Gefapixant: un nuevo fármaco que podría aliviar la tos persistente | Nación Farma

Gefapixant: un nuevo fármaco que podría aliviar la tos persistente

- Por

Un nuevo ensayo clínico del fármaco gefapixant, realizado con el objetivo de tratar la tos crónica sin explicación, muestra resultados prometedores, según un estudio publicado en The Lancet Respiratory Medicine.

Entre el 4 y el 10 % de los adultos en todo el mundo sufren de una tos crónica, es decir, que dura más de 8 semanas, sin reconocerse una causa aparente.

Como etiología probable, en los no fumadores con tos crónica puede subyacer una condición como asma, exposición al polvo o gases en el lugar de trabajo. Sin embargo, no todos los asmáticos manifiestan tos persistente. Esto sugiere que su causa es distinta a la patología de base, por lo que a menudo el tratamiento específico es ineficaz.

Cuando existe una tos sin explicación ni respuesta a tratamiento, se cataloga como síndrome de hipersensibilidad del reflejo de la tos. Esta condición, actualmente, no cuenta con terapias efectivas.

Un objetivo para el tratamiento de la tos crónica podría ser reducir la hiperexcitabilidad de las vías neuronales involucradas en la tos. Este efecto lo ejerce gefapixant, al bloquear a un receptor involucrado en el reflejo de la tos.

Estudios anteriores encontraron que gefapixant podría reducir la frecuencia de tos cuando se administra en una dosis alta (600 mg) durante dos semanas, y que dosis tan bajas como 50 mg podrían reducir la tos en un ensayo de cuatro días, cuando se administra diariamente.

Registrando la tos

Con la finalidad de probar la efectividad del gefapixant para tratar la tos crónica en tres dosis diferentes y para evaluar sus efectos secundarios asociados, un equipo de investigadores reclutó a 253 pacientes con tos inexplicable o no tratable que había persistido durante un promedio de 14,5 años. 

El nuevo ensayo, que duró 12 semanas, fue aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo. Los pacientes pertenecían a 44 lugares del Reino Unido y de los Estados Unidos. La mayoría, un 70 %, nunca había fumado. 

La edad promedio de los pacientes era de 60 años y más de las tres cuartas partes (76 %) eran mujeres, lo que se asemeja al perfil de los pacientes que asisten a clínicas para la tos.

Antes de comenzar el tratamiento, los participantes tosían alrededor de 24 a 29 veces por hora. Los 253 voluntarios fueron asignados aleatoriamente en 4 grupos. 63 pacientes recibieron un placebo, y los otros tres grupos tomaron gefapixant dos veces por día, durante 84 días en una de las tres dosificaciones: 7,5 mg (64 pacientes), 20 mg (63 pacientes) o 50 mg (63 pacientes).

En el transcurso del estudio, los pacientes:

  • Se mantuvo un diario que registraba la gravedad de la tos, además de un informe de cuántas veces tosían por hora. 
  • Se capturó su tos objetivamente, ajustando a los pacientes con un dispositivo de grabación de sonido durante cuatro períodos de 24 horas. 
  • Se completó un cuestionario de tos de Leicester.
  • Se calificó la gravedad de la tos en una escala de «no tos» a «peor tos posible». 

Los médicos registraron cualquier evento adverso que pudiera estar asociado con el tratamiento.

Gefapixant: bloqueando un reflejo

Después de 12 semanas de tratamiento, el desglose de los 253 pacientes, según lo que recibieron y su resultado fue:

  • El grupo control (que recibió placebo) tosió 18 veces por hora.
  • En el grupo al que se le administró 50 mg de gefapixant, la tos se redujo en un 37 % adicional, a 11 toses por hora.
  • También hubo algunas reducciones en los grupos de 7,5 mg y de 20 mg, pero no fueron estadísticamente significativas.

Por lo tanto, este nuevo tratamiento con gefapixant demostró que puede reducir la frecuencia de la tos, incluso en pacientes que la han sufrido durante más de 15 años. Los hallazgos fueron publicados en The Lancet Respiratory  Medicine.

Con respecto a sus resultados, la profesora Jacky Smith, de la universidad de Manchester, quien dirigió el estudio, manifestó: «Muchos pacientes con tos crónica se ven obligados a buscar tratamiento debido al significativo impacto negativo que puede tener en su calidad de vida, pero en este momento los médicos no pueden ayudar. El nuestro es el primer estudio que informa de un tratamiento que es seguro y efectivo a largo plazo, y los ensayos de fase 3 ya están en marcha con un grupo aún mayor de personas y durante un período de tiempo más largo». 


Efectos secundarios y limitaciones

El efecto secundario más común observado en el ensayo fue la disgeusia, un cambio en el sentido del gusto de los pacientes. Esto ocurrió en el 5 % de los pacientes del grupo placebo, en un 10 % de los que recibieron 7,5 mg de gefapixant, en un 33 % del grupo de 20 mg y en un 48 % con 50 mg del fármaco.  

La disgeusia y otras experiencias relacionadas con el gusto llevaron a 10 pacientes pertenecientes al grupo de 50 mg a suspender el estudio. Durante el ensayo, se registró un evento adverso grave, hipotermia, pero se cree que no guarda relación con el medicamento.

Los autores señalan como una limitación de su estudio el fuerte efecto placebo que se ve reflejado en la disminución de la frecuencia de la tos en el grupo control.

El gefapixant todavía no está disponible con receta médica y las pruebas clínicas continúan.