Qué comer si tienes diabetes gestacional | Nación Farma

Qué comer si tienes diabetes gestacional

- Por

La diabetes gestacional ocurre cuando una mujer no produce suficiente insulina durante su embarazo; y presenta intolerancia a los carbohidratos.

Este desorden conduce a altos niveles altos de azúcar en la sangre que pueden causar problemas tanto en la madre como en el hijo.

Algunas de las consecuencias de la diabetes gestacional para el bebé son: pesar más de 3 kilogramos; nacimiento prematuro; bajos niveles de azúcar en la sangre; desarrollo de diabetes tipo 2.

En el caso de las mujeres, la presión arterial sube y aumenta el riesgo de sangrado; así como las probabilidades de cesárea.

Según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos, entre el 2% y el 10% de las embarazadas presentan diabetes gestacional cada año.

En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social reporta una prevalencia de entre 8.7% y 17.7% de diabetes gestacional.

Sucede en general porque, durante el embarazo, el cuerpo produce más hormonas y hay aumento de peso. Estos cambios pueden significar que las células no usen tan bien la insulina como lo hacían antes.

Así, las mujeres se hacen resistentes a esta hormona; o, en otras palabras, su cuerpo necesita más insulina para agotar el azúcar en la sangre.

Entre los síntomas de la diabetes gestacional se encuentran:

  • Sed inusual;
  • orinar con frecuencia;
  • cansancio;
  • náuseas;
  • infecciones de vejiga frecuentes;
  • visión borrosa;
  • azúcar en la sangre en análisis médicos.

Para reducir el riesgo de complicaciones, sobre todo cuando la diabetes ha sido diagnosticada, una alimentación adecuada ayudará. Por eso, Medical News Today publicó una guía con los alimentos de una dieta saludable para las embarazadas.

Lo que sí puedes comer

Para ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre es importante controlar cuántos, qué tipo y con qué frecuencia se consumen los carbohidratos.

Los especialistas recomiendan comer carbohidratos complejos en lugar de simples. Además de dar más espacio entre las comidas y refrigerios que contienen estos alimentos.

La American Diabetes Association recomienda que las mujeres con diabetes gestacional coman tres veces al día en raciones pequeñas o moderadas; y de dos a cuatro colaciones. De igual manera se deben evitar los carbohidratos complejos altos en fibra; y combinar estos productos con proteínas o grasas saludables. Es importante no saltarse comidas y alimentarse con proteínas y fibra en el desayuno.

Los alimentos con bajo índice glucémico son indispensables en una dieta de diabetes gestacional; pues se descomponen de forma más lenta.

Una carga glucémica de 10 o menos se considera baja.

Según los expertos, para cuidar el índice glucémico, se pueden ingerir:

  • Panes integrales y cereales;
  • verdura sin almidón;
  • zanahorias y chícharos (que sí contienen almidón);
  • frutas como manzanas, naranjas, toronjas, peras y melocotones;
  • frijoles, lentejas y garbanzos.

Las proteínas también son importantes y en la dieta se deben incluir pescado, pollo, pavo, huevos, nueces, quinoa, legumbres.

En el caso de las grasas insaturadas están permitidos el aceite de oliva, aguacate, salmón, atún y semillas de chía.

Lo que no puedes comer

Para tener los niveles de azúcar bajo control, es necesario quitar ciertos alimentos. Los primeros en la lista son los azucarados; en especial los refinados y procesados, incluidas las bebidas.

Lo anterior significa eliminar de la dieta: pasteles, galletas, dulces, refrescos, jugos con endulzantes artificiales.

Se recomienda bajar la ingesta de alimentos ricos en almidón, como la papa, pan blanco, arroz blanco y pasta; porque tienen alto contenidos de carbohidratos y un mayor impacto en el azúcar en la sangre.

Los productos altamente procesados y algunos condimentos como la salsa catsup o los aderezos, las comidas rápidas, el alcohol, se pueden consumir de forma moderada.

Diagnóstico y tratamiento

La diabetes gestacional suele presentarse a partir de las 24 semanas. En ese periodo, se puede solicitar un análisis al doctor para saber si la mujer presenta dicha condición.

Si la embarazada presenta los síntomas de diabetes gestacional antes mencionados; tiene un índice de masa corporal mayor a 30; o anteriormente dio a luz a un bebé de más de 4 kilos, debe acudir con su especialista.

El tratamiento para controlar la diabetes gestacional incluirá actividad física y una dieta balanceada; esto ayudará a manejar los niveles de azúcar en la sangre y a disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 tras el embarazo.

Por supuesto, la mejor manera de estar saludable es acudir a las citas médicas y dar seguimiento de cualquier malestar o padecimiento con un médico.