La mitad de los bebés en EEUU reciben alimentos sólidos antes de los 6 meses | Nación Farma

La mitad de los bebés en EEUU reciben alimentos sólidos antes de los 6 meses

- Por

Dar de comer a bebés alimentos diferentes a la leche antes de lo debido, puede ocasionar que el recién nacido pierda los nutrientes necesarios para su desarrollo. Sin embargo, no hacerlo a tiempo puede provocar enfermedades como alergias, deficiencias de micronutrientes y una dieta más pobre durante la edad adulta. Así lo reveló la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición 2009-2014.

Estos resultados fueron publicados en la Revista de la Academia de Nutrición y Dietética, en la que se indica que en total se tomaron datos de mil 482 niños de entre 6-36 meses. La información se recopiló a través de entrevistas en el hogar: se preguntó al padre o tutor a qué edad le dieron al niño otra cosa que no sea leche materna o fórmula. Esto incluye agua azucarada, leche de vaca y comida para bebés.

Una publicación del portal Medical News Today, señala que los investigadores encontraron que sólo el 32.5 por ciento de los bebés en los Estados Unidos fueron introducidos a alimentos complementarios alrededor de los seis meses. Y 54.6 por ciento de los pequeños fueron introducidos a comida complementarios antes del medio año.

La introducción temprana varió según el estado de la lactancia materna, raza, programa especial de nutrición suplementaria para la participación de mujeres, bebés y niños; y edad materna, se asegura en el documento.

Esto indica que los bebés que no fueron amamantados o lo hicieron después de cuatro meses o menos, tenían más probabilidades de ser introducidos a alimentos complementarios antes de los seis meses. Este vínculo siguió siendo significativo incluso después de controlar varios factores, incluido el sexo del bebé, la edad de la madre, la raza y el tabaquismo durante el embarazo.

En los análisis ajustados, solo el estado de la lactancia materna siguió siendo significativo; los lactantes que nunca amamantaron o se detuvieron en menos de 4 meses, fueron más propensos a comer alimentos complementarios antes que los lactantes que amamantaron después del mismo periodo.

Sin embargo, estos estudios no utilizaron una muestra representativa a nivel nacional, y algunos de ellos tienen una década de antigüedad , lo que podría explicar las diferencias sustanciales en sus hallazgos.

Crédito: bbcgoodfood.com

Antecedentes para mejorar

Cabe señalar que, en los últimos 60 años, las recomendaciones han cambiado significativamente. Por ejemplo, en 1958 se publicaron directrices que indicaban que los bebés deberían ser introducidos a alimentos complementarios en su tercer mes de vida.

Mientras que, en la década de 1970, esto fue retrocedido a su cuarto mes. Para 1990, el tiempo se retrasó aún más a seis meses de edad, que es donde se encuentra actualmente, según la Academia Estadounidense de Pediatría .

Por primera vez, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, y el Departamento de Salud y Servicios Humanos redactan pautas dietéticas federales para niños menores de dos años, ya que señalan que la inclusión de niños menores de esta edad en las Pautas Dietéticas 2020-2025 puede promover mensajes consistentes sobre cuándo se debe introducir a los niños a los alimentos complementarios.

Así, se espera que el mensaje se vuelva más claro y las directrices se difundan más a fondo, para que la brecha entre la recomendación y la realidad se cierre de manera paulatina.

Ver nota original aquí.


Etiquetas: