Norovirus ataca sede de los Juegos Olímpicos de Invierno, autoridades alistan contención

El norovirus se ha propagado en las sedes de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, que iniciaron este viernes, por lo que las autoridades se mantienen alerta para evitar la propagación del virus, que se disipa aun en bajas temperaturas.

Ante la alerta epidemiológica, que comenzó esta semana en Pyeongchang, los funcionarios olímpicos comenzaron a discutir las medidas para combatir la propagación el virus, que causa vómito y diarrea en quienes se contagian, dijo Su Mun-gyo, funcionario de Relaciones Públicas de los Centros Coreanos para el Control y la Prevención de Enfermedades (KCDC).

“El Comité Olimpico Internacional (COI) se está reuniendo en este momento sobre los Juegos Olímpicos de Invierno y las contramedidas para el norovirus son uno de los temas”, dijo Su. “Luego anunciaremos los resultados de las discusiones y actualizaremos nuevamente el número de casos”.

Al principio de la semana se reportaron 32 casos de norovirus en las sedes de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, para el miércoles ya se contabilizaban 54 personas contagiadas, de los cuales 42 eran guardias civiles en los juegos, quienes se contagiaron sin saber exactamente cómo.

El jueves se reportaron 128 enfermos, siendo personal de seguridad de las sedes los más afectados, según refirió el KCDC.

Ante el brote, el Comité Olímpico y las autoridades sanitarias de Corea del Sur pusieron en cuarentena a mil 200 agentes de seguridad y no podrán abandonar el lugar donde están resguardados hasta garantizar que se encuentran en buen estado de salud.

En tanto, 900 militares llegaron a la capital del país para hacerse cargo de los controles de seguridad en los 20 inmuebles donde habrá eventos deportivos, que eran responsabilidad de los civiles que ahora están enfermos.

 

¿Qué es y cómo se contagia?

El norovirus es responsable de más de la mitad de los brotes de enfermedades transmitidas por alimentos que ocurren cada año en el mundo, asegura información emitida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

En realidad son un grupo de virus relacionados que provocan gastroenteritis, que es la inflamación de los intestinos y del estómago. Los síntomas más comunes son diarrea, dolor de estómago, náuseas y vómito, además de fiebre, dolor de cabeza y dolor en todo el cuerpo.

Las personas pueden contagiarse por comer agua o alimentos contaminados con estos virus, o al tocar alguna superficie contaminada.

Las grandes concentraciones de personas son el lugar perfecto para la propagación del virus estomacal. En este caso, todas las personas contagiadas.

En este caso, todos los oficiales civiles contratados para el evento estaban hospedados en el mismo edificio, comían los mismos alimentos y bebían la misma agua, que pudieron estar contaminados y contagiar a todos por igual.

Ante esta posibilidad, el KCDC ordenó cambiar los alimentos y el agua de los edificios, además de ordenar al gobierno local la inspección de los edificios que usan agua subterránea para el suministro de agua potable y verificaciones de higiene en los restaurantes y otros centros que ofrezcan alimentos.

 

Pánico olímpico

Hasta el momento no se ha confirmado que algún atleta haya contraído el virus. Sin embargo hay vigilancia epidemiológica para evitar que se propague entre los competidores.

Un brote de esta enfermedad surgió también en el Campeonato Mundial de Atletismo el año pasado, donde al menos 30 deportistas se enfermaron y tuvieron que cancelar sus participaciones en las competencias.

Si bien esta enfermedad tiene un tratamiento simple y se cura en cuestión de días, los surcoreanos han comenzado a entrar en pánico por la enfermedad, cuestionando a las autoridades por su respuesta tardía y la falta de los preparativos para este tipo de eventos.

La reputación del país para enfrentar un problema epidemiológico durante un evento deportivo de esta magnitud está en juego, por lo que las autoridades están tratando de contener la enfermedad y evitar así el pánico que provocó el brote de zika en los Juegos Olímpicos de hace dos años en Río de Janeiro.

Discusión