Hombre muere por bacteria "come carne" al ayudar a reparar casas destruidas por el huracán Harvey | Nación Farma

Hombre muere por bacteria «come carne» al ayudar a reparar casas destruidas por el huracán Harvey

- Por

La semana pasada, el canal de televisión Khou, del diario The Houston, en Texas, Estados Unidos, dio a conocer que Josue Zurita había fallecido. Era un hombre de sólo 31 años; según su obituario, un carpintero dedicado a su trabajo; dejó México para darle una mejor vida a su familia. Muy amiguero y sonriente es como lo recuerdan.

El 10 de octubre, según el Galveston County Health District informó, Josue  al hospital el 10 de octubre con una herida seriamente infectada en la parte superior de su hombro. El diagnóstico fue fascitis necrotizante, una infección poco común que ataca los tejidos suaves. Seis días después, murió.

¿Cómo se infectó Josue?

Cuando ocurren huracanes, las enfermedades infecciosas son una preocupación a corto plazo. De acuerdo con las autoridades sanitarias de Galveston Country, muchas infecciones ocurren cuando las bacterias quedan en los escombros y el agua estancada; si detectan una cortadura o una herida, atacan el cuerpo humano hasta dañarlo. En 2005, por ejemplo, tras el paso del huracán Katrina por Nuevo Orleans, se registraron 30 casos de MRSA, una bacteria de estafilococo resistente a los antibióticos.

Fuente: CNN

Este año, hace sólo dos meses, Texas fue impactado por Harvey, un huracán categoría 4 que provocó inundaciones y la muerte inmediata de al menos 80 personas. Muchos hogares quedaron destruidos; así que, en solidaridad, otros apoyaron la reconstrucción, entre ellos estuvo Josue.

La fascitis necrotizante —diagnosticada en Zurita— se esparce entre el músculo y la piel, mata los nervios y provoca coágulos en los vasos sanguíneos.El caso de Josue ha sido el único detectado en su región; no obstante, para los médicos es un foco rojo al cual se debe poner atención. Además, otros medios de comunicación como CNN, han reportado el fallecimiento de personas cercanas a Houston, por la misma causa; lo cual apunta a que existe un peligro real para la salud de la población.

¿Cómo hacer frente a las enfermedades que se desatan por fenómenos naturales?

Las consecuencias de los desastres naturales no sólo son pérdidas materiales o infecciones por bacterias poco comunes; también lo son enfermedades que podemos vivir a diario. Los desequilibrios emocionales, el estrés y la ansiedad, por ejemplo, impactan el sistema inmunológico de manera negativa. Por supuesto, la higiene alimenticia es otro tema que se vuelve complicado en las zonas de desastre; si no hay un control, se desatan enfermedades como salmonelosis o diarrea E. coli. El contagio se vuelve más fácil si esos grupos de individuos infectados se encuentran en áreas comunes y albergues con gran cantidad de gente.

Fuente: Pixabay

Los especialistas recomiendan contar con refuerzos contra el tétanos para prevenir y aumentar la defensa ante las bacterias. Y aún más importante es una adecuada revisión y control de las heridas; esto es: utilizar vendajes limpios, secos; usar medicamentos contra el enrojecimiento, la hinchazón e incluso la fiebre. No importa si son pequeñas ampollas o rasguños, a todas esas heridas se les debe prestar atención inmediata.