Brote de fiebre amarilla en Brasil: campaña de vacunación y recomendaciones para los turistas

- Por

El virus de la fiebre amarilla es endémico en 47 países de las zonas tropicales presentes en África, América Central y Sudamérica. Si bien, casi el 90% de los casos reportados anualmente corresponden al África subsahariana.

El peligro de contagio se ve incrementado por los viajeros infectados procedentes de estos lugares, ya que pueden propagar la enfermedad a aquellos países en los que no hay fiebre amarilla. Además, la enfermedad se puede propagar fácilmente si en el país de destino existen especies de mosquitos capaces de transmitirla, sumado a las condiciones climáticas adecuadas y animales que actúen como reservorios para sostener su circulación.

La lucha para erradicarla

La iniciativa internacional contra la fiebre amarilla, fue lanzada en el 2006, fecha a partir de la cual se han obtenido importantes avances en la zona de África Occidental, donde se han implementado masivas campañas vacunatorias, aunque eventualmente, recrudecen los brotes de esta enfermedad.

La fiebre amarilla puede prevenirse con una de manera eficaz con una sola dosis de la vacuna específica, que brinda inmunidad y protección de por vida. La vacuna otorga una inmunidad efectiva para el 99% de las personas vacunadas, siendo activa tras un plazo de 30 días.

Si bien no existe un tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla, un tratamiento de apoyo de calidad incrementa la tasa de supervivencia.

La situación en Brasil

A comienzos del 2017 el Ministerio de Salud de Brasil reportó la ocurrencia de un brote de fiebre amarilla, cuyo origen se registró  en el estado de Minas Gerais, expandiéndose a varios estados limítrofes.

En agosto del año pasado el Ministerio de Salud declaró la finalización de la emergencia sanitaria ocasionada por el brote de fiebre amarilla que afectó la totalidad de la región sudeste de Brasil, donde provocó, entre diciembre de 2016 y agosto de 2017, un total de 261 muertes y otros 777 casos de contagio comprobados.

Para evitar un rebrote, Brasil ha reforzado las medidas profilácticas contra esta enfermedad, especialmente en el estado de Sao Paulo, donde las autoridades de la Secretaría Regional de Salud, confirmaron la muerte de dos personas en la localidad de Atibaia, que se suman a otros tres decesos registrados en la región metropolitana de la capital.

Si bien los datos de muertes actualizados debido a la fiebre amarilla todavía no han sido divulgados por dicha secretaría, ha garantizado que la situación en Sao Paulo se encuentra “bajo control”.

Recomendaciones de la OMS

Dada la situación actual epidemiológica actual  de Brasil, la secretaría de la OMS dispuso que “el Estado de Río de Janeiro –con excepción de las áreas urbanas de la ciudad de Río de Janeiro y Niterói- y del Estado de San Pablo –con excepción de las áreas urbanas de la ciudad de San Pablo y Campinas-, también se consideran en riesgo de transmisión de fiebre amarilla”.

Por ello, el organismo internacional recomienda la vacunación contra esta enfermedad para aquellos viajeros internacionales que visiten esas áreas, pertenecientes a los estados de Río de Janeiro y San Pablo.

El tipo de actividades que los viajeros internacionales prevén llevar a cabo durante su visita a las zonas donde hay riesgo de transmisión deben ponderarse en el análisis riesgo-beneficio sobre la decisión de vacunarse contra la fiebre amarilla”.

Indicaciones para los turistas

Deben vacunarse aquellos viajeros que:

  • Realicen viajes cuyo destino final pertenezca a municipios considerados como  zona de riesgo.
  • Permanezcan haciendo escala por al menos 72 horas en una zona de riesgo, aunque su destino final sea una zona situada fuera de estas áreas.
  • Desarrollen actividades de turismo aventura (trekking, tirolesa, etc.) o que acampen en los municipios dentro de la zona de riesgo.

La vacuna no está indicada si los itinerarios del viaje están restringidos a:

  • La zona costera perteneciente al estado de Santa Catarina (que incluye Florianópolis y balnearios próximos).
  • La zona costera del Paraná.
  • Una gran extensión del nordeste brasilero (que engloba los estados de Alagoas, Sergipe, Pernambuco, Paraíba, Ceará, Rio Grande do Norte y zona centro y Norte de Piauí).
  • La vacuna debe ser administrada como mínimo, con una antelación de 10 días previos al viaje y debe estar adecuadamente indicada, dado sus eventuales efectos adversos.
  • Esta vacuna está contraindicada en: niños menores de 6 meses de edad, embarazadas, personas con hipersensibilidad al huevo o proteínas de pollo, pacientes VIH positivo, oncológicos, pacientes con enfermedades del timo, miastenia gravis, terapia inmunosupresora o radioterapia.
  • Además, se debe tener precaución especial y evaluar cuidadosamente el balance costo versos beneficio de la vacunación con los niños entre 6 y 9 meses de edad, adultos mayores de 60 años de edad y pacientes VIH asintomáticos, estados como embarazo y lactancia.

 Campaña de vacunación masiva

Aunque la campaña de vacunación comenzará oficialmente en Sao Paulo el próximo 3 de febrero- extendiéndose hasta el mes de marzo- en los últimos días, miles de habitantes pertenecientes a diferentes ciudades del estado se han agolpado en los vacunatorios para recibir su dosis ante el aumento de casos.

La campaña incluirá a tres estados: San Pablo, Río de Janeiro y Bahía,  que en conjunto , pretende alcanzar a 19,7 millones de personas, de las cuales 15 millones recibirán dosis fraccionadas (0,1 ml) y otras 4,7 millones dosis estándar (0,5 ml).

Carla Domingues, quien es coordinadora del Programa Nacional de Inmunización del Ministerio de Salud, explicó que la fiebre amarilla suele darse entre los meses de diciembre y mayo, por lo que “Para evitar que eso ocurra, estamos anticipando la vacunación porque el virus entró en área con elevado densidad de población“.