Los indices de muerte por recaída de los sobrevivientes de Ebola son alarmantes | Nación Farma

Los indices de muerte por recaída de los sobrevivientes de Ebola son alarmantes

- Por

La enfermedad ocasionada por el virus del Ebola (EVE) -antes llamada fiebre hemorrágica del Ebola- es un enfermedad muy grave, ya que sus brotes tienen una elevada tasa de letalidad, de aproximadamente el 50%.

En la naturaleza, los huéspedes naturales del virus son los murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae. El virus del Ebola llega a la población humana cuando ésta mantiene un estrecho contacto con sangre, secreciones, órganos, u otros líquidos corporales provenientes de animales salvajes infectados, que son encontrados enfermos o muertos en su hábitat y manipulados sin medidas de protección.

Posteriormente, el virus se propaga en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo o indirecto con materiales contaminados por sus secreciones.

Se ha observado que en algunos pacientes que se han recuperado de la EVE, el virus se mantiene en zonas anatómicas menos accesibles al sistema inmunitario, como testículos, ojos o el sistema nervioso central. Aunque raros y sin explicación, se han reportado casos de enfermedad recidivante sintomática por incremento de la replicación del virus en pacientes que se habían recuperado de la EVE, que pueden terminar en muerte.

Sobrevivientes del Ebola

La revista The Lancet Infectious Diseases acaba de publicar un estudio observacional -que es el primero en su tipo- que se realizó para evaluar la mortalidad de los pacientes que sobrevivieron al virus del Ebola.

Los investigadores siguieron a 1,130 personas, que correspondía al 89% de los sobrevivientes guineanos del brote de ébola 2013-2016, desde el 8 de diciembre del 2015, hasta el 30 de septiembre del 2016 y se registraron las muertes ocurridas hasta este momento.

Se entrevistó a los miembros de la familia de los sobrevivientes para conocer sobre su mortalidad y se revisaron los registros médicos disponibles. Posteriormente, los investigadores calcularon su tasa de mortalidad en comparación con la población general de Guinea, teniendo en cuenta las diferencias de edad. 

En el primer año posterior al alta hospitalaria, el equipo encontró que la mortalidad en los sobrevivientes del Ebola fue cinco veces mayor de lo que se esperaría en la población general de Guinea.

Durante el período de seguimiento de 22 meses de los 1,130 pacientes dados de alta, se informaron 59 muertes (una mortalidad general del 5,2%), 37 de las cuales se atribuyeron a insuficiencia renal, según datos aportados por los miembros de la familia del fallecido, puesto que faltaba documentación e informes de autopsias para descartar otras causas de muerte, que lleva al hecho de que más del 60% de las muertes pudieron deberse a insuficiencia renal, presumiblemente relacionada con los efectos a largo plazo del Ébola, por lo que habría que investigarla exhaustivamente. Al respecto, el Dr. Mory Keita, médico y epidemiólogo de Guinea, indica:

Aunque la evidencia de causa de muerte fue débil para la mayoría de los pacientes, la insuficiencia renal es una causa de muerte biológicamente plausible en los sobrevivientes de Enfermedad por el virus del Ebola. Anteriormente, el virus se había detectado en muestras de orina durante la fase aguda de la enfermedad, lo que demuestra que puede infectar el riñón. Algunos pacientes con enfermedad por el virus del Ebola desarrollan daño renal agudo, lo que podría provocar insuficiencia renal a más largo plazo y una mayor mortalidad incluso después de la recuperación aparente inicial“.

Además, estos datos sugieren que la tasa general de letalidad para el virus del Ebola pudo haber sido previamente subestimada.
Se observó que la mortalidad fue menor en los sobrevivientes que viven en la capital que en otras regiones, que según los autores puede atribuirse a un mejor acceso a la atención médica en áreas urbanas, en relación con las rurales o con infraestructura sanitaria inferior.

Los hallazgos indican que los sobrevivientes del Ebola tienen un mayor riesgo de morir en el transcurso del primer año después del alta hospitalaria, particularmente aquellos que pasaron más tiempo internados, debido al padecimiento de formas severas de la enfermedad que prolongaron su estadía en el hospital.

La autora del estudio, Dra. Ibrahima Socé Fall, Subdirectora General de Respuesta a Emergencias, OMS, Ginebra, comenta sobre la importancia del estudio:

Nuestros hallazgos resaltan la necesidad de fortalecer los programas de sobrevivientes del Ébola, particularmente a medida que aumenta el número de personas que sobreviven a la infección.”

Como aplicación de los hallazgos, la profesora Judith Glynn, Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Londres, Reino Unido, continúa:

Nuestros resultados podrían ayudar a guiar los programas de sobrevivientes actuales y futuros y la priorización de fondos en entornos con recursos limitados. Por ejemplo, aquellos hospitalizados con Ébola por más tiempo pueden estar en mayor riesgo y podrían ser específicamente atacados”.


Etiquetas: