Misoprostol, el fármaco recomendado por la OMS para abortos médicos

- Por

El aborto es la interrupción abrupta del embarazo; puede ser por decisión, porque el feto no ha tenido un desarrollo adecuado y es necesario extraerlo del útero; o porque sucede de manera espontánea.

El aborto se clasifica en: espontáneo; séptico; retenido; y aborto inducido, el cual, según el método cuenta con varios subtipos.

A pesar de que esta práctica aún no es legal es muchos lugares, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya cuenta con una guía dirigida a los profesionales para llevar a cabo abortos seguros. En ese documento, la OMS señala un medicamento para realizar aborto farmacológico: el misoprostol.

El misoprostol es un medicamento utilizado en abortos médicos; éstos, a diferencia de los quirúrgicos, no requieren la dilatación uterina. Por supuesto, la elección de uno u otro método dependen de una evaluación de factores como las semanas de gestación, edad del gestante, condiciones físicas y estado de salud.

El aborto puede ser inducido o espontáneo

Fuente: Pixabay

¿Qué es el misoprostol?

La OMS define al misoprostol como un medicamento para tratar úlceras gástricas; sin embargo, uno de sus efectos es también la hiperestimulación del útero que, según la dosis, puede provocar fuertes contracciones.

Para los abortos, la OMS considera este fármaco debido a los bajos índices de mortalidad asociada y por la facilidad para acceder a él. Además es más sencillo conservarlo, administrarlo y su costo es menor.

En julio de 2009, la OMS publicó un comunicado en el que daba su postura acerca del uso de misoprostol para prevenir y tratar la hemorragia postparto; de tal forma que sea un apoyo en la reducción de mortalidad materna. A la par, la OMS también ha trabajado para compartir guías técnicas para un aborto sin riesgo que incluyen métodos con misoprostol.

En Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud, la OMS indica que el misoprostol se utiliza una vez que el aborto médico se ha iniciado con mifepristona (la cual sólo se administra vía oral). En esta guía, la OMS es muy específica en las características de la paciente y las cantidades recomendadas según la etapa del embarazo.

La OMS hace hincapié en las recomendaciones previas a un aborto inducido: preparación del cuello uterino; exploración ecográfica; profilaxis con antibióticos; manejo del dolor. Además sugiere acciones posteriores al aborto.

¿Qué provoca el misoprostol?

Según la OMS, el aborto se puede realizar sólo con misoprostol; pero la dosis es diferente y dependerá siempre de la edad de la gestante, peso y el avance del embarazo.

Este medicamento se administra vía oral o vaginal (lo más profundo que sea posible); en ambos casos, la paciente tendrá que esperar 30 minutos a que la pastilla se deshaga por completo. Esto se realiza en varias dosis y con la frecuencia que el médico determine.

Al tomar misoprostol, el cuello uterino se agranda y se dilata. Se presentan contracciones en las paredes uterinas que provocan fuertes cólicos y sangrado. Esto provoca la formación de grandes coágulos a través de los cuales se elimina el tejido gestacional.

El sangrado y los coágulo dura entre cuatro y seis horas. Los cólicos permanecen entre uno y dos días; y el sangrado se puede prolongar varias semanas.

La paciente también puede tener vómito, diarrea, mareos, cansancio y fiebre leve. Si el médico autoriza, se puede tomar una aspirina o ibuprofeno para calmar esos malestares.

Por supuesto, todo el procedimiento, desde la elección de este método hasta las consultas posteriores, deben estar a cargo de una persona especializada y calificada; así se podrá completar con éxito y de manera segura.

El objetivo de la OMS al recomendar el uso de un fármaco específico es cumplir con el desarrollo de normas y estándares para fortalecer la capacidad de los sistemas de salud, mejorar la salud reproductiva, y reducir la mortalidad materna.

Por último, cabe mencionar que la International Federation of Gynecology and Obstetrics (FIGO) también ofrece información sobre los regímenes recomendados para el uso del misoprostol, y pueden ser consultados en este enlace.