Enfermedades crónicas: más de la mitad de los países no cumplirá los objetivos de la ONU

- Por

Las enfermedades no transmisibles (ENT)– también conocidas como enfermedades crónicas–  afectan de manera especialmente grave a los países de ingresos bajos y medios, donde se concentra más del 75% (32 millones) de las muertes por estas causas.

Dentro de las patologías crónicas, estas cuatro son las responsables de más del 80% de todas las muertes prematuras por ENT: encabeza la lista las enfermedades cardiovasculares (17,9 millones cada año), seguidas del cáncer (9,0 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y finalmente la diabetes (1,6 millones). Se les atribuye unos 12,5 millones de muertes entre personas de entre 30 y 70 años a nivel mundial, en el transcurso del 2016.

The Lancet: el informe

Un  informe producto de un reciente análisis publicado en The Lancet, revela que más de la mitad de los países no están en camino de lograr el objetivo fijado por la Organización de la naciones Unidas (ONU) de reducir en un tercio la tasa de muertes prematuras ocasionadas por las cuatro principales patologías crónicas para el año 2030.

Este informe es el primero del NCD Countdown 2030 -un monitor anual independiente que da cuenta del progreso en la reducción mundial de ENT- liderado por The Lancet, en colaboración de la OMS, el Imperial College London y la NCD Alliance.

En este documento se compara el cambio en las tasas de mortalidad de 186 países, entre los años 2010 a 2016, con la finalidad de analizar la probabilidad de que los países alcancen el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de reducir en un tercio la tasa de mortalidad por ENT para el 2030, en personas de entre 30 y 70 años.

Además, incluyó una medición más completa de todas las enfermedades no transmisibles en personas de edades comprendidas entre el nacimiento y los 80 años.

Estos datos  se dan a conocer antes del tercer informe que será emitido por la ONU en la reunión sobre ENT, que comienza el 27 de septiembre del presente año.

Fuente: Twitter

Objetivos lejanos: las ENT en cifras

La información actualizada para las ENT no es muy auspiciosa, ya que uno de cada 10 países ha visto estancarse o empeorar indicadores claves de salud pública, como es el caso de las tasas de mortalidad.

Al tener una visión más amplia de las enfermedades crónicas en personas de 0-80 año, se tiene una imagen menos prometedora aún, ya que figuran sólo 17 países (9%) para mujeres y cinco países (3%) para hombres que podrían reducir la probabilidad de muerte prematura a un tercio de sus cifras actuales.

Pero el problema es aún más grave y el progreso más pobre cuando se analizan todas las ENT- incluidas las enfermedades hepáticas y renales- en personas de todas las edades menores de 80 años.
Los autores del estudio también notaron que el problema de las ENT que se dan en los países de ingresos medianos (particularmente en el África subsahariana y septentrional, además de algunos países de Oriente Medio) son mucho más amplios que las cuatro ENT principales, por lo que los ODS fijados podrían ser causantes que algunos países se queden atrás.

De los 186 países evaluados, la mayoría de éstos (86 países [46%] para mujeres y 97 países [52%] para hombres) no alcanzarán la meta de ODS- incluso para el  año 2040- por lo que requieren políticas sanitarias más drástica  o mejor ejecutadas, que reduzcan sustancialmente las tasas de mortalidad prematura, como en el caso de  China e India. Además, la reducción en las muertes por ENT se ha estancado o aumentado desde 2010, tanto entre las mujeres de 15 países (8%)- incluido EEUU- así como entre los hombres pertenecientes a 24 naciones (13%).

Se desconocen las razones de la falta de progreso en la mayoría de estos países, pero los investigadores creen que podría deberse a la falta de control sobre los principales factores de riesgo para las ENT– como la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad, el consumo de alcohol, y el consumo de tabaco- o al hecho de que los sistemas de atención de salud de estos países no son capaces de prevenir, tratar y manejar adecuadamente estas patologías.
En el caso particular de los Estados Unidos, los investigadores creen que el estancamiento se debe a la incapacidad del sistema para disminuir las muertes prematuras por ENT distintas del cáncer, que ha seguido disminuyendo.

Fuente: Prezi

Progreso contra las ENT

Si bien el estudio encontró que la mortalidad por ENT está disminuyendo en la mayoría de los países, este ritmo varía significativamente, incluso entre países de la misma región.
El estudio encontró que 35 países (19% del total) para las mujeres y 30 países (16%) para los hombres tienen probabilidad de alcanzar la meta de los ODS. Estos países van desde aquellos de altos ingresos que ven una reducción sostenida y continua (como Noruega, Dinamarca, Corea del Sur y Nueva Zelanda). También incluye a los países de ingresos medianos que comienzan con tasas altas y observan descensos rápidos en la mortalidad por ENT (como Brasil, Irán, Rusia y otros países de Europa central y oriental).

Al comparar las causas de disminución de muertes por ENT, en los países de altos ingresos, las reducciones en las muertes por ENT se deben a la disminución de las muertes por cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes. En el caso de los países de ingresos bajos y medianos, estas cifras variaron principalmente por la baja de las enfermedades cardiovasculares registradas. Por lo tanto, para que la mortalidad por ENT decline aún más rápidamente en estos países, la disminución de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares debe seguir acelerándose, mientras se implementan medidas para reducir las muertes por cáncer, enfermedades respiratorias crónicas, diabetes y otras patologías crónicas.

Políticas sanitarias urgentes

Los autores del informe señalan que los países deben implementar políticas efectivas que reduzcan las muertes prematuras si quieren cumplir el ODS. En palabras del autor principal, el profesor Majid Ezzati, del Imperial College London, Reino Unido: “A pesar de los compromisos claros, las agencias de ayuda internacional y los gobiernos nacionales están haciendo muy poco para reducir las muertes por cáncer, enfermedades cardíacas y pulmonares y diabetes. El progreso es aún más lento para otras enfermedades que no forman parte de los objetivos de ODS, lo que significa que la verdadera salud de las personas en la mayoría de los países es aún más grave”.

A fin de acelerar la disminución de estas tasas de mortalidad, los autores solicitan que se instauren políticas e intervenciones gubernamentales que desincentiven el consumo de sustancias adictivas como el alcohol y tabaco, así como la elevación de impuestos  a estos productos; etiquetas de advertencia; limitaciones en su disponibilidad y venta al público; restricción en su comercialización y publicidad, además de la prohibición de fumar en público. Sumado a esto, sugieren el diagnóstico y tratamiento tempranos de las ENT y sus factores de riesgo, así como su constante evaluación y vigilancia una vez instauradas las medidas.

Estas regulaciones y medidas restrictivas, así como mejoras en los planes de salud pública, deben estar enmarcados en base a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que reconoce a las ENT como un obstáculo de gran envergadura para lograr un desarrollo sostenible de los países, para lo cual, los Jefes de Estado y de Gobierno se comprometieron a elaborar una serie de medidas tendientes a alcanzar los objetivos establecidos por la ONU.

Con información de The Lancet.