Método mide cambios en la masa celular para predecir la eficacia de las terapias contra el mieloma múltiple | Nación Farma

Método mide cambios en la masa celular para predecir la eficacia de las terapias contra el mieloma múltiple

- Por

El tratamiento del mieloma múltiple siempre va a depender de las características intrínsecas de cada paciente, de la evolución de la patología y del grado de afectación del organismo, así como de los avances médicos disponibles en ese momento.

Una de las dificultades en el tratamiento del mieloma múltiple es elegir entre los muchos fármacos disponibles. Por regla general, los pacientes responden bien al primer esquema de tratamiento, pero después recaen, por lo que los médicos deben elegir otro medicamento.  Sin embargo, no existen formas de predecir de manera precoz el grado de respuesta de un paciente frente a un medicamento en particular, lo que puede llevar a meses de tratamiento con un fármaco que no está funcionando.

Cómo predecir la eficacia del tratamiento oncológico

Un grupo de investigadores del MIT, liderado por  Scott Manalis , han demostrado que pueden usar un nuevo tipo de medición para predecir cómo determinados fármacos afectarán las células cancerosas obtenidas de pacientes con mieloma múltiple; resultados que se correlacionaron con el beneficio efectivo al ser tratados con las drogas que mostraban mejores resultados in vitro, estudio que aparece en la edición del 20 de noviembre de Nature Communications.

Este tipo de prueba podría ayudar a los médicos a predecir las respuestas de los medicamentos basándose en las tasas de crecimiento de las células cancerígenas después de la exposición al fármaco, según explica Manalis:

Para las enfermedades infecciosas, las pruebas de susceptibilidad a los antibióticos basadas en la proliferación celular han sido extremadamente efectivas durante muchas décadas”,A diferencia de las bacterias, las pruebas análogas para las células tumorales han sido desafiantes, en parte debido a que las células no siempre proliferan al ser retiradas del paciente. La medida que desarrollamos no requiere proliferación“.

En qué consiste este método

Esta tecnología se basa en un nuevo desarrollo que Manalis y sus colegas han desarrollado durante los últimos años para medir la masa de las células.

El dispositivo, conocido como resonador de microcanal suspendido (SMR), puede cuantificar las masas de células con una exactitud de 10 a 100 mayor que cualquier otra técnica, lo que permite a los investigadores calcular con precisión las tasas de crecimiento de las células individuales de un tumor durante cortos períodos de tiempo.

La última versión del dispositivo, que puede medir de 50 a 100 células por hora, consiste en una serie de sensores SMR que miden la masa de las células a medida que fluyen a través de pequeños canales. Durante un período de 20 minutos, a cada célula se le determina su masa unas 10 veces, lo que es suficiente para obtener una medición precisa de la tasa de acumulación masiva (MAR), que corresponde  a una medida de la velocidad con que las células ganan masa. Esta medición ha sido utilizada para revelar la susceptibilidad o resistencia de las células tumorales a determinadas terapias oncológicas: una disminución de la MAR posterior al tratamiento farmacológico significa que las células son sensibles a la droga, por el contrario, si son resistentes, no hay modificaciones en la MAR.

Metodología de trabajo y resultados

En el nuevo estudio, los investigadores del MIT se asociaron con Nikhil Munshi del Dana-Farber Cancer Institute para probar varios medicamentos sobre células tumorales pertenecientes a pacientes con mieloma múltiple.

Luego compararon los resultados obtenidos in vitro con lo que les sucedió a los pacientes  cuando fueron tratados con esos medicamentos.

Para cada paciente, monitorizaron la respuesta de las células cancerosas a tres drogas diferentes, más varias combinaciones de éstas.

Encontraron que en los nueve casos estudiados, los datos del experimento coincidían con los resultados observados en los pacientes, según lo medido por los biomarcadores proteicos específicos.

Cuando los biomarcadores clínicos mostraron que los pacientes debían ser sensibles a un medicamento, también vimos sensibilidad en nuestra medición. Mientras que en los casos en que los pacientes eran resistentes, vimos eso en los biomarcadores clínicos, así como en nuestra medición “, según Mark Stevens, otro de los autores del estudio.

Utilidad y posibilidades futuras

En el aspecto práctico actual, los investigadores prevén que este método se podría utilizar durante la recaída de la enfermedad, cuando el tumor puede haber desarrollado resistencia a terapias específicas.

Según explica Stevens:”En este momento de recaída, tomamos una biopsia de médula ósea de un paciente, y probamos cada terapia individualmente o en combinaciones que normalmente se usan en la clínica. En ese momento, podríamos informar al clínico sobre a qué terapia o combinaciones de terapias este paciente parece ser más sensible o más resistente”.

Según Kenneth Anderson, profesor de medicina de la Harvard Medical School y Dana-Farber Cancer Institute, no involucrado en este estudio, la nueva prueba es “muy prometedora” para detectar la susceptibilidad a las  drogas por parte de las células de mieloma.

Anderson agrega: “Este ensayo puede acelerar la atención médica personalizada y la elección de terapias efectivas para el mieloma, tanto en el momento del diagnóstico como en la recaída“, “También puede ser útil establecer un perfil de la susceptibilidad de la enfermedad residual mínima, con el fin de informar mejor la terapia y mejorar el resultado del paciente“.

Pese a que con las biopsias de médula ósea a menudo se obtiene un escaso número de células tumorales para su evaluación (tan solo unas 50,000 células tumorales), para esta técnica es un número suficiente que permite probar diferentes medicamentos y combinaciones de éstos.

Los investigadores del MIT han comenzado un estudio clínico más amplio para validar este método, y planean investigar la posibilidad de utilizar esta tecnología para otros tipos de cáncer.


Etiquetas: