Prometedor ensayo con anticuerpos que neutralizan los mortales henipavirus | Nación Farma

Prometedor ensayo con anticuerpos que neutralizan los mortales henipavirus

- Por

Se testeó exitosamente un tratamiento en base a anticuerpos para evitar que los henipavirus causen infecciones potencialmente mortales. El ensayo se realizó en 40 participantes sanos, pero se necesitarán estudios adicionales para demostrar su eficacia y su seguridad en pacientes infectados.

Los henipavirus son un grupo emergente de virus con gran potencial pandémico que pueden ser altamente mortales, tanto en humanos como en animales domésticos.

Aunque el número de brotes ha sido pequeño hasta el momento, dadas sus características, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido a los henipavirus en la lista de enfermedades con potencial epidémico que deben ser priorizadas por los investigadores del área.

Existen dos henipavirus de ARN estrechamente relacionados. Uno es el virus Hendra (originalmente llamado Morbillivirus equino), que fue descubierto en septiembre de 1994 tras causar la muerte de trece caballos y de un entrenador, pertenecientes a un complejo de entrenamiento en Hendra, Australia.

Mientra tanto, los primeros casos de infección por el virus Nipah fueron identificados en 1998, cuando surgió un brote de enfermedad con cuadro neurológico y respiratorio. Tuvo lugar en granjas porcinas en Malasia, lo que resultó en 265 casos humanos, de los cuales, 105 fallecieron.

Epidemiología

El virus Nipah tiene una importante tasa de mutación, lo que posibilita la transmisión de persona a persona y le otorga un gran potencial pandémico.

Los principales reservorios naturales de los henipavirus serían los zorros voladores, un tipo de murciélago de la fruta.  

Se ha observado una tasa de mortalidad del 57 % en siete casos conocidos del virus Hendra en Australia, mientras que se han reportado 373 muertes por el virus Nipah en el sur y en el sureste de Asia, entre los años 1998 y 2018.

Si bien actualmente existe un anticuerpo monoclonal, el m102.4, que ha neutralizado con éxito los henipavirus en experimentos con primates no humanos, se desconoce su eficacia en el hombre. Este anticuerpo ha estado disponible desde 2010 para uso de emergencia en Australia y para personas expuestas al virus Hendra.

El  m102.4 se une a las proteínas en la superficie de las células, lo que normalmente le permitiría al virus acceder a las células huésped para provocar la infección.

Probando el anticuerpo m102.4

Un equipo de científicos australianos llevó a cabo un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo para probar un potencial tratamiento contra la infección por los henipavirus: el anticuerpo monoclonal m102.4. Estos hallazgos fueron publicados en The Lancet Infectious Diseases.

Un total de 40 adultos sanos de entre 18 y 50 años fueron asignados aleatoriamente a cinco grupos diferentes: cuatro grupos recibieron el anticuerpo en dosis única que aumentaron desde 1 mg/kg en el primer grupo, 3 mg/kg en el segundo, 10 mg/kg para el tercero y 20 mg/kg administrados al cuarto grupo. Los voluntarios del quinto conjunto de personas recibieron dos infusiones intravenosas de 20 mg/kg. En cada grupo, 6 participantes recibieron el anticuerpo y a 2 se les administró un placebo de solución salina.

La seguridad y la tolerabilidad de m102.4 se evaluó a través de exámenes físicos, análisis de laboratorio clínico, electrocardiogramas (ECG) y registros de eventos adversos.

Se obtuvieron muestras de sangre de los voluntarios para analizar las reacciones inmunes y para evaluar la capacidad del anticuerpo circulante para neutralizar los virus a las 12 horas, 24 horas, cuatro y ocho días posteriores a la inyección, además de la capacidad del cuerpo para eliminar el anticuerpo.

Resultados satisfactorios

En general, se reportó que las dosis de m102.4 utilizadas en el estudio eran seguras y bien toleradas, puesto que los investigadores no registraron eventos adversos graves relacionados con el tratamiento. Algunos de los más comunes relacionados con el tratamiento fueron cefaleas, que informaron 12 de los 30 voluntarios que recibieron el anticuerpo y 3 de 10 participantes del grupo control. Por su parte, los sujetos que recibieron la dosis doble no informaron un aumento de las cefaleas.

En los análisis de sangre se descubrió que la capacidad del cuerpo para eliminar el anticuerpo es similar entre los participantes que reciben la dosis única o doble.

Con respecto a la capacidad del anticuerpo circulante frente a los henipavirus, los autores encontraron actividad de neutralización contra los virus Hendra y Nipah en todas las muestras y en todos los intervalos de tiempo probados, por lo que concluyen que el anticuerpo permaneció activo durante al menos ocho días después de la inyección intravenosa.

En palabras del doctor Elliott Geoffrey Playford del hospital Princess Alexandra, Australia: “Dada la alta tasa de mortalidad por infección por henipavirus, su capacidad de causar infección en múltiples órganos incluido el cerebro y su capacidad única de propagarse a los humanos desde los murciélagos a través de una amplia gama de especies animales, los médicos necesitan una forma segura para neutralizarlos. Nuestros resultados son los primeros en confirmar que administrar un anticuerpo que se une al virus es seguro, por lo que es la opción terapéutica más prometedora hasta la fecha para abordar esta necesidad médica no satisfecha”.

Utilidad del anticuerpo

Por lo tanto, el anticuerpo probado sería útil “cuando hay un posible caso de infección por henipavirus o cuando las personas sospechan que podrían haber estado expuestas a uno de los virus. A menudo, no hay tiempo para confirmar un diagnóstico antes de que sea demasiado tarde para hacer algo al respecto”, dice la doctora Heidi Carroll de Queensland Health, Australia.

Y agrega: “Según los resultados de nuestro ensayo, sugerimos ofrecer una dosis única de 20 mg/kg de m102.4 a las personas que puedan haber estado expuestas a uno de los virus, o dos dosis separadas por 48 horas a pacientes con signos clínicos de infección”.

Si bien por el momento no hay evidencia de mutantes virales capaces de eludir al m102.4, no se puede descartar este hecho con los virus ARN.

Se necesitarán estudios posteriores para demostrar la eficacia del anticuerpo contra diferentes cepas de los virus Nipah y Hendra. Además, podría requerirse un cóctel de anticuerpos monoclonales para reducir la eficacia del m102.4.