La salud oral se encuentra precarizada en los países de bajos ingresos

- Por

Las enfermedades orales, como la enfermedad de las encías y los cánceres orales, afectan a casi la mitad de la población mundial, mientras que la caries dental no tratada es la patología más común en todo el mundo. Los cánceres de labios y cavidad oral figuran entre los 15 cánceres más frecuentes a nivel mundial. 

En América Latina, existe un alto grado de desigualdad en cuanto a la cobertura y calidad en salud oral, que ha ido empeorando con el tiempo, pues mientras hace unos 30 años la prevalencia de la caries en México y el mundo era de un 70%, en la actualidad se estima que existen unos 20 millones de mexicanos que nunca han usado un cepillo dental, según la Asociación Dental Mexicana. En cuanto a los infantes, nueve de cada diez niños de preescolar o primaria tienen caries, constituyendo la enfermedad que encabeza la lista, con un 95% en menores de seis a nueve años.

Hay que considerar un aspecto clave: las condiciones de salud bucal comparten muchos de los factores de riesgo que las enfermedades no transmisibles, como el consumo de azúcar, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de bebidas alcohólicas.

 Además de influir en una menor calidad de vida, al afectar la salud sistémica, las enfermedades orales tienen un enorme impacto económico, tanto en las personas como en el sistema de atención de salud del país que forma parte. 

The Lancet y la salud oral olvidada

The Lancet, en la serie sobre salud bucal, dirigida por investigadores del University College London (UCL) que reunió a 13 expertos académicos y clínicos de 10 países- incluidos Brasil y Colombia- para entender mejor por qué las enfermedades orales persisten a nivel mundial durante las últimas tres décadas, pese a los avances científicos en esta área. Además, buscaba determinar por qué su prevalencia ha aumentado en los países de ingresos bajos y medios.

La salud oral ha estado aislada tanto de la salud tradicional y las políticas de salud durante mucho tiempo, pese a la gran carga de enfermedades orales que registra la salud pública a nivel mundial, según la Lancet Series on Oral Health, publicada recientemente en The Lancet

Puesto que la comunidad sanitaria mundial no ha priorizado la deficitaria salud bucal, ha provocado que los autores de la serie de The Lancet soliciten una reforma radical de la atención dental, acompañada por una reglas más estricta para la industria azucarera y una mayor transparencia en cuanto a los conflictos de intereses en la investigación dental.
Según el profesor Richard Watt, presidente y consultor honorario en salud pública dental del University College London y autor principal de la serie: 
La odontología está en un estado de crisis“, “Las respuestas actuales de atención dental y de salud pública han sido en gran medida inadecuadas, no equitativas y costosas, dejando a miles de millones de personas sin acceso incluso a la atención básica de la salud bucal. Si bien esta interrupción en la prestación de atención de la salud bucal no es culpa de los odontólogos individuales comprometidos con el cuidado de sus pacientes, se requiere un enfoque fundamentalmente diferente para enfrentar con eficacia la carga mundial de enfermedades orales“.

Salud según la economía de los países

En los países de altos ingresos, la atención odontológica tiende cada vez más al empleo de la tecnología y el tratamiento preventivo, pero sin abordar los verdaderos factores que son la base de las enfermedades orales, pese a que su cobertura alcanza a un 82% de la población, aproximadamente. 

La profesora Carol C. Guarnizo Herreño, Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Colombia, otra coautora de la serie, dijo: “No se han observado mejoras significativas en la salud bucal de los adultos durante la última década. Además, en Colombia existen gradientes socioeconómicos marcados en diferentes medidas de salud bucal, al igual que en otros países de América Latina. La evidencia sobre este tema sugiere que para abordar tales desigualdades, la inversión en políticas de educación y la cobertura universal de atención médica son de particular importancia. Abordar las desigualdades en la salud, incluidas las desigualdades en la salud oral, es crucial para una sociedad más justa en una era colombiana posterior al conflicto“.

En los países de ingresos medios y medios bajos, la carga de las enfermedades orales es considerable, pero los sistemas de cuidado bucal están poco desarrollados y son inaccesibles para la mayoría de las personas, con coberturas promedios estimadas de 75% y 60%, respectivamente.

Por su parte, los países de bajos ingresos muchas veces  ni siquiera disponen de atención dental básica, por lo que la mayoría de las patologías orales no se tratan, logrando una escasa cobertura del 35%.

Las industrias que favorecen las patologías orales

La carga de enfermedades orales va en aumento, ya que más personas están expuestas a los principales factores de riesgo de las enfermedades orales, como el consumo de azúcar, la causa principal de la caries dental, está aumentando rápidamente en muchos países de ingresos medios bajos, mientras industrias como Coca Cola aumentan su inversión publicitaria para captar mayor clientela, incrementando así el consumo de azúcar y las caries. Mientras tanto, varios expertos plantean además preocupaciones derivadas de los vínculos financieros entre las organizaciones de investigación dental y las industrias responsables de muchos de estos factores de riesgo.

Reformar la odontología

El uso de intervenciones clínicas preventivas, como los fluoruros tópicos para controlar la caries dental, se ha demostrado que es altamente efectivo. Sin embargo, dado que se considera una” panacea “, puede llevar a muchos a perder de vista el hecho de que el consumo de azúcar sigue siendo la causa principal del desarrollo de la enfermedad“, aclara Watt, “Necesitamos regulaciones y leyes más estrictas para restringir la comercialización y la influencia de las industrias del azúcar, el tabaco y el alcohol, si queremos abordar las causas fundamentales de las afecciones orales“. 

Los investigadores argumentan que es necesario desarrollar políticas y procedimientos que clarifiquen la situación ante conflicto de intereses y de restringir y aclarar la influencia de la industria azucarera en la investigación dental y políticas de salud bucal. 
Los autores de la serie han pedido una reforma integral del modelo de atención dental en cinco áreas clave

1. Superar la brecha entre la atención dental y la atención médica general. 
2. Brindar educación y capacitación a los futuros odontólogos, poniendo especial énfasis en la prevención. 
3. Acercar la salud oral a la población a través de un enfoque inclusivo y accesible. 
4. Adoptar una postura más firme para abordar las principales causas de las enfermedades orales. 
5. Redefinir los puntos principales para la investigación de salud bucal, a fin de reducir las brechas en el conocimiento de los países de recursos bajos y medios.

Todos estos esfuerzos deben basarse en considerar a la atención odontológica como parte de la política de atención médica integral.