¿Cómo afecta la vasectomía a la eyaculación y la vida sexual masculina? | Nación Farma

¿Cómo afecta la vasectomía a la eyaculación y la vida sexual masculina?

- Por

La vasectomía -también llamada esterilización masculina– es un procedimiento quirúrgico menor, cuya utilidad radica es ser un método permanente de control de la natalidad masculina. 

Durante el procedimiento, el cirujano cortará y ligará los tubos del conducto deferente, que son los conductos encargados de transportar los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra. Es una cirugía muy sencilla de hacer, se efectúa en menos de veinte minutos. Solo requiere el uso de anestesia local y tiene una recuperación postoperatoria muy buena, con escaso dolor y casi nulas complicaciones.  

Posterior a la vasectomía, el cuerpo seguirá produciendo espermatozoides, pero estas células no podrán ingresar al semen ni salir del cuerpo a través de la eyaculación, por lo que permanecerán en los testículos, desde donde el organismo posteriormente los absorberá y eliminará.

Macroscópicamente no se observa ninguna diferencia en la eyaculación posterior a la vasectomía, la única diferencia es la ausencia de espermatozoides en el semen, por lo que la persona que se sometió a la cirugía ni sus parejas sexuales se darán cuenta de esta diferencia.

Cada año, más de 500,000 hombres  se realizan una vasectomía en los Estados Unidos; mientras que en México, pese a los tabúes, la ausencia de consejería e información errónea respecto a esta cirugía, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha registrado un incremento de estos procedimientos, al pasar de 16, 789 en el 2016, a 21, 777 en el 2018.

Primera eyaculación después de la cirugía

Los hombres tras la vasectomía podrán tener una erección y eyacular normal, como era antes de la vasectomía, pero lo único que cambiará será la calidad del semen.

Durante los primeros días después de una vasectomía, la mayoría de los hombres sienten algo de dolor, inflamación e incomodidad en los testículos. Se observará una pequeña herida por cada testículo donde el médico hizo la incisión de la cirugía.

Por lo anterior, es aconsejable esperar unos días después de una vasectomía antes de tener relaciones sexuales o masturbarse, porque este tiempo es necesario para a evitar que los tejidos irritados se inflamen y sensibilicen aún más, además de minimizar el riesgo de infección.

En caso de una inflamación leve, el paciente puede requerir un tratamiento con antiinflamatorios,  con lo que el malestar suele ceder en unos 15 días.

Las primeras eyaculaciones post vasectomía pueden sentirse algo incómodas, pero este malestar dura muy poco tiempo. También es normal la aparición de una pequeña cantidad de sangre en el semen, por unos días.

Si la eyaculación sigue causando molestias después de algunas semanas, es mejor consultar a un médico, porque este malestar podría ser un indicativo de una complicación quirúrgica conocida como síndrome de dolor posvasectomía, que se presenta en el 1–2%  de quienes se someten a una vasectomía. Consiste en un dolor crónico -constante u ocasional, además de eyaculaciones dolorosas- en los testículos,  que dura al menos 3 meses. 

Precauciones durante el acto sexual

Es importante usar condones (preservativos) u otras formas de control de la natalidad durante unos meses después del procedimiento. La anticoncepción adicional es necesaria para evitar el embarazo no deseado, porque una vasectomía no funciona de inmediato, pues los espermios pueden permanecer en el conducto deferente- cuya longitud es de aproximadamente unos 50 centímetros- por varias semanas, moviéndose con lentitud. 

Una vez efectuada la vasectomía, se deberá realizar un análisis del semen para comprobar que la cirugía fue efectiva. Si al realizar el primer análisis se observa la presencia de espermatozoides en él, el hombre deberá continuar utilizando métodos anticonceptivos y deberá chequearse su semen cada mes hasta que se constate la ausencia total de espermatozoides.

La mayoría de los urólogos recomiendan el análisis del semen al menos 3 meses ó 20-25 eyaculaciones después de la vasectomía, lo que ocurra primero. En este punto, el 20% de los operados todavía tendrán espermatozoides en su eyaculación, por lo que tendrán que seguir usando otra forma de anticoncepción de barrera, como los condones, hasta que un análisis de semen confirme que la eyaculación no tiene esperma.

Además, una vasectomía no protege contra las infecciones de transmisión sexual (ITS), que solo se consigue con la abstinencia y los métodos como los condones o preservativos. 

Muchas personas temen que una vasectomía tenga un efecto negativo en su vida sexual, pero la investigación indica que este no es el caso. Como ejemplo, se cita una encuesta del 2017, en la que  descubrieron que muchos hombres informaron una mejora en la satisfacción sexual después de realizarse una vasectomía, mientras que tampoco hubo cambios en la satisfacción de sus parejas femeninas.

Otra investigación reporta que no se ha observado una asociación entre la vasectomía y la reducción en la frecuencia sexual de los hombres implicados.


Etiquetas: