Nueva cirugía de reconstrucción mamaria permite recuperar la sensibilidad original

El cáncer mamario corresponde al tumor maligno no cutáneo de mayor frecuencia a nivel mundial, llegando afectar a una de cada diez mujeres.

El tratamiento de esta neoplasia depende del grado en que ha sido detectado. En etapas precoces,  se puede lograr la conservación de la mama y  evitar la quimioterapia, mientras que un grado más invasivo, la opción terapéutica de elección continúa siendo el tratamiento quirúrgico, ya sea  en forma de mastectomía radical o con las técnicas de cirugía conservadora de mama, que no están exentas de riesgos quirúrgicos y posquirúrgicos, incluidas las infecciones.

En México, según las Estadísticas del Instituto Nacional de Cancerología, el 80% de los 23,000 casos anuales que se presentan de cáncer mamario se somete a una mastectomía, pero sólo 2 de cada 15 pacientes mastectomizadas tienen acceso a una cirugía reconstructiva.

El proceso de reconstrucción mamaria busca lograr la restauración de aspectos físicos como la simetría, contorno, tamaño, forma y posición, a fin de lograr un resultado natural y corregir la asimetría anatómica.

Hay que considerar que la mastectomía es una ablación que puede repercutir de manera muy negativa en el aspecto psicológico de la mujer, ya que afecta en distinto grado su autoestima e imagen corporal, la propia percepción de la femineidad, la sexualidad y las relaciones de pareja.

En los últimos años, gracias al avance de la cirugía oncoplástica mamaria, se ha mejorado notablemente en cuanto a los avances estéticos-reparadores que se suman a la ablación del tumor, pero, en las técnicas convencionales, más allá de la imposibilidad de lograr que la mama reconstruida sea idéntica a la original, se presentan cambios más o menos notables en la sensibilidad, debido al seccionamiento de nervios sensitivos durante la cirugía.

 

Reconstrucción más sensibilidad

Como un significativo avance quirúrgico que logra sumar a la técnica reconstructiva el aspecto sensitivo de la mama- que permite que un 70% de las mujeres operadas recuperen la mayor parte de la sensibilidad en esta área anatómica-una nueva cirugía fue presentada este 7 de marzo en el congreso internacional Barcelona Breast Meeting por un equipo internacional, integrado por médicos cirujanos pertenecientes a hospitales de Barcelona, Houston (E.E.U.U) y Londres.

El encuentro contará con la asistencia de unos 300 especialistas de todo el mundo- que incluye a los 40 mejores cirujanos- para debatir e intercambiar información valiosa sobre los nuevos avances en cirugía oncoplástica, reparadora y estética de mama.

Los participantes tendrán la posibilidad de ver en directo la primera demostración de esta técnica que se hace en España, a realizarse en uno de los quirófanos del hospital Sant Pau de Barcelona.

El médico español Jaume Masi aseguró que el 70% de las mujeres intervenidas quirúrgicamente con esta nueva técnica de reinnervación de su propio tejido, generalmente proveniente del abdomen, pueden experimentar una sensación homogénea en la mama después de unos seis meses, que es cuando los nervios conectados en el procedimiento han concluido su crecimiento, logrando establecer interconecciones sensitivas e integrándose con el resto del tejido circundante.

Por su parte, una cirujana del centro médico de Houston Aldona Spiegel, especializada hace 17 años en reconstrucción mamaria, explicó que existe una variación en la sensibilidad de la mama, pero que el trabajo del cirujano consiste en recuperar el máximo de esta percepción, incluso las sensaciones erógenas.

 

En qué consiste la cirugía

Masi explicó que la técnica consiste en conectar los vasos sanguíneos y los nervios sensitivos del tejido que se extrae del abdomen de la paciente, con los nervios intercostales anteriores, logrando con esto una restitución de gran parte de la sensibilidad de la zona que fue operada. Si bien, por el momento, la sensibilidad en la zona de la areola y el pezón aún no se ha podido restablecer, no descartan poder conseguirlo en un futuro próximo.

 

Otros temas a tratar

En este congreso además se presentará la técnica de fluorescencia mediante el verde de indocianina, que consiste en el empleo de un colorante que emite fluorescencia, la cual es captada por la primera estación ganglionar que drena el cáncer de mama. De esta forma, se puede tener la localización del ganglio centinela– sin necesidad de disponer de sondas de tecnecio ni de las instalaciones de una cámara gamma, asociados a un costoso servicio de medicina nuclear que, usualmente no existe en los países en vías de desarrollo.

A los aspectos netamente técnicos, también se sumará  un debate sobre la formación que deberían tener los cirujanos del siglo XXI en el cáncer de mama, dado el incremento en el número y la complejidad de las técnicas quirúrgicas oncológicas y reparadoras que se han desarrollado en los últimos años.

Nota original aquí.

Discusión