El virus del papiloma humano como riesgo de cáncer cervicouterino

- Por
pandalabs

Los cánceres que afectan al aparato reproductor femenino son de gran impacto en la calidad de vida y en la sobrevida de las mujeres. Desde hace tiempo se conoce al virus del papiloma humano como un riesgo de cáncer cervicouterino. Actualmente, existe una vacuna que te protege contra la infección.

Cuadro clínico y contagio del VPH

El VPH es la infección de transmisión sexual más común en los EE. UU., donde unos 79 millones de personas lo tienen.

El virus del papiloma humano se contagia por contacto cutáneo o mucoso con una persona infectada. Puede ser a través de sexo vaginal, oral u anal.

En el VPH se presentan verrugas genitales, con un aspecto blanquecino o de color piel. Pueden aparecer aisladas o en cúmulos. Generalmente, no causan síntomas y pueden ser eliminadas fácilmente si es necesario.  

Las verrugas genitales pueden aparecer semanas, meses e incluso años después de que la persona ha tenido contacto sexual con un infectado.

No todos los papilomas humanos son cancerígenos

Hay muchos tipos o cepas de VPH, y pueden causar manifestaciones diferentes. La mayoría de las cepas no generan problemas de salud graves, pero la importancia de su diagnóstico radica en el riesgo de ocasionar cáncer cervicouterino (CCU).

La comunidad médica considera que los tipos 6 y 11 del VPH son de bajo riesgo porque es poco probable que provoquen problemas médicos graves. Sin embargo, causan el 90 % de todas las verrugas genitales.

Las verrugas genitales pueden desarrollarse en pene, escroto, ano, vulva, vagina o cuello uterino.

El virus del papiloma humano, como riesgo de cáncer cervicouterino, depende de las variedades, ya que existen los VPH de alto riesgo, que son responsables de la mayoría de los casos de cáncer cervical. Algunos tipos de este virus también causan cáncer en los genitales, como el de pene, vulva, ano y de orofaringe.

En la mayoría de las personas, el sistema inmunitario ataca al virus del papiloma humano y elimina la infección generalmente dentro de los 2 años. Sin embargo, en algunas ocasiones, el VPH no logra ser eliminado por el cuerpo.

Diagnóstico del papiloma humano

Algunas personas con VPH no tienen síntomas o son tan leves que pueden pasar inadvertidos. Pero en el control se puede diagnosticar por lo siguiente:

  • Inspección visual, donde el médico puede observar verrugas sospechosas.
  • Papanicolaou, análisis microscópico de una muestra de células del cuello uterino o de la vagina. Este estudio puede revelar anomalías morfológicas indicativas de cáncer.
  • Prueba de ADN, donde, a partir del ADN de los virus, se identifican las cepas de alto riesgo.

Tratamiento

No existe cura para el VPH. Sin embargo, el tratamiento puede abordar los síntomas y las complicaciones del virus.

Tratamiento del virus del papiloma humano:

  • Si se detectan cambios precancerosos después de un análisis de papanicolau, se deberá hacer un seguimiento de estas lesiones.
  • El médico puede eliminar las verrugas de diversa localización, aunque rara vez causan síntomas y la eliminación no siempre es necesaria.

Complicaciones

Ciertas variedades de VPH pueden causar cáncer que, a menudo, se desarrolla mucho después de la infección inicial. La detección precoz puede ayudar a garantizar un tratamiento oportuno y mejorar la sobrevida ante un eventual carcinoma.

Las mujeres embarazadas pueden realizarse de manera segura un examen cervical para detectar el VPH. En algunos casos, una infección por VPH puede conducir a la pérdida del embarazo o al parto antes de término.

De infección por VPH a cáncer

La mayoría de las infecciones por VPH desaparecen espontáneamente y el grueso de las lesiones precancerosas se resuelven por sí solas. Sin embargo, todas las mujeres corren el riesgo de que las infecciones por el virus del papiloma humano se vuelvan crónicas y las lesiones precancerosas evolucionen hacia el CCU invasivo.

En mujeres con un sistema inmune normal, el CCU demora entre 15 y 20 años en desarrollarse. Pero en aquellas con un sistema inmunitario debilitado, como las infectadas por VIH no tratadas, pueden bastar apenas 5 años.

Grupos de riesgo y prevención

Puesto que el VPH puede propagarse a través del contacto sexual, cualquier persona sexualmente activa corre el riesgo de contraer el virus, a menos que haya recibido una vacuna contra el virus.

Las personas con cuadros que causan inmunodepresión pueden tener un mayor riesgo de contraer VPH.

Es poco probable que una persona contraiga el virus del papiloma humano si tiene una única pareja sexual sana y no es portadora de la infección.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que las mujeres de entre 21 y 65 años se realicen el papanicolaou. 

Una persona puede reducir en gran medida el riesgo de transmitir el VPH usando un condón o una barrera bucal durante cada encuentro sexual.

Sin embargo, estos virus pueden vivir en la piel alrededor de los genitales, por lo que es posible contraer el VPH incluso cuando se usa protección.

Vacuna

La vacuna contra el VPH, llamada Gardasil 9®, te protege contra la infección ocasionada por nueve tipos de papiloma humano: dos tipos de VPH de bajo riesgo (que causan la mayoría de las verrugas genitales) más las siete variedades de VPH de alto riesgo, causantes de la mayoría de los cánceres relacionados con el VPH.

Los CDC recomiendan que los niños de 11 y 12 años se vacunen contra el VPH. La vacuna también está disponible para adultos de hasta 27 años, si no la recibieron durante su infancia.

pandalabs