Sobrevivientes de la poliomielitis se aferran a una máquina descontinuada para sobrevivir | Nación Farma

Sobrevivientes de la poliomielitis se aferran a una máquina descontinuada para sobrevivir

- Por

Tras publicar un vídeo en Youtube pidiendo ayuda para reparar un dispositivo para tratar la poliomielitis, popularmente conocido como “pulmón de hierro”, Paul Alexander, abogado originario de Dallas, Texas, es de los pocos sobrevivientes de esta enfermedad que aún utiliza esta máquina, a pesar de que fue descontinuada en 1979, tras el éxito de la vacuna contra este mal en Estados Unidos.

Crédito: aahs.org

Pero antes de entrar en detalle sobre esta historia, recordemos que la poliomielitis es un padecimiento contagioso que ataca principalmente el sistema nervioso, causando parálisis en cuestión de horas, atacando sobre todo a niños de cinco años en adelante, detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre sus síntomas se encuentran fiebre, cansancio, cefalea, vómito, rigidez en cuello y dolor en extremidades. Se transmite por contacto físico, es decir, vía fecal-oral, aunque también hay casos en el que alimentos infectados la provocan.

Alexander pasó la mayor parte de su vida dentro de este aparato, ya que tiene la enfermedad desde 1952, cuando tenía cinco años. Desde entonces permanece acostado en este respirador que cubre todo su cuerpo hasta el cuello. Cabe recordar que el proceso de funcionamiento de la máquina es crear vacío para introducir oxígeno a los pulmones de los enfermos que perdieron por completo la funcionalidad del sistema nervioso y respiratorio.

Casi 40 años después y sin que aún fabriquen reparaciones para estos “pulmones de acero”, Alexander tuvo éxito en su vídeo, y Brady Richards, quién está al mando del Laboratorio de Pruebas Ambientales, además de ser fanático de la mecánica, le extendió la mano. “El primer día que llegó la máquina a la tienda, algunos empleados preguntaron para que era el ahumador”, recordó Richards.

Otro dato de la OMS destaca que uno de cada 200 pacientes desarrolla una parálisis irreversible, y 5 a 10 por ciento de estos casos fallecen al dejar de funcionar el aparato respiratorio. Sin embargo, Alexander no sólo vive en pleno siglo XXI con este pulmón de acero, sino que estudió una licenciatura en derecho. “Cuando me transferí a la Universidad de Texas, viví en el dormitorio con mi pulmón de hierro“.

Otro tratamiento

Por otro lado, pero en la misma situación se encuentra Martha Ann Lillard, también de Texas, quien ha vivido en su hogar por 64 años, luego que a los cinco años quedara paralizada por la poliomielitis. Sin embargo, esta mujer considera que las alternativas modernas al “pulmón de hierro” simplemente no son tan eficientes ni cómodas. “No puedo usar otros tipos de ventiladores debido a la inflamación que acompaña a la poliomielitis“, señaló.

Y es que es difícil adaptarse a nuevos tratamientos después de una vida acompañado de su pulmón. Actualmente la manera más práctica para tratar la poliomielitis es la prevención con una vacuna en la infancia, además de la fisioterapia para disminuir el daño en músculos afectados.

Otra alternativa, es la traqueotomía, que consiste en un tubo colocado en el cuello para cuando la polio debilita los músculos del pecho al grado que los pulmones no se pueden mover.

Noticia original en Dailymail.co.uk


Etiquetas: