Crean herramienta de mayor precisión para tratar el cáncer de próstata

- Por

La ablación por ultrasonido transuretral guiada por resonancia magnética o TULSA (por sus siglas en inglés) es una nueva herramienta para tratar el cáncer de próstata que ha demostrado un alto porcentaje de efectividad y de exactitud.

El cáncer de próstata es común en uno de cada nueve hombres. Para tratarlo existen dos opciones: la remoción quirúrgica de la próstata o la quimioterapia.

Dichos métodos son efectivos en la mayoría de las ocasiones; sin embargo, provocan efectos secundarios como incontinencia, disfunción eréctil y problemas de intestinos. Por este motivo, un equipo de investigadores desarrolló una técnica en la que se usa ultrasonido guiado por imágenes de resonancia magnética.

El método se presentó en la conferencia «Radiological Society of North America», en Chicago, Illinois.

Mayor control

TULSA ofrece una precisión y un control mejorados en el tratamiento de cáncer de próstata y en próstata alargada. El procedimiento se realiza durante un escaneo por resonancia magnética, lo cual ofrece imágenes más detalladas y específicas de la próstata.

TULSA es una herramienta en barra que contiene 10 generadores ultrasónicos que aplican calor y destruyen o debilitan el tejido de la próstata.

Para hacer más efectivo el proceso, los médicos se apoyan en imágenes por resonancia magnética. Esto les permite controlar los haces ultrasónicos de manera individual, a través de un software que va actualizando su forma, tamaño y sitio.

Steven S. Raman, uno de los coautores del estudio, señaló que, a diferencia de otros ultrasonidos en el mercado, con TULSA pueden monitorear el proceso en tiempo real y obtener retroalimentación inmediata por medio de la resonancia magnética. De igual manera, indicó que el procedimiento en toda la próstata dura, en promedio, 51 minutos.

Ensayos clínicos exitosos

La próstata es una glándula muscular del tamaño de una nuez que permite la introducción del fluido a los conductos seminales durante el orgasmo. El fluido, que contiene enzimas, zinca y ácido cítrico, protege a los espermas y les da mayor movilidad.

Cuando se desarrolla cáncer en este órgano no solo se afectan sus funciones, sino también resulta difícil removerlo por completo porque hay tejidos nerviosos y músculos que lo rodean. Por lo anterior, la precisión para atacar los tejidos cancerosos se ha vuelto una prioridad.

Con TULSA, señalaron los expertos, el monitoreo en tiempo real por medio de resonancia magnética otorga la precisión necesaria y es un tratamiento menos invasivo.

Para validar su uso, los científicos trabajaron con 115 hombres de 65 años o más, con riesgo bajo o intermedio de cáncer de próstata no metastásico. Los resultados mostraron mejoras significativas en el tamaño de la próstata: de 39 centímetros cúbicos se redujo a 3.8 cm3 tras un año de tratamiento. Además, en el 80 % de los participantes se eliminó gran parte del cáncer.

Al final de la muestra quedaron 111 hombres, de los cuales 72 (65 %) mostraron estar libres de cáncer en biopsias posteriores. Asimismo, sus niveles de antígeno prostático disminuyeron hasta en un 95 %.

Algunas autoridades europeas ya han aprobado el método TULSA. Ahora, los especialistas esperan que con las confirmaciones de los hallazgos le den el visto bueno en Estados Unidos.

De ser así, TULSA estaría disponible muy pronto para controlar con más delicadeza las zonas dañadas sin alterar la continencia ni la función sexual. También, servirá para tratar otras enfermedades benignas como la hiperplasia.

Con información del artículo “Ultrasound with MRI improves prostate treatment”, de Robby Berman, publicado en Medical News Today.