Niños internados en Nueva York con un raro cuadro relacionado con COVID-19

- Por

Este miércoles, las autoridades sanitarias estadounidenses han emitido una serie de alertas y de recomendaciones a los profesionales de la salud. Esto se debe al reporte de 64 casos de niños internados en Nueva York con un extraño cuadro posiblemente relacionado con COVID-19.

Algunos cuadros clínicos similares se observaron en niños con COVID-19 en el Reino Unido.

Una peligrosa vasculitis

La enfermedad de Kawasaki (EK) corresponde a una vasculitis sistémica aguda, de curso autolimitado y de etiología desconocida. Afecta especialmente a arterias de calibre pequeño y mediano.

La EK constituye la vasculitis de mayor prevalencia pediátrica y es la causa más común de patología coronaria adquirida en niños. Pero su diagnóstico puede complicarse, debido a que presenta manifestaciones comunes a otras enfermedades.

Dentro de los hallazgos clínicos principales está la fiebre (100 % de los casos). Además, se presentan cambios en las extremidades, como edema doloroso en el dorso de las manos. Se evidencian erupciones cutáneas e inflamación de las glándulas, linfadenopatía y, en casos graves, inflamación de los vasos sanguíneos del corazón.

Etiopatogenia y epidemiología

Se cree que un agente infeccioso de tipo viral o bacteriano desencadenaría una respuesta autoinmune contra el epitelio vascular. Estos cuadros se darían en personas con predisposición genética, resultante de la interacción de varios genes.

Este síndrome puede aparecer varias semanas o meses después de experimentar algún tipo de infección viral o infecciones virales múltiples.

La incidencia de EK varía según la zona geográfica. Pero se observa una prevalencia mayor en Japón, con una incidencia anual de 90-250 casos por cada 100 000 niños menores de 5 años. Es seguido por otros países asiáticos: Corea, Taiwán y China.

¿Manifestación de COVID-19 infantil?

En estos últimos días, el doctor Demetre Daskalakis, comisionado adjunto de la New York City Health Department’s Division of Disease Control, en una carta pública a sus colegas, indicó: «También se está observando un síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico, recientemente informado por las autoridades en el Reino Unido, entre niños y adultos jóvenes en la ciudad de Nueva York y en otros lugares de los Estados Unidos».

Como explica Daskalakis, los síntomas varían según el sistema de órganos afectado, pero «incluyen características de la enfermedad de Kawasaki o de shock». 

La totalidad de los niños presentaron fiebre persistente; más de la mitad reportaron erupción cutánea, dolor abdominal, vómitos o diarrea. Además, menos de la mitad tuvo síntomas respiratorios. Pero el funcionario aclaró que «todavía no se conoce el espectro completo de la enfermedad».

Cuadro y virosis

Con respecto a los niños internados en Nueva York con un raro cuadro posiblemente relacionado con COVID-19, la pediatra Dyan Hes indicó la semana pasada que «no estaba sorprendida» por el informe del Reino Unido ante un posible vínculo entre SARS-CoV-2 y Kawasaki. Según Hes, los niños a veces desarrollan esta enfermedad, posterior a un resfrío común, que es causada por una especie de la familia de los coronavirus. Esto muestra que el coronavirus «puede volverse muy severo» en los niños, si bien es cierto que la mayoría desarrolla un cuadro clínico leve.

Los casos en Nueva York pertenecían a niños que fueron hospitalizados entre el 17 de abril y el 1 de mayo afectados por «enfermedades compatibles» con una forma de Kawasaki.

Según informó el departamento de salud, los pacientes que ingresaron en unidades de cuidados intensivos pediátricos necesitaron asistencia cardíaca, respiratoria o ambas. Más de la mitad de los niños necesitaron estabilizar su tensión arterial y cinco requirieron ventilación mecánica.

El día martes, se informó que, de los 15 niños internados, cuatro dieron positivo para el test de coronavirus. Las pruebas serológicas de seis de los pacientes con resultados negativos de PCR tenían anticuerpos en sangre contra el SARS-CoV-2, señal de infección previa.

Alertas y recomendaciones

Independientemente del resultado de una prueba de SARS-CoV-2, el departamento de salud recomienda a los médicos que, en caso de pacientes menores de 21 años que presenten sintomatología consistente con EK, informen inmediatamente de esos casos sospechosos. 

Los médicos recibieron instrucciones de remitir de inmediato a dichos pacientes a un «especialista en enfermedades infecciosas pediátricas, a reumatología o a cuidados críticos».

Daskalakis enfatizó que «el diagnóstico temprano y el tratamiento de pacientes que cumplen criterios completos o parciales de la enfermedad de Kawasaki es fundamental para prevenir el daño a los órganos y otras complicaciones a largo plazo».

Por su parte, el comisionado de Salud de la ciudad de Nueva York, doctor Oxiris Barbot, manifestó: «Estamos aprendiendo que, a pesar de que los niños se ven afectados levemente cuando se trata de COVID-19, puede haber situaciones en las que estén más gravemente enfermos. Gracias a Dios, en esta situación, no hemos tenido hijos que hayan muerto por esta enfermedad de Kawasaki o por alguna similar». 

Para leer el artículo original pulsar aquí.


Etiquetas: