Crean tratamiento experimental para cáncer de colon en México | Nación Farma

Crean tratamiento experimental para cáncer de colon en México

- Por

Investigadores del Laboratorio Nacional en Salud, de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, de la UNAM, crearon un tratamiento que disminuye el número y tamaño de tumores cancerosos en el colon. Las primeras pruebas se han realizado con animales genéticamente modificados.

Esta nueva terapia sería una alternativa para trata el cáncer de colón a través de la inhibición o bloqueo de una molécula llamada STAT6; esta molécula favorece la proliferación de las células cancerosas en esa región intestinal.

Para desarrollar el proyecto, se unieron especialistas de diferentes áreas y estudiaron los procesos inflamatorios asociados al cáncer de colón. Luis Ignacio Terrazas Valdés, responsable técnico en el Laboratorio Nacional en Salud, aseguró a Conacyt que estos estudios iniciaron con varios grupos de la Unidad de Biomedicina de la FES Iztacala. El objetivo era atacar el cáncer y se enfocaron en los puntos que pueden acelerar su aparición.

Los investigadores se basaron en información epidemiológica de México, la cual coloca al cáncer de colon y recto en el cuarto lugar de frecuencia y mortalidad, según el Instituto Nacional de Cancerología (Incan). Asimismo, analizaron los procesos inflamatorios e inmunológicos asociados al desarrollo del cáncer de colon; como resultado, observaron que había acumulación de células del sistema inmunológico que parecían alimentar al cáncer.

Según los especialistas, ya existen estudios que demuestran que, cuando las células cancerosas atacan al sistema inmunológico, utilizan diferentes moléculas para transformar a esas células atacadas en productores que ayudan a aumentar el cáncer.

Colon

Fuente: Pixabay

A partir de lo anterior, los científicos buscaron cuáles eran las moléculas que llevaban a cabo esa transformación de las células en el sistema inmune. Dentro de ellas, se dieron cuenta de que STAT6 hacía crecer a las células cancerosas; además de provocar que se dividieran o arrojaran sustancias para afectar a otras células.

STAT6, la molécula que está en todas las células

Una de las características que hace de la STAT6 una molécula importante es que se encuentra en todas las células y puede activarse cuando entra en contacto con el microbioma del intestino. Si existe un daño, la producción de mucosa del epitelio intestinal disminuye; además, las células epiteliales quedan expuestas, lo que permite a bacterias entrar en contacto con ellas a través de moléculas de membrana. Esas moléculas mandan señales al interior que pueden activar a la STAT6.

Para evitar el daño ocasionado por la molécula STAT6, los científicos de la FES Iztacala desarrollaron un fármaco inhibidor; su principal mecanismo de acción es frenar la división celular que ocasiona el crecimiento del tumor.

Este medicamento se adhiere al STAT6 para evitar su funcionamiento; de esta manera, disminuye la proliferación del tumor e impide que llegue a otras células. Para comprobar su eficacia, indujeron cáncer de colón en animales genéticamente modificados. Tras ocho semanas de administración del fármaco, vieron que había menor cantidad de células cancerosas en el sistema inmunológico. En algunos casos los tumores desaparecieron por completo.

Estos resultados llevaron a los científicos a proponer el uso de la STAT6 como un blanco terapéutico para tratar el cáncer de colón. El 70% de tumores en los animales fueron inhibidos; en el resto se registró un decremento en la proliferación de células cancerosas y un aumento en la apoptosis (destrucción de células dañadas en los organismos) de la mucosa colorrectal. El estudio completo fue publicado en la revista Cancer Immunology Research.

Terapia alternativa para cáncer de colón

Resultados y gráficos después de las ocho semanas de administración del fármaco. Fuente: cancerimmunolres.aacrjournals.org

El cáncer de colón, uno de los más letales, pero menos estudiados

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el cáncer colorrectal es el cuarto cáncer más común. Tan sólo en el continente americano se detectan más de 240 mil nuevos casos cada año; de ellos, 112 mil personas mueren. Si esta enfermedad se detecta en etapas tempranas, tiene muchas probabilidades de ser curado.

Según el Instituto Nacional de Salud Pública, más del 95% de los cánceres colorrectales comienzan en las glándulas productoras de moco que protegen al colon y al recto. Antes de la aparición del cáncer, se desarrollan formaciones de tejido en la pared interna del colon o el recto: pólipos. Estas formaciones pueden aparecer en cualquier porción del intestino grueso; tardan entre 10 y 15 años en crecer.

Los pólipos pueden volverse cancerosos y, al ir creciendo, llegan a los vasos sanguíneos y linfáticos; esto último representa un peligro porque puede diseminarse a otros órganos a través del torrente sanguíneo.

Algunos de los factores de riesgo para desarrollar cáncer de colón son: sobrepeso u obesidad; inactividad física; alto consumo de alimentos procesados o con grandes cantidades de grasa; tabaquismo; alcoholismo; antecedentes familiares de cáncer colorrectal o enfermedad inflamatoria e intestinal.

Los científicos de la FES Iztacala decidieron poner atención al cáncer de colon porque está asociado a procesos inflamatorios. Y, aunque se han hecho investigaciones sobre proteínas y dietas que pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes con tumores colorrectales; a diferencia del cáncer de mama o próstata, no hay muchos estudios al respecto en nuestro país.