Cuba apuesta por una bacteria para detener la propagación de dengue | Nación Farma

Cuba apuesta por una bacteria para detener la propagación de dengue

- Por

De los países Latinoamericanos, Cuba es uno de los menos afectados por el dengue. Además, sus especialistas confían en contener la propagación del virus con la bacteria wolbachia y la esterilización de mosquitos machos.

El dengue es una enfermedad infecciosa que suele desarrollarse en países con climas tropicales, aunque ninguna nación está exenta.

De acuerdo con la UNAM, se estima que dos quintas partes de la población están propensas a adquirir la infección, y es endémica en cien países.

El virus del dengue pertenece a la familia Flaviviridae. Es un arbovirus transmitido por mosquitos hembras de la especie Aedes; el vector principal es Aede aegypti.

Cuando una persona se infecta, presenta fiebre elevada, cefaleas, mialgias, náuseas, vómito, diarrea o petequias rojo brillante.

En meses recientes, la FDA aprobó el uso de Dengvaxia, una vacuna contra el dengue. No obstante, esta solo puede aplicarse a las personas que hayan contraído el virus con anterioridad; ya que las pruebas han mostrado que puede causar efectos adversos en quienes no lo han presentado antes.

Asimismo, no existe hasta ahora un tratamiento antiviral que cure al cien por ciento la enfermedad.

Las medidas preventivas y la atención oportuna son las mejores herramientas para combatirlo.

Por ese motivo, médicos e investigadores cubanos decidieron probar con la bacteria wolbachia y la esterilización de mosquitos machos.

Guadalupe Guzmán, jefa de investigación del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, declaró a EFE que esas herramientas están en fase de evaluación en varios países.

Si se aplican de manera correcta con otras medidas y la participación de la comunidad, serían un elemento más efectivo contra el agente viral.

Mosquitos de laboratorio contra el dengue

La doctora Guzmán dirige el XVI Curso internacional sobre dengue, zika y otros arbovirus emergentes.

Este curso comenzó el 12 de agosto y terminó este viernes 23, en La Habana. Reunió a expertos de cincuenta países, entre los que asistieron representantes de las organizaciones mundial y panamericana de la salud.

En dicho evento, explicaron que la wolbachia es una bacteria que se encuentra en el 60% de los zancudos e impide la transmisión de dengue, zika y chinkungunya.

Según los especialistas, los mosquitos Aede aegypti no cuentan de manera natural con la bacteria; por ese motivo, y para probar la eficacia, la wolbachia se introduce a los zancudos en el laboratorio mediante biotecnología.

Una vez liberados, se reproducen con mosquitos silvestres y, con el tiempo, aumenta el porcentaje de zancudos con wolbachia.

Para los investigadores, la tarea principal es lograr la reproducción de mosquitos con esta bacteria para crear insectos resistentes al virus del dengue y que, así, no se propague a los humanos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), siete de cada diez personas en el continente americano están expuestas a contraer el dengue, enfermedad que este año ya supera los dos millones de casos en la región.

Por otro lado, el epidemiólogo cubano Luis Valdés destacó que Cuba pretende realizar una liberación masiva de Aedes aegypti estériles en zonas de contagio.

Anotó que esta iniciativa se ha probado en México y Brasil. De esa manera, al copular con las hembras, los zancudos no se reproducen.

“La hembra pica porque necesita madurar sus huevos; pero si no está fecundada no puede transmitir el dengue, no pica.”

Luis Valdés, epidemiólogo

Para dejar estériles a los mosquitos machos, se les aplica una dosis de radiación.

Cuba registra la menor cantidad de casos de infección por virus del dengue. En lo que va del 2019, solo ha tenido mil infecciones y ningún fallecimiento.

Aunque el número podría ser mayor si se toman en cuenta los casos no notificados, cuentan con una política de ingreso precoz al identificar alguno de los síntomas. De ese modo, vigilan a los pacientes y les proporcionan atención temprana.

Con información de El Nacional.