Nanoparticulas inyectadas contra el cáncer endometrial

Una posible solución para el cáncer de endometrio es la inyección de nanopartículas cargadas de medicamentos contra este padecimiento, método que ya ha sido probado con éxito en ratones, indicó una investigación de la Universidad de Iowa, en Estados Unidos.

Hay que recordar que el cáncer de endometrio se origina en el útero, principalmente por medio de células que elaboran y liberan mucosidad, entre otros fluidos, denominadas adenocarcinomas, establece en un manual informativo sobre este padecimiento la European Society For Medical Oncology.

Para tratar este tipo de padecimiento, científicos al mando de Kareem Ebeid, de la División de Farmacia y Terapéutica Traslacional de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Iowa (UI) en Iowa City, han desarrollado un método para aumentar la supervivencia de las mujeres que lo pueden tener, ya que se estima que tan solo en Estados Unidos, este año más de 10 mil enfermas pueden morir y más de 61 mil sean diagnosticadas.

Según los investigadores, quienes publicaron los resultados de su trabajo de tres años de duración en la revista Nature Nanotechnology, lograron dirigir y destruir de manera positiva las células cancerígenas de endometrio en rodedores que presentaban este mal de forma agresiva. La solución consistió en inyectarles nanopartículas con los medicamentos paclitaxel y nintedanib, o BIBF 1120, que ya son utilizados para el tratamiento de este mal. El paclitaxel es un medicamento de quimioterapia y el nintedanib se usa para reducir el crecimiento de vasos sanguíneos en los tumores .

Resistencia agresiva

En este sentido, los investigadores informaron que cerca de 10 por ciento de los casos de cáncer de endometrio son carcinoma seroso uterino (USC), también conocido como adenocarcinoma seroso papilar, y se clasifica como un tipo de cáncer de endometrio tipo 2, y aunque es poco conocido, es muy agresivo, ya que es muy resistente a la quimioterapia y la radioterapia.

Una vez que se detecta el tipo 2, es porque ya se ha esparcido por otras partes del cuerpo, por lo que aumenta la dificultad de comenzar un tratamiento, destacaron en la publicación los científicos. Esta dificultad para iniciar una terapia del USC se ve reflejado en 39 por ciento la mortalidad que representa en el cáncer de endometrio, el porcentaje restante se atribuye a al ‘tipo 1’, que está ligado al exceso de estrógenos en la postmenopausia, precisó una publicación de ABC.

Pero toda esta problemática que envuelve esta enfermedad puede haber terminado con el novedoso estudio que el doctor Ebeid y colaboradores desarrollaron para la USC.

“En este estudio en particular, asumimos uno de los mayores desafíos en la investigación del cáncer, que es la identificación de tumores. Y, por primera vez, pudimos combinar dos estrategias diferentes de objetivos de tumores y utilizarlas para vencer mortal tipo 2 cáncer de endometrio”, aseguró Ebeid.

Para concluir, se puede entender en términos generales que este nuevo tratamiento reutiliza los fármacos ya conocidos para atender el cáncer, y los introduce por medio de nanopartículas, las cuales por su tamaño pueden ser administradas directamente en los tumores, aprovechando los agujeros que se encontraron en los vasos sanguíneos que estos contienen en su estructura.

Ver nota original en Medical News Today

Discusión