Médicos de EEUU piden aumento de impuestos sobre los refrescos | Nación Farma

Médicos de EEUU piden aumento de impuestos sobre los refrescos

- Por

Recientemente, la obesidad y sobrepeso son extremadamente comunes en la población general. Esto es cierto, sobre todo en países desarrollados y en varios que se encuentran en vías de desarrollo. Lo que más preocupante, según expertos, es que cada vez más niños se vuelven obesos. El caso es bastante grave en algunos países, como Estados Unidos o México.

La pediatra Natalie Muth (y parte de los autores del documento publicado en la revista de la AAP) reconoce que cada vez son más comunes los casos de enfermedades relacionadas con el alto consumo de azúcares y grasas. Ya que a la fecha, ella ha atendido múltiples casos de diabetes infantil e hígado graso en menores.

Los casos de la doctora Muth son unos cuantos entre varios más. Por esa razón, la Asociación Americana de Pediatría y la Asociación Americana del Corazón (AAP y AHA respectivamente, por sus siglas en inglés) acaban de publicar un documento, que expone las razones para tomar cartas en el asunto.

Un problema de talla mundial

Si bien, el documento trata el caso particular de Estados Unidos, el problema va más allá. Ya que organizaciones, como la OMS reconocen la amenaza de las enfermedades crónicas (diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc.). Debido, a que parte del problema ha sido los altos costos de los tratamientos y a las numerosas muertes que causan. Cuando, irónicamente, la mayoría de estas enfermedades se pueden prevenir a un bajo costo. Parte fundamental de la prevención de estas enfermedades, es el cuidado de la alimentación y realizar actividad física.

Para darse una idea de la magnitud del problema, el 63% de las muertes anuales son causadas por enfermedades crónicas. Y tan sólo en Estados Unidos, el gasto anual en salud por la obesidad alcanza los 147 billones de dólares. Las cifras, aunque parecieran exageradas, tienen bastante sentido al reconocer las enfermedades relacionadas por la obesidad. Entre algunas se destacan:

  • Diabetes Mellitus tipo 2 (hasta el 90% tienen relación con el sobrepeso).
  • Enfermedades cardiovasculares como la hipertensión.
  • Distintos cánceres (Colón, mama, por mencionar algunos).

Después de ver la gravedad del problema, no es de extrañar las llamadas de atención. Y teniendo en cuenta las causas, los expertos han recomendado algunas acciones.

Estrategias centradas en combatir las causas

Algunos países, como México y Chile, han impulsado medidas contra las bebidas azucaradas. Ya que en el 2014, ambos países aumentaron los impuestos a bebidas azucaradas de forma independiente. Con el objetivo de recaudar fondos para el combate al sobrepeso. Y por supuesto, disminuir la demanda del producto al elevar el precio. Algo que ya ha tenido éxito con el tabaco y bebidas alcohólicas. Además del impuesto, se han tomado medidas para restringir los comerciales de refrescos y “comida chatarra”. Como resultado, tanto en Chile como en México, se logró disminuir en cierta medida el consumo de bebidas azucaradas. Viendo los resultados, algunos médicos de Estados Unidos (Incluyendo a la doctora Natalie Muth) han recomendado la misma acción en su país natal.

Entre los argumentos que ofrecen, son el éxito en otros países. La recaudación de fondos para programas de prevención y tratamiento. Además de atacar la demanda por medio de los precios. Sin embargo, reconocen que implementar sus propuestas no es tan sencillo.

Una industria en oposición

En algunas regiones de Estados Unidos, varias industrias han impulsado campañas para protegerse. Entre las que destacan “Yes! To affordable groceries” (Traducido como ¡Sí! a los comestibles asequibles). En el cual diversas industrias promovían leyes para evitar que municipios incrementaran impuestos a sus productos.

Letrero del movimiento contra impuestos a refrescos “Can the tax” en Chicago. Foto: The Washington Post.

Otro ejemplo es el movimiento en Chicago, conocido como “Can the Tax”. El cual resultó ser una fuerte oposición a las medidas contra los refrescos.

Finalmente, luchar contra la obesidad y sobrepeso debe ser desde sus causas. Sin embargo, en ocasiones puede ser un poco más complicado de lo que parece. Aunque, al día de hoy es más que necesario, debido al preocupante incremento en los índices de obesidad. Y por supuesto, en el incremento de las enfermedades asociadas a esta condición.

Documento original alojados en la revista de la American Academy of Pediatrics (AAP), en colaboración con la American Heart Association (AHA). Con información adicional del periódico New York Times, Centro de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social.