Ajo y cebolla podrían reducir el riesgo de cáncer de mama | Nación Farma

Ajo y cebolla podrían reducir el riesgo de cáncer de mama

- Por

Investigadores de la University at Buffalo y de la Universidad de Puerto Rico encontraron que la cebolla y el ajo podrían ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama.

De acuerdo con los autores —quienes publicaron su artículo en la revista Nutrition and Cancer—, la cebolla y el ajo ha demostrado ser un ingrediente capaz de reducir el riesgo de cáncer de pulmón, estómago y próstata; sin embargo, hasta ahora no existía evidencia de que tuviera algún efecto en el cáncer de mama.

Por ese motivo, evaluaron la asociación entre estos ingredientes y el cáncer de mama en grupos de caso y de control en Puerto Rico.

Decidieron trabajar con puertorriqueños porque sus platillos, en especial el sofrito, tienen como ingredientes especiales al ajo y a la cebolla. Además, el sofrito es un plato muy consumido por los habitantes de esa región.

Según declaraciones de Gauri Desai, líder del estudio, a Medical Xpress, encontraron que las mujeres puertorriqueñas consumen más ajo y cebolla en sus platillos; lo cual no sucede en Europa y Estados Unidos.

Asimismo, Puerto Rico tiene un porcentaje más bajo de mujeres con cáncer de mama que Estados Unidos.

Los participantes para la muestra fueron personas inscritas en el Atabey Study of Breast Cancer; tenían entre 30 y 79 años de edad según los registros clínicos y hospitalarios.

Los análisis se realizaron entre 2008 y 2014 con 314 mujeres con cáncer de mama, y 346 sin antecedentes de cáncer para el grupo de control.

La ingesta dietética se estimó con un cuestionario de frecuencia alimentaria; en el que se incluían ingredientes como ajo y cebolla, y platillos como el sofrito.

Posteriormente, con métodos de regresión logística incondicional, examinaron la asociación entre la cebolla y el ajo con el ajuste del cáncer de mama por: edad; educación; paridad; antecedentes familiares; índice de masa corporal; edad de la menarquia (primera menstruación); energía total; menopausia, y tabaquismo

Entre los resultados encontraron que quienes ingieren sofrito más de una vez por día tienen un 67% menor riesgo de padecer cáncer de mama en comparación con aquellas mujeres que nunca lo han comido.

Esos hallazgos sugieren que la cebolla y el ajo funcionan como elementos protectores ante el cáncer.

La cebolla y el ajo son ricos en flavonoides y compuestos de organosulfur. El ajo, por ejemplo, contiene S-alilcisteína, sulfuro de dialilo y disulfuro de dialilo; la cebolla, por su parte, tiene sulfóxidos de cisteína. Dichos compuestos han mostrado tener propiedades anticancerígenas en humanos; así como en estudios experimentales en animales.

Cáncer de mama

El cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres, tanto en países en desarrollo como desarrollados.

Su incidencia está aumentando debido al incremento en la esperanza de vida; aumento de la urbanización, y la adopción de modos de vida occidentales, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Si bien las estrategias de prevención han reducido el riesgo, no eliminan los casos de cáncer, en especial en naciones con bajos ingresos, donde el diagnóstico temprano es el principal reto.

Algunos de los factores que desencadenan el cáncer de mama son:

  • antecedentes familiares;
  • factores reproductivos asociados a exposición larga a estrógenos endógenos; como un inicio de menstruación precoz o menopausia tardía;
  • consumo de alcohol;
  • sobrepeso u obesidad;
  • y falta de actividad física.

Las mejores herramientas para hacer frente al cáncer de mama son la autoexploración, exámenes de rutina y el diagnóstico temprano por parte de un especialista.