Primeros éxitos en el uso de VR y videojuegos para el tratamiento de enfermedades y desórdenes mentales

- Por

La realidad virtual es una tecnología cuyo objetivo es simular, aumentar o sustituir información sensorial a través de programación, gráficos y efectos físicos. Estas características han permitido que esta tecnología sea aplicada a casos médicos para diagnóstico y tratamiento en búsqueda de mejores y más rápidas soluciones para pacientes con problemas y enfermedades mentales que van desde Alzheimer hasta fobias, estrés postraumático, entre otras.

Con un incremento en el interés público y la innovación tecnológica en la realidad virtual para fines educativos o lúdicos, diversas compañías e instituciones en todo el mundo han mostrado interés en utilizar y diseñar sistemas virtuales con estas aplicaciones.

Realidad virtual contra trastornos en adultos

El United States Department of Veteran Affairs busca ayudar a sus soldados retirados a recuperarse del trastorno por estrés postraumático (TEPT). Esto mediante herramientas terapéuticas virtuales diseñadas en el Institute for Creative Technologies de la University of Southern California y la empresa Virtually Better Inc. que comercializa los tratamientos Bravemind, Virtual Iraq y Virtual Afganistán con el fin de recrear las experiencias más traumáticas de soldados en combate combinando audio, imagen, vibraciones e incluso olores.

Este procedimiento se realiza  una y otra vez hasta ya no generar ansiedad y estrés pues el paciente logra concluir un proceso psicológico llamado “habituación”, en donde las constantes repeticiones de la memoria que ocasiona el trastorno, disminuyen su estímulo negativo, asegura el profesor Peter Tuerk de la Medical University of South Carolina.

Estas terapias de exposición prolongada comenzaron en la década de 1950 pero fue hasta 1997 que investigadores de Georgia Tech conjuntaron la emergente tecnología de la realidad virtual para tratar veteranos de guerra. Se trató de 10 antiguos soldados de la guerra de Vietnam que sufrían TEPT y no respondían a otro tipo de tratamiento. Después de meses de estar bajo el tratamiento Virtual Vietnam, todos mostraron grandes mejoras.

Este y otros estudios exitosos han generado más confianza en el campo médico en el uso de estos sistemas de realidad virtual, además de tener la capacidad de generar ambientes y situaciones complicadas de revivir de otras formas.

Virtually Better Inc tiene como clientes a más de 50 sistemas de salud, hospitales militares e instituciones académicas y produce otras modalidades de realidad virtual para tratar fobias, adicciones, miedo a volar, miedo a tormentas, hablar en público, entre otros problemas.

Fuente: United States Department of Defense

Videojuegos para mejoras en la salud

Las terapias y tratamientos a través de videojuegos han tenido un gran éxito por su popularidad. Aprovechando de estas circunstancias, la compañía Akili Interactive Labs desarrolló una terapia con videojuegos que en pruebas piloto demostró una mejora en los resultados de las pruebas cognitivas realizadas en niños con disfunción de integración sensorial y produjo cambios en la corteza prefrontal del cerebro.

Los videojuegos desarrollados por Akili incorporan música, historias y arte, con la característica de tener una dificultad adaptable al jugador de acuerdo a su desempeño, lo que ha mostrado maximizar los efectos de neuroplasticidad y cognición. En un estudio realizado por a 57 niños con disfunción de integración sensorial y síntomas de déficit de atención e hiperactividad, reflejó mejoras en sus condiciones bajo el Project: EVO, cuyos resultados finales se esperan a principios de 2018.

Otras condiciones médicas que se busca combatir son la depresión y las lesiones traumáticas cerebrales. En cuanto a su trabajo enfocado en el Alzheimer, se han obtenido resultados en mejorar las habilidades de adultos mayores al realizar tareas simultáneas utilizando este videojuego. Akili espera obtener la aprobación para usar su producto como método diagnóstico no invasivo de esta enfermedad.

Por otro lado, investigadores de la HKU University of the Arts Utrecht trabajan en el desarrollo de un videojuego de plataforma multi jugador que ayuda a pacientes en recuperación de enfermedades mentales como psicosis, para evitar recaídas en comportamiento violento.

Moodbot es el nombre de este juego que busca colaboración entre los jugadores o pacientes y cuyo objetivo es externar y comunicar sus emociones para lograr que entre los mismos jugadores exista cooperación y ayuda para controlar sus emociones. Para esto los médicos monitorean los datos obtenidos. Micah Hrehovcsik quien diseñó este juego, espera obtener más resultados para entender la tendencia y causas de la violencia en estos y otros pacientes.

Fuente: Gain Play Studio

Oportunidades en la salud de los mexicanos

Según estudios, en 1999 casi 15 de cada 100 mexicanos sufría algún trastorno de ansiedad como fobias, trastorno obsesivo compulsivo o de estrés postraumático, condiciones que podrían ser atendidas en la clínica Soluciones Virtuales para la Salud. Este es un proyecto nacido en el Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En esta clínica existe la posibilidad de atención vía remota por medio de internet, o a través de realidad virtual mediante lentes especiales y el uso de un joystick para realizar este tipo de prácticas médicas bajo esta innovadora aplicación tecnológica.

Por otro lado, la realidad virtual también es utilizada como anestesia durante procedimientos médicos como endoscopías gastrointestinales, colposcopías, bloqueo peridural, terapias posquirúrgicas o  cesáreas, reflejando un 20% en la reducción de uso de anestesia en cirugías ambulatorias, afirma el doctor y especialista José Luis Mosso Vázquez.

Un estudio internacional realizado por Global Industry Analysts, Inc. estima que para el 2020,  el mercado de realidad virtual en tratamientos médicos llegará  a $3.8 billones de dólares de acuerdo al desarrollo exponencial de tecnologías de la información y la demanda de rehabilitación y tratamiento aplicable.

Estos beneficios económicos y médicos despiertan interés en usar estos métodos y tecnología en aplicaciones de telemedicina en clínicas especializadas, así como ofrecerlos en un futuro directamente a consumidores mediante aplicaciones móviles en pro de beneficios en la salud mental y mejoras en su calidad de vida, razón por la cual en México ya existe investigación y aplicación de sistemas de realidad virtual para mejorar la salud de la población.