Tatuajes con tintas biosensibles que detectan fluctuaciones en sustancias sanguíneas | Nación Farma

Tatuajes con tintas biosensibles que detectan fluctuaciones en sustancias sanguíneas

- Por

Existen patologías crónicas que requieren  chequeos diarios o con determinada periodicidad de  sustancias sanguíneas específicas por parte de los pacientes, como es el caso de la medición de glucosa sanguínea en los diabéticos.

Un inconveniente de los dispositivos de monitoreo portátiles disponibles actualmente, es que no se integran a la perfección con el cuerpo, además, la corta duración de la batería es una preocupación constante. Además, entregan un resultado dado en un momento determinado, como es el caso de la glucosa, pero sin poder brindar un seguimiento sostenido en el tiempo, para ver las fluctuaciones que se van generando en el transcurso del día.

Últimamente, como una innovadora alternativa para estas limitaciones, los tatuajes podrían pasar de ser una expresión meramente artística o de recordatorio sentimental a convertirse en un dispositivo que ayude en el seguimiento de determinadas patologías o condiciones médicas, para mejorar la calidad de vida de quienes las padecen.

Los tatuajes con tinta “inteligente”

Investigadores de la Harvard University y el  MIT han desarrollado una tinta inteligente para tatuajes, que es capaz de cambiar de color según determinadas condiciones, como por ejemplo, si un atleta está deshidratado o si un diabético presenta un alza en su nivel de glucosa sanguínea.

Este novedoso trabajo es realizado por dos becarios postdoctorales en Harvard Medical School,  bajo la dirección de Katia Vega en el  MIT’s Media Lab. El trabajo consisitió en unir la elaboración de las tintas biosensibles desarrolladas en Harvard con el difundido arte del tatuaje, como una manera de superar algunas de las limitaciones que afectan a los usuarios de los dispositivos biomédicos convencionales de monitoreo.

Los investigadores probaron las tintas biosensibles tatuando segmentos de piel de cerdo y observando cómo cambiaba el color o la intensidad de éste, en respuesta a diferentes biomarcadores.

Cómo surgió el proyecto

En palabras de uno de los alumnos de postdoctorado, Ali Yetisen: «Estábamos pensando: nuevas tecnologías, ¿cuál es la próxima generación después de los dispositivos portátiles?«…”Y así surgió la idea de que podríamos incorporar biosensores en la piel»…«Queríamos ir más allá de lo que está disponible a través de los portátiles actuales«.

Nan Jiang, la becaria postdoctoral de Harvard, cuenta que el proyecto de las tintas biosensibles «Dermal Abyss» se llevó a cabo como una prueba conceptual, pero que es necesario realizarle algunos ajustes a la fórmula para que tenga utilidad médica efectiva, como otorgarle mayor estabilidad al compuesto, de modo tal que los diseños del tatuaje no se difundan en el tejido adyacente.

Cómo funcionan las tintas biosensibles en el organismo

Las tintas del tatuaje Dermal Abyss cambian de color de acuerdo con las fluctuaciones químicas que se manifiestan en el líquido intersticial del organismo, que puede usarse como un sustituto  en la detección de la modificación de los constituyentes de la sangre, midiéndolos así, indirectamente.

Las tintas con las que actualmente cuentan los investigadores, cambian del color verde al café, a medida que se incrementa la concentración de glucosa en el líquido intesticial.

También desarrollaron una tinta verde que es visible bajo la luz azul, que aumenta su intensidad del color a medida que aumenta la concentración de sodio, un indicador de deshidratación.

Posibilidades de uso

Estas tintas biosensibles, según dijo Yetisen, podrían ser incorporadas en tatuajes de larga duración para el seguimiento de aquellas condiciones crónicas, o ser incluidas en diseños temporales para la supervisión de estados transitorios o de corta duración.

La tinta puede incluso ser invisible a la luz común, pero legible solo bajo tipos particulares de radiaciones del espectro electromagnético, e incluso la luz necesaria para visualizar el tatuaje podría provenir de algo tan común y transportable como un teléfono inteligente.

Por su parte, Yetisen ya ha desarrollado una aplicación computacional que es capaz de analizar la imagen proporcionada por un sensor y brindar resultados cuantitativos, útiles para el diagnóstico más certero.

Mientras que los pacientes afectados por distintas patologías constituyen los usuarios potenciales más evidentes que se beneficiarían con este producto, Yetisen manifestó que el uso de esta tecnología podría ser aplicable a los astronautas, para los cuales, la supervisión continua de su estado de salud es un tema muy sensible y deseable.

Jiang agregó que el propósito de este proyecto era incentivar a artistas y científicos, dado el enorme potencial que se vislumbra en esta tecnología, así como estimular la discusión y el cuestionamiento de índole ético que podría significar, ya que involucra directamente la disposición y la voluntad de las personas de tener información sobre su estado de salud,  que a la vez sea visible para las personas a su alrededor.

Según Jiang: «El propósito de este trabajo es iluminar la imaginación de los biotecnólogos y estimular el apoyo público a esos esfuerzos»…»Estas preguntas de cómo la tecnología impacta en nuestras vidas deben ser consideradas tan cuidadosamente, como el diseño de los sensores moleculares que los pacientes algún día pueden llevar incrustados en su piel«.

Artículo original: https://news.harvard.edu/gazette/story/2017/09/harvard-researchers-help-develop-smart-tattoos/


Etiquetas: