12 posibles causas de dolor abdominal | Nación Farma

12 posibles causas de dolor abdominal

- Por

Si bien, generalmente las causas del dolor en la parte inferior izquierda del abdomen suelen ser benignas -como las debidas a distensión abdominal y flatulencia- también pueden revestir gravedad, como en el caso de una infección.

Aquellas personas que experimentan dolor persistente o crónico en la parte inferior del abdomen deben buscar atención médica, así como en casos de aparición repentina de dolor intenso, pues puede requerir atención médica inmediata.

Posibles causas del dolor

1. Diverticulitis

La diverticulitis corresponde a una de las causas más comunes de dolor abdominal inferior izquierdo. 

Los divertículos son pequeñas bolsas abultadas que se pueden formar en el revestimiento intestinal- más frecuentemente en el colon- sin embargo, en algunas ocasiones se inflaman y/o se infectan, afección conocida como diverticulitis.

La diverticulitis puede cursar con dolor abdominal de gran intensidad, fiebre, náuseas y un cambio evidente en hábitos evacuatorios.

El dolor tiende a aumentar mientras una persona come o poco después de comer.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Sensibilidad en la zona abdominal.
  • Fiebre
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Distensión abdominal.

Los divertículos son más frecuentes en los adultos y a medida que una persona envejece, aumenta su cantidad, con el incremento de las probabilidades de que se inflamen o sufran una ruptura, que puede ocasionar una grave infección como es la peritonitis.

Su tratamiento puede requerir antibióticos y reposo.

2. Enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una condición crónica, sistémica y autoinmune, debido a la incapacidad por parte del aparato digestivo de digerir un conjunto de proteínas conocidas como gluten, debido a que su sistema inmunitario ataca la mucosa del intestino, causando problemas de absorción y deficiencia de nutrientes.

Los síntomas de la enfermedad celíaca pueden incluir:

  • Distensión abdominal.
  • Gases.
  • Dolor abdominal.
  • Fatiga
  • Pérdida de peso
  • Diarrea.

Los niños con enfermedad celíaca no diagnosticada también pueden sufrir desnutrición e impedimentos de crecimiento.

Además, esta enfermedad produce varios autoanticuerpos que atacan y lesionan otros órganos.

3. Flatulencia

El gas queda habitualmente atrapado en el tracto digestivo cuando una persona ingiere aire mientras come. También el gas puede proceder de los procesos digestivos naturales, exceso de comida o alimentos que son de difícil digestión, además de hábitos como mascar chicle o fumar.

Este gas si está en gran cantidad, puede causar dolor e incomodidad.

Es recomendable consultar con el médico si el dolor por flatulencia es frecuente o va acompañado de síntomas adicionales, como:

  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Estreñimiento.
  • Presencia de sangre en las heces o al limpiarse la zona anal.
  • Vómitos o diarrea.
  • Acidez

4. Intolerancia a la lactosa

La intolerancia a  la lactosa se refiere a la incapacidad del sistema digestivo de una persona para digerir el azúcar presente en la lecha y derivados- la lactosa- debido a que produce cantidades insuficientes de una enzima llamada lactasa, que descompone la lactosa en los azúcares simples, glucosa y galactosa, que son fácilmente asimilables por el intestino.

Su tratamiento consiste en excluir la lactosa en la dieta.

Este cuadro puede presentar los siguientes síntomas:

  • Heces sueltas o diarrea
  • Dolor abdominal
  • Distensión abdominal.
  • Flatulencia.
  • Náuseas.
  • Borborigmo (sonido ocasionado por el movimiento de los gases digestivos).

5. Enfermedad inflamatoria intestinal (EII)

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son patologías crónicas de etiología desconocida, que ocasionan inflamación dolorosa del tracto digestivo. La enfermedad de Crohn es suele afectar el intestino delgado, y la colitis ulcerosa, el colon, pero también pueden conllevar complicaciones extradigestivas, especialmente articulares, cutáneas, mucosas o a nivel ocular.

Los síntomas más comunes incluyen dolor en el abdomen y diarrea sanguinolenta. También puede cursar con fiebre y pérdida de peso inexplicable.

6. Indigestión

La indigestión es causada por una acumulación de ácido posprandial. Para la mayoría de las personas, este dolor se da en la parte superior del abdomen, pero también puede presentarse en la parte inferior.

Por lo general, la mayoría de los casos de indigestión son leves e incluyen una sensación de pirosis (ardor), acidez estomacal, distensión abdominal y/o flatulencia.

7. El herpes zóster

El herpes zóster es ocasionado por el virus de la varicela herpes, por lo que una vez que una persona ha tenido varicela, el virus permanece inactivo en un ganglio o un nervio craneano. Su reactivación causa dolor severo con erupción vesicular, que se localiza a un lado del abdomen.

Existen vacunas para reducir el riesgo de desarrollar  la enfermedad más adelante en la vida.

Los síntomas del herpes zóster incluyen:

  • Dolor a la palpación.
  • Prurito.
  • Sensibilidad cutánea.
  • Erupción cutánea.
  • Ampollas que pueden abrirse y cicatrizar.

8. Síndrome del intestino irritable (SII)

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno gastrointestinal crónico que se puede diagnosticar tras descartan otras causas probables acorde a los síntomas de una persona.

Los síntomas del SII pueden incluir:

  • Dolor abdominal.
  • Distensión abdominal.
  • Estreñimiento o diarrea
  • Flatulencia.

9. Hernia

La hernia se presenta cuando parte de un tejido u órgano protruye a través de un punto débil- por diversos motivos- en la pared muscular abdominal o zona inguinal.

Pueden suceder diferentes tipos de hernias, y varían según la causa subyacente. Debido a que las hernias pueden causar complicaciones, es necesario consultar a un médico.

Algunos síntomas adicionales de las complicaciones de la hernia incluyen:

  • Dolor al levantar un objeto.
  • Dolor en aumento.
  • Tamaño creciente de un bulto.
  • Un sentimiento general de plenitud abdominal.

Su tratamiento puede requerir cirugía.

10. Estreñimiento

El estreñimiento ocurre cuando una persona tiene problemas para evacuar el intestino. Usualmente es causado por una dieta escasa en fiebre y falta de ejercicio, por lo que su tratamiento consiste en ajustar aquellos factores que inciden, así como el uso de laxantes.

Algunos síntomas de estreñimiento incluyen:

  • Esfuerzo al defecar.
  • Heces muy duras.
  • Sensación de evacuación incompleta u obstruida.
  • Tener menos de tres deposiciones por semana.

11. Urolitiasis (cálculos renales)

La mayoría de los cálculos renales se forman a partir de la acumulación de sales de calcio.

Una persona puede tener un cálculo renal y ser asintomático hasta que el bloquea parte del riñón o causar un gran dolor al pasar por algún conducto o ser expulsado.

Los síntomas típicos de los cálculos renales incluyen, entre otros:

  • Dolor abdominal.
  • Dolor al orinar.
  • Náuseas o vómitos.
  • Hematuria.
  • Fiebre.

12. Obstrucción intestinal

La obstrucción intestinal es un bloqueo que impide el paso de comida o líquidos a través del intestino delgado o del colo. Las causas pueden incluir adhesiones fibrosas abdominales postquirúrgicas, EII, diverticulitis, hernias y cáncer de colon.

Los síntomas comunes de una obstrucción intestinal incluyen:

  • Dolor abdominal.
  • Incapacidad para defecar.
  • Distensión abdominal.
  • Vómitos.

Todos estos cuadros y afecciones son motivo de consulta médica en caso de agravamiento a aparición súbita o severa.

Según la evolución del dolor abdominal bajo se pueden requerir estudios- además de la exploración física- para ver la causa subyacente, como tomografías computarizadas, ecografía, resonancia magnética, etc.

El tipo de tratamiento dependerá de la afección o enfermedad que causa el dolor.