Logran aislar la Klebsiella pneumoniae, la superbacteria resistente a los antibióticos

- Por

Las llamadas superbacterias se han convertido en una preocupación a nivel mundial debido a su resistencia a los antibióticos. La más reciente es Klebsiella pneumoniae, definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una bacteria intestinal capaz de producir neumonía, septicemias o infectar a pacientes de cuidados intensivos. La OMS asegura que es una amenaza que debe ser atendida de manera urgente.

Recientemente, una cepa de Klebsiella pneumoniae ha sido aislada por primera vez en una paciente estadounidense; estos resultados se dieron a conocer por la estudiante de doctorado Jessie Wozniak de la Emory University en Atlanta, Georgia. La investigación fue presentada en el ASM Microbe Meeting, una reunión anual de la Sociedad americana de microbiología.

La paciente, una mujer de 70 años, se infectó tras llegar a un hospital local de la India por una fractura en la pierna; recibió más de 26 fármacos, ninguno tuvo éxito para detener la infección.

De acuerdo con Wozniak, aunque podría parecer una mala noticia, no lo es tanto; pues la cepa encontrada, a diferencia de la que atacó en China el año pasado, es menos virulenta. De hecho, el aislamiento fue la causa del brote en Hangzhou, China, en 2017. Mató a cinco pacientes a pesar del uso agresivo de antibióticos. Esta situación llevó a investigadores chinos a realizar un estudio epidemiológico; los resultados aparecieron en el diario The Lancet.

Bacterias

Fuente: Pixabay

Por su parte, el virus aislado por el equipo de Emory University demostró resistencia a la colistina antibiótica de polimixina, la cual se utiliza como último recurso para curar las infecciones más graves adquiridas en los hospitales. Los investigadores demostraron que el virus era heterorresistente a la colistina; es decir, que únicamente un pequeño número de células en la población posee la resistencia.

La característica anterior hace difícil la detección del virus; sin embargo, con la presión adecuada —en este caso, el uso de la colistina— se puede desencadenar una infección. Observaron, además, que Klebsiella pneumoniae es resistente a los carbapenémicos, antibióticos dotados de mayor espectro, actividad y resistencia, y a las β-lactamasas, que se utilizan cuando existen patógenos que han demostrado ser multirresistentes a otros antibióticos.

Lo preocupante de esta situación es que Klebsiella pneumoniae podría estar avanzando a un entorno de mayor resistencia a los medicamentos, de acuerdo con la investigadora Jessie Wozniak.

Iniciativas y programas de emergencia ante superbacterias

El equipo de investigadores trabajó con 256 cepas aisladas resistentes obtenidas del US Centers for Disease Control and Prevention; esto como parte de la iniciativa de vigilancia del “Programa de infecciones emergentes”. La estrategia de detección utilizada fue de baja tecnología, pero muy efectiva. Con un asa de inoculación tocaban las cepas; al retirarla, se revelaban colonias hipermucoviscosas.

Un análisis más profundo de ese “ensayo de cuerda” reveló que era más virulento en otros ratones que en los que tenían K pneumonae. Asimismo, la secuenciación del genoma descubrió genes de resistencia a antibióticos, incluida una nueva disposición de genes de virulencia diferente a los de las cepas aisladas en China. Según los especialistas, la clave para la virulencia parece estar en la expresión de genes que controlan la capacidad de las bacterias para adquirir hierro.

Para los investigadores, estas observaciones son una muestra de una necesidad mayor de estudio y vigilancia; en especial en entornos de atención médica.