Incremento de pensamientos suicidas durante la pandemia

- Por
pandalabs

El mundo tiene un gran desafío de salud debido a la pandemia. Aunque hay pocas investigaciones al respecto, existe una reciente que halló un incremento de pensamientos suicidas en adultos jóvenes.

La investigación se realizó con ciudadanos estadounidenses y arrojó que los adultos jóvenes, las minorías raciales, los trabajadores esenciales y los cuidadores no remunerados son los que muestran mayor afectación de salud mental, mayor abuso de sustancias y más pensamientos suicidas.

El estudio consistió en realizar una encuesta en línea entre el 24 y el 30 de junio. Las preguntas fueron contestadas por 9896 adultos y administradas por Qualtrics.

Jóvenes con más pensamientos suicidas

Para empezar, 40.9 % de los encuestados aseguran tener una salud mental adversa debido a la pandemia.

Además, 10.7 % reportó haber considerado suicidarse durante los 30 días anteriores. Y se encontró que los pensamientos suicidas habían aumentado a más del doble en los últimos 12 meses.

Este porcentaje se incrementó más en los jóvenes de entre 18 y 24 años, de los cuales, una cuarta parte dijo albergar la idea de quitarse la vida.

También se encontró que 33 % de los cuidadores no remunerados pensaban en el suicidio.

pensamientos suicidas en la pandemia
Fuente: Pexels.

Otros problemas a raíz de la pandemia

Durante esta investigación, también se halló que 31 % de los encuestados sufría de ansiedad y depresión mientras que 13 % había incrementado el uso de sustancias para poder lidiar con el estrés de la pandemia.

Los suicidios se pueden prevenir

Aún es muy pronto para tener cifras, pero varias autoridades creen que con el aumento de pensamientos suicidas también podría haber un incremento en los suicidios.

De acuerdo con un informe publicado en Lancet Psychiatry, a medida que la pandemia se propaga, es probable que las tasas de suicidio se disparen, por lo que hacen un llamado a los gobiernos para tomar medidas preventivas ante este problema de salud mental.

Asegura que en tiempos de crisis, las personas con problemas de salud mental preexistentes pueden desarrollar nuevos trastornos mentales, como depresión, ansiedad y trastorno de estrés postraumático.

Además, sostiene que los suicidios por COVID-19 se pueden evitar si se realizan algunas acciones preventivas.

Señales del suicidio

Además de los pensamientos suicidas, hay otros signos que indican que podría cometerse un suicidio.

  • Hablar del suicidio y de la muerte con frases como “desearía estar muerto” o “desearía no haber nacido”.
  • Obtener medios para quitarse la vida, como comprar un arma o pastillas.
  • Aislarse y querer estar solo.
  • Tener cambios de humor, como estar muy feliz en un momento y al otro estar triste.
  • Consumir más alcohol o drogas.
  • No tener esperanzas.
  • Cambiar los patrones de sueño y de comidas.
  • Regalar las pertenencias y arreglar asuntos personales.
  • Despedirse de las personas como si no las fueran a volver a ver.

Buscar ayuda

De acuerdo con el Gobierno de México, ante los pensamientos suicidas, lo mejor es buscar ayuda, aunque no se esté planeando hacerse daño de forma inmediata.

Además de requerir la consulta con un profesional de la salud mental, puede que encuentres apoyo en estos lugares:

  • Amigo o ser querido con quien logres expresar tus sentimientos.
  • Líder espiritual en caso de que seas religioso.
  • Línea de ayuda de asistencia suicida, por ejemplo, en México existe la Línea UAM de apoyo psicológico (55 58 04 6444).

¿Cómo cuidar la mente en la pandemia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó algunas medidas para prevenir no solo los pensamientos suicidas, sino cualquier otro problema de salud mental que se pudiera presentar debido al aislamiento generado por la pandemia.

Las acciones a tomar son las siguientes:

  • Seguir una rutina al levantarse y acostarse todos los días a la misma hora.
  • Mantener una higiene personal diaria.
  • Realizar comidas saludables en horarios regulares.
  • Asignar tiempo para trabajar y descansar.
  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • Tomar tiempo para realizar cosas que te gusten.
  • Reducir las fuentes de noticias y solo buscar información en sitios oficiales.
  • Tener contacto social con los seres queridos de forma regular, ya sea por teléfono o en línea.
  • Limitar la cantidad de alcohol que bebes en el día y no consumirlo como método para lidiar con la ansiedad y el estrés que causa la pandemia.
  • Disminuir el tiempo que pasas viendo la televisión o jugando con videojuegos. Aunque puede ser una buena forma para relajarte y pasar el tiempo, hay que mantener el equilibrio entre esto y una rutina saludable.
  • Usar las redes sociales para promover historias positivas y esperanzadoras.
  • Ayudar a otros que lo necesitan.
  • Apoyar a los trabajadores de la salud y recordar que ellos luchan todos los días por responder al COVID-19.
  • No discriminar a las personas por temor a la propagación del virus.

Con información de New York Post, Familydoctor.org y Medscape.

pandalabs