Las voces de la esquizofrenia podrían silenciarse con estimulación magnética

- Por

Un nuevo estudio confirma la región cerebral involucrada en la generación de las “voces” que se producen en la esquizofrenia. Utilizando la estimulación magnética transcraneal, los investigadores fueron capaces de reducir la gravedad de este síntoma perturbador.

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica que afecta a 1 de cada 10,000 habitantes en el mundo. En México hay 500 mil personas con esquizofrenia, 40% de las camas de los hospitales psiquiátricos están ocupadas por enfermos con esquizofrenia. El trastorno es más común en hombres que en mujeres, en relación 2 a 1, la edad promedio oscila entre los 15 y los 35 años de edad, “en la etapa más productiva de su vida”, de acuerdo con el Dr. Wascar Verduzo Fragoso, coordinador clínico de Educación e Investigación en Salud del Hospital Psiquíatrico Héctor Hernánd Tovar Acosta.

Uno de los síntomas comúnes para las personas que padecen esta enfermedad son las voces que escuchan dentro de su cabeza o alucinaciones auditivas —como los psiquiatras las llaman—, considerado como el indicador principal de diagnóstico.

¿Qué dicen las voces?

Diversos pacientes han mencionado que las voces que vienen de su interior son muy reales, indistinguibles de las voces reales. Puede tratarse de la voz de un familiar o un amigo, incluso de alguien que ha muerto. En algunos casos la voz puede no tener una personalidad cercana, y puede tratarse de una voz o de varias voces que conversan entre sí. Algunas voces son claras mientras que otras pueden escucharse como un constante murmullo en el fondo.

Las voces, o alucinaciones auditivas verbales, AVH, pueden ser amenazantes, confusas, dar instrucciones —alucinaciones de mando—, persecutorias y ridiculizantes. Y son tan poderosas porque “te conocen íntimamente porque viven dentro de ti, tienen una comprensión perfecta de toda tu psique”, explica el profesor Julian Leff. Además que no hay escapatoria al diálogo interno, esto hace que las voces sean convincentes, y al mismo tiempo, agotadoras.

Investigación en curso

Recientemente, un equipo de investigadores dirigido por la profesora Sonia Dollfus, de la Universidad de Caen (CHU) en Francia, dio a conocer los resultados de lo que podría ser un nuevo tratamiento para las personas que padecen esquizofrenia. Por primera vez, los científicos han identificado de manera precisa un área del cerebro donde habitan las voces de la esquizofrenia.

El proyecto busca reducir la frecuencia de AVHs, a través de una técnica llamada estimulación magnética transcraneal (TMS). Se trata de un método no invasivo que utiliza imanes en una bobina, que es colocada sobre la cabeza como un casco. Esta bobina genera pulsos magnéticos que no provocan dolor, se ha utilizado anteriormente para tratar con éxito otras condiciones mentales, como la depresión que no responde a los medicamentos.

Cuando los impulsos se administran en sucesión rápida, se denomina como TMS repetitivo, rTMS, que producen cambios más duraderos en la actividad cerebral. Estudios anteriores, como el Programa de Estimulación Cerebral de Johns Hopkins, han considerado la rTMS como una manera potencial de influir en AVHs, sin embargo los resultados, hasta ese momento, fueron inconclusos.

Fuente: Emol.com

Uso de TMS contra AVHs

Por primera vez se investigó la rTMS de alta frecuencia en un ensayo controlado, en el que se enfocaron en una subsección del lóbulo temporal izquierdo del cerebro, que identificaron como el hogar potencial de los AVH.

El equipo de investigación francés trabajó con 26 pacientes que recibieron tratamiento con TMS, más 33 como grupo de control con un tratamiento simulado (placebo). Los primeros pacientes recibieron dos sesiones por día durante dos días de impulsos magnéticos de alta frecuencia 20 Hz. Después de dos semanas, los científicos evaluaron a todos los pacientes con la Escala de Evaluación de las Alucinaciones Auditivas. Encontraron que 34,6% de los que fueron tratados por TMS mostró una respuesta significativa en la reducción de AVH. Mientras que sólo el 9,1% del segundo grupo respondió de manera ‘significativa’.

Los resultados fueron presentados recientemente en la conferencia de la ECNP, realizada en París, Francia, y serán publicados en Schizophrenia Bulletin: The Journal of Psychoses and Related Disorders.

Como explica Dollfus, las conclusiones importantes de este estudio son dobles. “En primer lugar, parece que ahora podemos decir con cierta certeza que hemos encontrado un área anatómica específica del cerebro asociada con alucinaciones auditivas verbales en la esquizofrenia”, dice.

Y en segundo lugar, “Hemos demostrado que el tratamiento con TMS de alta frecuencia hace una diferencia para al menos algunos enfermos”, concluye.

Este estudio se basa en la investigación anterior en las partes específicas del cerebro responsable de escuchar voces. También produce una buena evidencia de que TMS puede ser útil para reducir estos síntomas.

Si bien es necesario de más investigación para determinar qué tipos de estimulación será más eficaz, qué duración del curso es la mejor y qué pacientes tienen más probabilidades de responder bien, los resultados son ciertamente alentadores.