfuerzos futuros para dirigir las intervenciones y optimizar los resultados en hombres con cáncer de seno.

La Dra. Kathryn Ruddy, coautora de la investigación, declaró a Medical News Today que no tuvieron acceso al nombre de los medicamentos recetados a los pacientes ni contaron con información sobre un nuevo brote de cáncer tras el tratamiento.

Lo anterior, aunado al hecho de que algunos subgrupos tenían una pequeña representación (como quienes carecían de los receptores de estrógeno), hace difícil que los resultados puedan generalizarse; pero, al ser el estudio sobre cáncer de seno en hombres más grande hecho hasta ahora, esperan que los resultados inspiren futuras investigaciones sobre esta enfermedad.

Los hallazgos completos fueron publicados en la revista Cancer.

Con información de Medical News Today.