Cada día más muertes por cáncer anal en Estados Unidos | Nación Farma

Cada día más muertes por cáncer anal en Estados Unidos

- Por

El cáncer de ano se desarrolla a partir de las células cutáneas que rodean la abertura del ano o en la mucosa del canal anal, por dentro de dicha abertura.

Los cánceres anales más comunes surgen de las células epiteliales (estrato espinoso), por lo que se denominan carcinomas espinocelulares o de células escamosas.

El virus del papiloma humano (VPH) es quizás la fuente más común de infecciones de transmisión sexual y es un factor de riesgo significativo para varios cánceres -además del cervical y el oral- como el cáncer anal.

La infección por el VPH se puede prevenir a través de la vacunación, que otorga un buen grado de protección contra los principales serotipos carcinogénicos.

En la etapa que las células están en plena transformación maligna, pero aún no han invadido la piel en profundidad, este cáncer se denomina “displasia de alto grado”, “carcinoma in situ” o “enfermedad de Bowen”.

El cáncer de ano en muy pocas ocasiones hace metástasis (estadio IV) hacia zonas distantes del cuerpo. Si bien es reducido el porcentaje de tumores que se propagan, pero aquellos que sí lo hacen, son muy difíciles de tratar.

Pronóstico y epidemiología

El pronóstico de este cáncer depende del estadio clínico del tumor. En caso de hacer metástasis, con mayor frecuencia se propaga al hígado y los pulmones.

El cáncer de ano es una neoplasia muy poco común. Representa entre el 1-2% de los cánceres gastrointestinales.

Según datos recientes, las tasas de incidencia de cáncer anal han evidenciado un fuerte incremento en los Estados Unidos, mientras que las tasas de mortalidad por este carcinoma se han duplicado.

Cáncer anal: nuevo y preocupante estudio

Con el objetivo de conocer la situación epidemiológica del cáncer anal en los Estados Unidos, un estudio realizado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston, analizó las tendencias en las tasas de incidencia de Estados Unidos para el carcinoma de células escamosas del ano, durante un período aproximado de 15 años.

Los investigadores accedieron al conjunto de datos de Estadísticas de Cáncer de Estados Unidos para analizar las tendencias nacionales en las tasas de incidencia y mortalidad de cáncer anal en 2001–2015 y 2001–2016, respectivamente. 

Durante estos períodos, el equipo identificó 68,809 casos de cáncer anal y 12,111 muertes por este.

Sus hallazgos no fueron alentadores, como se informó en un nuevo estudio publicado en el  Journal of the National Cancer Institute.  

Desconocimiento y preocupación

Este estudio encontró que la gran mayoría de los adultos en los Estados Unidos desconocen los riesgos del cáncer anal, como explica el autor principal del estudio, Ashish Deshmukh:

Es preocupante que más del 75% de los adultos estadounidenses no sepan que el VPH causa este cáncer prevenible. Se necesitan campañas educativas para aumentar la conciencia sobre las crecientes tasas de cáncer anal y la importancia de la inmunización”.

El análisis de los datos reveló que en el período comprendido entre los años 2001-2016:

  • Los diagnósticos de cáncer anal y las tasas de mortalidad por esta neoplasia aumentaron más del doble en adultos de 60 a 69 años. 
  • Se observó un aumento en las tasas de incidencia de casi un 3% por año. 
  • Las tasas de mortalidad por esta forma de cáncer aumentaron en un 3,1% por año.

En conjunto, estos datos sugieren que el cáncer anal puede ser una de las causas de incidencia y mortalidad por cáncer que aumenta más rápidamente.

Diferencias por raza y edad

Cuando los investigadores analizaron los datos según la raza y el origen étnico de la población estudiada, así como el sexo y el grupo etario, observaron que el riesgo de cáncer anal se había quintuplicado entre los hombres de raza negra nacidos a partir de mediados de la década de 1980, en comparación con los nacidos alrededor de 1946.

Por su parte, para el grupo de hombres y mujeres blancos nacidos después de 1960, el riesgo se había duplicado.

Nuestros hallazgos sobre el aumento dramático en la incidencia entre los millennials negros y blancos [mujeres], las tasas crecientes de enfermedad en etapa metastásica y los aumentos en las tasas de mortalidad por cáncer anal son muy preocupantes“, indica Ashish Deshmukh.

Importancia de estos hallazgos

Dada la percepción histórica de que el cáncer anal es raro, a menudo se descuida“, dice Deshmukh.

Pero después de estos reveladores datos, los investigadores argumentan que los médicos pueden querer comenzar a detectar el cáncer anal entre los pacientes que consideran que están en riesgo.

La detección del cáncer anal no se realiza actualmente, excepto en ciertos grupos de alto riesgo, y los resultados de este estudio sugieren que se debe considerar la evaluación de esfuerzos de detección más amplios“, dice el autor principal del estudio, el Dr. Keith Sigel, de la Escuela de Medicina de Icahn en Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.