Científicos de Arkansas crean método más barato y efectivo para detectar cáncer en etapas tempranas

El cáncer es el crecimiento y diseminación de células tumorales; el tumor invade el tejido circundante y puede producir metástasis en otras partes del cuerpo. Es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012 murieron 8.2 millones de personas a causa de este enfermedad. Aunque existen diferentes tipos de cáncer, alrededor del 30% de las muertes por este padecimiento se deben a cinco factores de riesgo:

  • índice de masa corporal elevado;
  • consumo insuficiente de frutas y verduras;
  • falta de actividad física;
  • consumo de tabaco;
  • ingesta de alcohol.

Además de ser una de las primeras causas de muerte, el cáncer también resulta una gasto significativo a nivel mundial. Su impacto económico sigue creciendo; tanto que, en 2010, el costo total de la atención a pacientes de cáncer fue de 1.16 billones de dólares; sin contar que el 86% de las personas que necesitan cuidados no los reciben.

Una de las razones por las cuales hay falta de atención a los pacientes es que los procedimientos para detección y tratamientos son muy caros; países de bajos ingresos difícilmente pueden brindar atención adecuada a personas con cáncer.

Otro de los problemas que incrementa el costo es que se detectan en etapas muy avanzadas; esto hace más difícil su control y se requieren tratamientos más especializados y caros.

Varios han sido los esfuerzos de la comunidad científica para encontrar formas más económicas y menos complicadas para detectar de forma oportuna el cáncer.  Científicos de la Nagoya University, por ejemplo, centraron investigaciones en detectar biomarcadores implicados en el cáncer a través de la orina para una rápida y efectiva detección. También se ha optado por las biopsias líquidas. Por supuesto, las pruebas de sangre son las más recurrentes; pero el objetivo sigue siendo detectar el cáncer en etapas tempranas.

Fuente: Pixabay

 

Detección temprana evita progresión del cáncer

Blake Johnson es investigador en inmunología, microbiología aplicada, anatomía y fisiología. Ha dedicado su carrera a estudios relacionados con los tumores y las alteraciones en la glicosilación de cáncer.  Por su parte, Brent C. Staggs cuenta con especialidad en patologías clínicas. Ambos científicos trabajan en conjunto en el Baptist Health de Arkansas; el primer hospital que probará el examen de sangre que han creado para detectar cáncer.

De acuerdo con los mismos investigadores, este examen trabaja bien para detectar diferentes tipos de cáncer; pero han puesto principal atención en la detección temprana de cáncer de próstata, cervical, de mama y de ovario. Además ayudará a identificar la forma del tumor y si es probable que haga metástasis.

Esta nueva prueba se logró luego de encontrar una proteína producida por células cancerígenas llamada Hepsin. Con una sola muestra de sangre, se sabe si el tumor está presente.

Esta prueba tiene dos grandes ventajas:

  • La primera es que no es invasiva; pero se obtiene suficiente información para determinar el tratamiento que el paciente debería seguir.
  • La segunda es que sólo tiene un costo de 99 dólares.

Discusión