Derivados de hidrocarburo para la autodestrucción del cancer de pancreas | Nación Farma

Derivados de hidrocarburo para la autodestrucción del cancer de pancreas

- Por

La gran parte de los pacientes oncológicos tienen que lidiar con los efectos adversos de la quimioterapia, que sigue siendo el tratamiento de elección contra el cáncer. 

Pero en el caso de los pacientes con cáncer de páncreas y otros tipos de cánceres muy agresivos, el pronóstico es desalentador, porque no se conoce una terapia efectiva que ayude a controlarlo.

Pese a los avances en el tratamiento del cáncer, el adenocarcinoma ductal pancreático (PDAC) tiene una respuesta limitada a las terapias actuales y una baja tasa de supervivencia de 6% a los 5 años.

Si bien el cáncer pancreático no tiene una incidencia muy elevada, pues constituye el décimo tumor en frecuencia en los países industrializados, con solo el 2% al 3% de todos los tumores sólidos, representa la cuarta causa de muerte por cáncer.

Por su elevada mortalidad, existe una necesidad urgente de descubrir nuevos enfoques científicos que tengan una aplicación práctica  para tratar el cáncer de páncreas.

Los citotóxicos fenantrenos

Informes recientes han descubierto la capacidad citotóxica de los fenantrenos para matar las células cancerosas humanas que son resistentes a los quimioterápicos inductores de apoptosis, que se emplean actualmente.

Delos esperanzadores hallazgos, recientes estudios han evidenciado una erradicación específica de una variedad de células cancerosas humanas, gracias al uso de derivados del hidrocarburo aromático fenantreno, como la fenantridina PJ34.

Esta citotoxicidad se atribuye a que PJ34 previene la agrupación de NuMA -la proteína del aparato mitótico nuclear, con capacidad para unir los microtúbulos- en los polos del huso mitótico de las células malignas humanas, interfiriendo con la mitosis normal. 

PJ34 contra células cancerosas del páncreas

Un nuevo estudio de la Universidad de Tel Aviv, fue dirigido por la profesora Malca Cohen-Armon y su equipo en la Facultad de Medicina Sackler de TAU, en colaboración con el equipo de la Dra. Talia Golan en el Centro de Investigación del Cáncer en el Centro Médico Sheba. Fue publicado en la revista Oncotarget.

La investigación se realizó para evaluar el efecto de PJ34, probándose en cultivos celulares y xenoinjertos de adenocarcinoma ductal de páncreas humano, que son trasplantes de células cancerosas de páncreas humano en ratones inmunocomprometidos. 

Para el estudio se emplearon células PANC1, que son las que se identifican con mayor frecuencia en los tumores de páncreas humanos.

Un mes después de ser inyectados con PJ34 diariamente durante 14 días, las células de cáncer de páncreas PANC1 en los tumores de los ratones tratados experimentaron una disminución del 80-90%. En el caso de un ratón, el tumor desapareció por completo.

Las células benignas infiltradas en los tumores PANC1 no se vieron afectadas. El crecimiento, el aumento de peso y el comportamiento de los ratones tratados no se vieron afectados durante el tratamiento ni después de los 30 días del tratamiento con PJ34.

El PJ34 y la detención de la mitosis

Los ratones fueron tratados con una molécula llamada PJ34, que penetra en la membrana celular, pero afecta exclusivamente a las células cancerosas humanas. Esta molécula causa una anomalía durante la duplicación de las células cancerosas humanas, provocando su rápida muerte celular. Por lo tanto, la multiplicación celular en sí resultó en la muerte celular en las células cancerosas tratadas“.

Esto se debió a que el tratamiento con PJ34 provoca la detención de la mitosis y la muerte celular en las células cancerosas PANC1 del páncreas humano.

Este mecanismo implica la modificación de proteínas específicas que afectan la estructura del huso mitótico, encargado de preparar los cromosomas duplicados para la segregación en células “hijas” durante la fase de división celular.

En una investigación publicada en 2017, descubrimos un mecanismo que causa la autodestrucción de las células cancerosas humanas durante su duplicación (mitosis) sin afectar las células normales“, según explicó la profesora Cohen-Armon. 

Por lo tanto, una vez que se modificaron las proteínas, se evitó que la célula se dividiera, induciendo la rápida autodestrucción celular.

Esta investigación tiene un gran potencial para desarrollar terapias que sean efectivas para tratar este agresivo cáncer en humanos.

Como indican los investigadores:”Ahora hemos aprovechado esta información para erradicar eficientemente las células de cáncer de páncreas humano en xenoinjertos. Los resultados actuales se obtuvieron usando una pequeña molécula que evoca este mecanismo de autodestrucción en una variedad de células de cáncer humano“.

Además, el grupo identificó otros fenantrenos, que actúan como inhibidores de PARP1- una proteína que participa en los procesos tumorales- que erradican eficientemente una variedad de células cancerosas humanas, sin dañar las células benignas.

Estos hallazgos han llevado a que la molécula PJ34 se esté probando en ensayos preclínicos, previo a que comiencen los ensayos clínicos para evaluar su eficacia y seguridad.