Televisión y perdida de memoria en la vejez, ¿cuál es la relación? | Nación Farma

Televisión y perdida de memoria en la vejez, ¿cuál es la relación?

- Por

Ver televisión supone estar expuesto a varios estímulos visuales y auditivos, mientras que el espectador se encuentra en una situación pasiva. Además, la televisión se ha vuelto una de las fuentes de entretenimiento e información más utilizadas hoy en día. Por este motivo, es fácil entender su impacto cultural y social. Sin embargo, a pesar del alto alcance en toda la sociedad, la mayor parte de los estudios se centran en los niños. Aunque los resultados indican que hace falta más estudios sobre el tema. Se ha estudiado muy poco el impacto de la televisión en otros grupos. Por esa razón, los investigadores Daisy Fancourt y Andrew Steptoe del University College de Londres (UCL), acaban de publicar su trabajo sobre el impacto de la televisión durante la vejez. Tema que prácticamente no ha sido abordado en cuestión de salud en personas mayores, a diferencia de otros estudios.

¿Cómo impactan las horas frente a la pantalla?

El acto de ver televisión va de la mano con un estilo de vida sedentario. Si bien, este estilo de vida se relaciona con problemas de salud como la obesidad, el impacto más directo de la exposición a la pantalla sigue siendo tema de varios estudios.

Anteriormente, se han hecho varios estudios respecto sobre las capacidades cognitivas en niños y el uso de la televisión. Esto y la sospecha de la relación entre el uso excesivo de televisión con el desarrollo de demencia, motivaron el estudio.

Para realizar el trabajo, los académicos recurrieron al English Longitudinal Study of Ageing (ELSA). A partir de ahí, los investigadores recopilaron datos de cerca de 3,500 personas mayores de 50 años. Los voluntarios del estudio debían responder cuántas horas en promedio se dedicaban a ver televisión entre semana y durante el fin de semana. Por otro lado, para medir el desempeño cognitivo, los voluntarios debían hacer pruebas de memoria y fluidez verbal.

Además de las horas al día dedicadas para ver televisión, también recopilaron datos demográficos, como grupo étnico, edad, padecimientos, etc., con el fin de contrastar el impacto de todas las variables con los problemas cognitivos.

Resultados y su impacto

Después de tratar los datos por medio de estadística, el estudio encontró una relación entre ver más de tres horas y media de televisión al día con el deterioro cognitivo. Las pruebas de memoria verbal fueron las que mostraron una mayor afectación.

Para explicar el fenómeno, los autores del estudio proponen dos posibilidades. La primera menciona que puede ser el estrés cognitivo, argumentando que la pasividad de la actividad, junto con escenas violentas o algunas imágenes pueden tener efectos psicológicos. Por otro lado, la segunda explicación argumenta que tantas horas frente al televisor quitan tiempo para actividades como la lectura o convivencia social. Las cuales tienen un efecto beneficioso en la salud mental.

Si bien los autores reportan los posibles daños ocasionados, de igual forma reconocen que ver televisión puede ser beneficioso cuando no ocupa tantas horas del día. Ya que supone un medio por el cual la gente puede relajarse o aprender un poco; o, simplemente, implementar como una forma de complementar los momentos de descanso.

Artículo original alojado en la revista Nature en la sección de reportes científicos. Con información de Medical News Today y del English Longitudinal Study of Ageing (ELSA).