El consumo de frutos secos mejora la sobrevida de pacientes con cáncer de colon

Los estudios observacionales han informado un aumento de la recurrencia del cáncer de colon a nivel mundial, así como el incremento en las tasas de mortalidad por esta causa en pacientes con factores de riesgo asociados, como estados de hiperinsulinemia- incluida la diabetes tipo 2- la obesidad, el estilo de vida sedentario y la dieta de alta carga glucémica.

Varias investigaciones realizadas con anterioridad en grupos de pacientes con cáncer de colon han revelado peores pronósticos entre aquellas personas con obesidad, falta de ejercicio y una dieta con altos niveles de hidratos de carbono, relacionada con resistencia a la insulina e incremento rápido de la glucemia.

En cuanto a la alimentación saludable, estudios previos han informado que la ingesta de frutos secos, como es el caso de las nueces, almendras, avellanas y anacardos-entre otros- se ha asociado con un menor riesgo de diabetes tipo 2, síndrome metabólico y resistencia a la insulina, si bien se desconoce el efecto del consumo de estos productos sobre la incidencia y supervivencia de los pacientes afectados por el cáncer de colon. Otros hallazgos han indicado que el consumo de café también puede beneficiar a los pacientes con este tipo de neoplasia.

 

En qué consistió el estudio

En un estudio reciente, un grupo de investigadores del Yale Cancer Center evaluaron las asociaciones entre la ingesta de frutos secos con la recurrencia del cáncer de colon y la mortalidad. Fue publicado en el Journal of Clinical Oncology.

La investigación incluyó a 826 participantes con cáncer de colon en estadio III, que informaron datos sobre su dieta, completando cuestionarios de frecuencia de ingesta de alimentos.

Los pacientes fueron seguidos durante un período de 6,5 años, aproximadamente, después de haber sido sometidos a cirugía y quimioterapia.

Resultados

Los hallazgos evidenciaron que los pacientes con cáncer de colon en estadio III que comen nueces y otros frutos secos, de manera regular, tienen un riesgo significativamente menor de recidiva y mortalidad por cáncer que aquellas que no lo hacen. Aquellos que consumieron regularmente al menos dos porciones de 28 gramos de frutos secos semanalmente, demostraron una mejoría del 42% en la supervivencia libre de enfermedad y un incremento del 57% en la supervivencia general.

Según indicó Charles S. Fuchs, director del Yale Cancer Center y autor principal del estudio: “Un análisis más detallado de esta cohorte reveló que la supervivencia sin enfermedad aumentó en un 46% entre el subgrupo de consumidores de nueces , comparativamente con los que ingerían maníes“.

Otro de los investigadores, Temidayo Fadelu subrayó la importancia de los hábitos saludables, que muestra concordancia entre este estudio y otros que se han realizado: “Estos hallazgos concuerdan con varios otros estudios observacionales que indican que una serie de comportamientos saludables, que incluyen un aumento de la actividad física, mantener un peso saludable y una menor ingesta de azúcar y bebidas endulzadas, mejoran los resultados del cáncer de colon.” “Los resultados resaltan la importancia de enfatizar los factores dietéticos y de estilo de vida en la supervivencia del cáncer de colon“.

Además, enfatizaron el hecho que el estudio destacó las relaciones entre los mecanismos biológicos agravantes de otras enfermedades- aparte del cáncer de colon-como ciertas patologías crónicas, incluida la diabetes tipo 2.

Si bien aún desconocen qué es exactamente lo beneficioso de los frutos secos, los investigadores piensan que podrían desempeñar un papel saciante con una menor ingesta de carbohidratos, en comparación a otros alimentos más pobres nutricionalmente.

Dentro de los mitos nutricionales, los pacientes pueden estar limitándose en el consumo de estos frutos, debido a las preocupaciones sobre el alto contenido de grasa, según manifestó Fuchs, pero a modo de ejemplo, una porción de 28 gramos- aproximadamente unas 24 almendras- contiene aproximadamente 200 calorías, incluyendo 14 gramos de grasa. Además, la evidencia ha puesto de manifiesto que aquellos que ingieren estos alimentos tienden a ser más delgados.

Cuando Fuchs aconseja a sus pacientes acerca de las opciones de estilo de vida saludable, “lo primero y más importante es hablar sobre evitar la obesidad, hacer ejercicio con regularidad y evitar una dieta alta en carbohidratos”. “Luego hablamos sobre cosas como el café y las nueces. Si te gusta el café o las nueces, disfrútalos, y si no lo haces, hay muchas otras medidas útiles que puedes tomar“.

En general, estamos trabajando para aplicar la misma ciencia rigurosa a la comprensión de la dieta y los estilos de vida en la población de pacientes con cáncer de colon que aplicamos para definir nuevos medicamentos”, concluyó Fuchs.

 

Discusión