VIR: el dispositivo diseñado para recordar vacunas

- Por

Las vacunas ofrecen protección efectiva contra muchas enfermedades graves. Sin embargo, para poder obtener este beneficio, es necesario completar el esquema de vacunación en los tiempos y con las dosis recomendadas, pero en algunas ocasiones los padres olvidan estos cruciales refuerzos, que se han transformado en herramientas eficaces a la hora de combatir brotes de enfermedades, especialmente de aquellas de elevada morbi-mortalidad o que pueden dejar secuelas de importancia.

Las asociaciones pediátricas de cada país recomiendan una pauta cronológica determinada para administrar las vacunas, en base a las recomendaciones internacionales, considerando los requerimientos y epidemiología locales.

No obstante, aunque la cobertura de inmunización ha crecido de manera muy importante, cerca de 22 millones de niños en todo el mundo no reciben este servicio de salud básico, por lo que los retos para ampliar esta inclusión persisten, dadas las marcadas  diferencias que existen entre países en los países en vías desarrollo y aquellos desarrollados.

En los países en desarrollo, que pueden carecen de sistemas médicos organizados a gran escala, las vacunas de los niños con frecuencia se olvidan y, por lo tanto, se pasan por alto, lo que puede conlleva a la aparición de complicaciones mayores en el futuro.

En las naciones del primer mundo, los padres reciben recordatorios periódicos a través de una variedad de medios, como llamadas telefónicas, correo electrónico u otros, por lo que la adherencia a los programas de inmunizaciones sigue siendo bastante alta, sin considerar al grupo de los escépticos que no se suman al sistema.

Para ayudar a mejorar las tasas de vacunación, incluso en áreas que están con mala cobertura y desatendidas, como son algunos países de África, se está colocando un indicador de fácil lectura alrededor de los tobillos de algunos bebés recién nacidos.

Timestrip: El recordatorio de vacunas

La empresa Timestrip , una empresa del Reino Unido con sede en Cambridge,  ha creado el Vaccine Indicator Reminder (VIR), consiste en una simple banda equipada con una barra de cuenta regresiva en su parte frontal, que muestra cuánto tiempo falta para que llegue la próxima vacunación. Se activa al presionar con el dedo sobre la cara del VIR. Un proceso químico predecible, que se basa en un colorante de uso alimentario, funciona dentro del dispositivo para llevar un seguimiento de cuánto tiempo ha transcurrido desde que el bebé fue equipado con el VIR.

En la actualidad hay tres bandas diferentes, cada una coloreada de forma diferente y con una duración de temporizador preestablecida diferente, lo que permite que una clínica elija qué poner a un niño dependiendo de cuándo se debe la próxima vacuna. Los padres simplemente necesitan presionar la cara del dispositivo de vez en cuando para recibir una actualización precisa, ayudándoles a programar una visita al servicio de salud.

Dentro de sus ventajas se encuentra su bajo costo, su facilidad de uso y su fácil aceptación por parte de los infantes y sus padres.

Las presentaciones del VIR

Se encuentran disponibles tres tipos de bandas diferentes, cada una coloreada de manera distinta y con una duración de temporizador preestablecida con anticipación.

Un bebé recibe una banda amarilla después de que ha recibido la dosis de la vacuna aplicada tras el  nacimiento. Una banda VIR de color púrpura se asignan a las seis semanas. La cuarta dosis de vacunas (VIP color “agua”) se administra a las 14 semanas de edad, protegiendo al bebé contra nueve enfermedades prevenibles.

Proceso de prueba y evaluación de resultados

La banda VIR se está probando actualmente en comunidades de bajos ingresos de países como Pakistán y Nigeria.

En Pakistán, se recomiendan cuatro grupos de vacunas durante las primeras 14 semanas de la vida de un bebé, aunque a menudo se pasan por alto. Las estimaciones sugieren que una cifra muy elevada, de hasta el 60% de los bebés no completan el calendario de vacunación establecido.
El gerente general de Timestrip, Reuben Isbitsky, dijo: “Estamos absolutamente encantados de ayudar a generar cambios en esta área vital de trabajo. Nuestra historia de innovación en los sectores médico y farmacéutico, incluido el desarrollo de productos de control de temperatura para productos sanguíneos y vacunas, nos permitió apoyar la creación de un producto simple pero que salvó vidas y que ayudará a millones de niños que sufren regímenes de vacunación incompletos“.